DestacadasOpiniónPolítica

Hoyos: El gobernador Insfrán tiene mala memoria “hídrica” y es un poco ingrato

 1,898 total views,  12 views today

Las obras de infraestructura importantes y de cierta envergadura para el manejo de las aguas en Formosa fueron dos, la primera es el complejo de Laguna Yema proyectado en el 1974 y cuya ejecución se realizó en el gobierno de Emilio Rhiner en 1982 y seguido por Massa esto fue durante la dictadura militar. El segundo es el del Bañado la Estrella arrancó en el año 1989 bajo el Gobierno de Vicente Bienvenido Joga.

Debemos reconocer que en los sucesivos gobiernos posteriores de Gildo Insfrán se garantizó la continuidad y aún el mejoramiento del embalse del bañado la Estrella sobre la ruta 28. Pero en absoluto fueron iniciativas del supuesto y enigmátcio modelo Formoseño tan declamado por este gobierno y en realidad solo forman parte del relato formoseño.

El movimiento de suelo ha sido un descomunal negocio, del que se han enriquecido un puñado de empresas que han cartelizado este negocio

El acueducto fue originalmente propuesto por el radicalismo y ninguneado y bastardeado por el oficialismo, que después se robó la idea, pero aun así nunca logró incorporarlo al presupuesto Nacional de obras en los dos gobiernos de Cristina Fernández.

La primera vez que se pudo incluir el Acueducto en el presupuesto nacional fue en año 2016 durante el primer gobierno de Macri, y fue gracias al accionar y gestión de funcionarios nacionales de Formosa (entre los cuales como delegado del plan Belgrano me incluyo), y fundamentalmente al esfuerzo conjunto de legisladores nacionales del oficialismo y la oposición. Y recuerdo que pudo lograrse a pesar de que el gobierno provincial nunca elaboró un proyecto ni un presupuesto serio de dicha obra y que nunca se avanzó más allá de una idea con algunos bocetos improvisados y copiados del acueducto del Chaco.

El otro gran negocio es de quienes monopolizan su distribución y venta del agua en el interior, que inclusive lo utilizan política y electoralmente

Hemos hablado con los lugareños de las distintas regiones de la provincia, también con los técnicos que poseen el conocimiento científico y lamentablemente debemos volver a manifestar nuestra disidencia con lo que propone el gobierno pues la resolución definitiva del problema del agua en la provincia no tiene una sola vía de solución, sino que la vías de abordaje son múltiples y disímiles.

Mirá También:

Las Obras hídricas de Insfran, un relato sobre obras iniciadas desde el Bermejo por la dictadura en 1974 y desde el Pilcomayo y el Bañado por Joga en el 89

Hasta hoy y desde la década de los 70 se insiste con el único método de los canales a cielo abierto que en poco tiempo se colmatan y se tornan obsoletos y cuyos costos de mantenimeinto son altísimos y cuyo control es sumamente difícil de realizar, este criterio y metodología se ha mantenido durante décadas solo porque el movimiento de suelo ha sido un descomunal negocio, del que se han enriquecido un puñado de empresas que han cartelizado este negocio, a lo que se anexa el otro gran negocio del agua y pasa por quienes monopolizan su distribución y venta de este líquido y vital elemento en el interior, que inclusive se utiliza política y electoralmente.

En fin hemos viajado nuevamente para ver lo trabajos que se están realizando y tenemos serias dudas sobre su efectividad y sustentabildad, pero en definitiva nos alegra y reconforta que nuestro reclamos y presentaciones ante el defensor del pueblo, defensa al usuario y al consumidor y al SPAP, hayan sumado para para activar la solución de los habitantes del interior (aunque sea temporal) de un problema central como es el agua y que aún después de 30 años en el poder este gobierno jamás ha sido capaz de resolver.

Por eso señor Gobernador con toda humildad debo pedirle que no sea tan ingrato y haga memoria sobre lo sucedido, pues solo con humildad y partiendo de datos ciertos y objetivos podrá encontrar las soluciones para nuestro sufrido pueblo forrmoseño.

BLAS HOYOS

Comments

comments

Comenta aquí