DestacadasPolítica

La policía intentó obstruir la Libertad de Prensa, persiguió periodistas e intentó infraccionar al diputado Carabajal en Palo Santo

 5,223 total views,  12 views today

La policía de la provincia de Formosa, inscribió ayer otra página negra de autoritarismo, abuso de autoridad, y alineamiento político militante al partido de gobierno, cuando por los todos medios intento entorpecer autoritariamente en Palo santo la labor periodística de trabajadores de Prensa de Opinión Ciudadana, Prensa Libre y del comunicador de El Colorado el profesor Pablo López Pereira, que por peticionar ya sufrió el vergonzoso despojo de su banca y las consecuencias de ser detenidos sin causa juntos a otros comerciantes por peticionar ante los despóticos avasallamientos de Edgar Pérez en El Colorado.

Después de perseguir y forzar a estacionar a los periodistas, la policía se le avanzó al legislador provincial, le pidió que se baje del vehículo y le exhiba la “Hoja de Ruta” autorizada por la mesa provincial del COVID19, que preside el ministro de Gobierno Jorge González.

La frutilla del postre luego de ser perseguidos 6 cuadras por un patrullero que con todas las balizas policiales encendidas intentaban hacerlos estacionar forzosamente, la dio el presidente del Bloque de diputados provinciales de Juntos por el Cambio Ricardo Carbajal, que llegó a lugar en auxilio de los periodistas perseguidos que iban a hacerle un reportaje a él y a madederos, ladrilleros y carboneros, porque al estacionar cerca de lugar donde habían estacionado los trabajadores de prensa, la policía se le avanzó al legislador provincial le pidió que se baje del vehículo y le exhiba la hoja de ruta autorizada por la mesa provincial del COVID19.

Entorpecimiento de la labor periodística y atropello a los fueros de legislador provincial

Desde que los periodistas llegaron a Palo Santo, donde ya estaban recorriendo y visitando las carpinterías, ladrillerias y carbonerias, el presidente del bloque de diputados provinciales Dante Carabajal, el ex Delegado del Plan Belgrano Blas Hoyos y el ex concejal de Pirané Mario Vásquez, la vigilancia y algunas señales de amedrentamiento policial fue la constante y lo más lamentable.

El primer lugar que visitaron y donde hicieron pie fue una radio amiga, que va sumarse próximamente a la cadena Ondas de Libertad, ante de la llegada ya había estado la policía y mientras preparaban una nota, el director de la emisora local recibió una llamada desde la Comisaria donde amigablemente le avisaron que iban a venir a labrar actas porque había gente extraña sin barbijos y sin respetar las medidas de seguridad.

Cuando fueron a entrevistarse con el primer madedero, que iba a acompañarlos a recorrer las carpinterías y actividades productivas que se motorizan a través de ellas, la policía ya estuvo antes averiguando que actividades iban a desarrollar en la localidad y con qué objetivos.

LAMENTABLE y repudiable, por donde se lo mire.

La recorrida y las notas siempre fue antecedida, seguida y vigilada por la presencia policial, que los lugareños atribuyen a la tremenda influencia que los intendentes y punteros políticos del PJ tienen sobre las policías locales.

En medio de la recorrida y ya con todo el mundo alertado y los entrevistados con miedo, la camioneta en que se trasladaban los trabajadores de prensa es seguida por una camioneta policial, que con las balizas encendidas intentaban hacerlos detener y forzarlos a que estacionaran en la banquina.

La comitiva del diputado Carabajal que estabas alertados de lo que pasaba, llegaron al lugar, entonces la camioneta paro y la sorpresa fue que el agente policial, con Acta de Insfración en mano se dirigió directamente al auto del legislador opositor, lo hizo descender del Auto y le pidió como su fuera un transportista la Hoja de Ruta librada por la Mesa del COVID19.

Los periodistas bajaron con chalecos identificatorios, cámaras y grabadoras en mano, el legislador le informó de la labor parlamentaria lo flases de fotos y filmación dieron el marco y el policía se retiró sin hacer nada, pero el amedrentamiento y el miedo ya estaba instalado. LAMENTABLE y repudiable, por donde se lo mire.

Comments

comments

Comenta aquí