OpiniónPolítica

Hoyos: La habilitación de Dioxitek es un atentado de Lesa Humanidad contra generaciones de formoseños

 1,208 total views,  4 views today

Los formoseños debemos tener memoria para que quede en los anales de la Historia el día en que 20 diputados provinciales que dicen representar los intereses del pueblo votaron por la Habilitación de Dioxitek  que convertirá nuestra provincia en el basurero nuclear del país.

A partir de la habilitación de Dioxitek comienza la producción a escala de dióxido de Uranio para abastecer las centrales nucleares de Atucha 1 y 2 y Embalse Río Tercero , pero también para las centrales chinas que piensan construir en Argentina, o lo que es peor, era el elemento que les faltaba a la CNEA para ofrecer a la venta los módulos de generación de energía Nuclear Carem (central argentina de elementos modulares).

Nadie aceptó ser la letrina nuclear de la Argentina

Es decir al  ofrecer la venta llave en mano de estas centrales debe garantizarse al comprador el suministro necesario del combustible que consumirá el CAREM, de ahí la importancia estratégica de buscar un lugar donde poner la planta de Uranio que por sus graves efectos contaminantes no solo fueron expulsados de Córdoba a pesar de que gran parte de su energía es suministrada por la central Embalse.

El modelo formoseño decidió unilateral e inconsultamente reemplazar el imperio del verde por el imperio del átomo

Y a pesar de los intentos de instalar en varia localidades de esta provincia, se les impidió también instalarse en Mendoza, a pesar de que esta provincia es socia accionista propietaria de Dioxitek, fueron expulsados de la Rioja etc., nadie aceptó ser la letrina nuclear de la Argentina, nadie quiso condenar a sus pueblos y al resto de sus generaciones a la contaminación ambiental , áerea, del subsuelo de las aguas superficiales y subterráneas que genera esta actividad.

Hoy es un día muy triste porque los cultores del enigmático modelo formoseño han decidido unilateral e inconsultamente reemplazar el imperio del verde por el imperio del átomo. Y sus horribles consecuencias de muerte y destrucción.

Blas Hoyos.

Comments

comments

Comenta aquí