NacionalesPolítica

“El cepo al cepo”: Juntos por el Cambio calificó las restricciones económicas como “medidas sangrientas” y alertó sobre similitudes con Venezuela

 612 total views,  2 views today

El “cepo al cepo” dispuesto por el Gobierno para restringir la compra de dólares fue duramente criticado por dirigentes de Juntos por el Cambio, que consideraron que se trata de “una nueva devaluación que nos afecta a todos” y que lleva “a un default del sector privado”. Algunos, incluso, advirtieron sobre las similitudes con normas que aplicó Venezuela durante muchos años.

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, afirmó a Infobae que “vuelven los inventos de escritorio, los genios a los que los ciudadanos no cuentan, y se mandan medidas sangrientas como las de hoy”.

Sin embargo -advirtió- esta decisión “es de consecuencias imprevisibles, deja en default técnico forzado a las empresas solventes con deudas en el exterior y devalúa toda la economía”. La ex ministra de Seguridad agregó que “esto es lo contrario a la construcción de confianza”.

El presidente del Comité Nacional de la UCR, Alfredo Cornejo, opinó que “el nuevo cepo es la misma vieja receta que fracasó con Cristina Kirchner y Axel Kicillof, ahora aplicada por Alberto Fernández”.

“Esta política económica es inconsistente y tendrá los peores resultados para el país”, indicó a este medio el diputado radical y ex gobernador de Mendoza.

Para el presidente de la Coalición Cívica ARI, Maximiliano Ferraro, se trata de “un nuevo cepo al cepo” y “de solidario no tiene nada (porque es) una nueva devaluación que afecta a todos”.

“Hace unos días despejaron todos los vencimientos de deuda pública por tres años y de un plumazo mandan a default al sector privado -sostuvo el jefe del bloque de diputados de la CC ARI-. Ya habíamos advertido que el acuerdo por la deuda era necesario y solo el comienzo, pero no relevante o central en esta situación fiscal, monetaria e institucional”.

El diputado nacional por PRO Luciano Laspina, que preside la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, coincidió en calificar la medida del Gobierno como “cepo al cepo” y señaló que “el Banco Central mandó a reestructurar todas las deudas del sector privado que vencen de aquí a fin de año, como si el 1° de enero se arreglara algo”.

El vicepresidente del PRO, Federico AngeliniEl vicepresidente del PRO, Federico Angelini

En su cuenta de Twitter, el legislador de Juntos por el Cambio interpretó que “a pocos días de salir del default soberano, vamos a un default del sector privado” y destacó que “el mecanismo que está en la norma del Banco Central es el mismo que aplicó Venezuela por años: prohibir la venta de bonos en dólares contra pesos para que el gobierno sea el único oferente”. “Eligen a quién, cuánto y a qué precio vender dólar financiero y se financian con eso”, añadió.

El jefe del bloque de diputados nacionales de la UCR, Mario Negri, recordó en su cuenta de Twitter la declaración que había efectuado el domingo pasado el ministro de Economía Martín Guzmán (“Queremos ir en la senda hacia la normalización, no hacia cerrar aún más”), y sostuvo: “Dos días después, anuncian un endurecimiento del cepo. El plan parece ser la improvisación“.

El vicepresidente del PRO, Federico Angelini, consideró que “las últimas medidas del Gobierno, al igual que el resto de las señales que dio en estos 10 meses, son muy negativas para la economía y para las expectativas” e hizo hincapié en que “por eso las empresas se quieren ir: la lista ya es larga y lamentablemente va a seguir creciendo”.

Estos anuncios son peligrosos porque las empresas no tienen acceso al crédito postdefault -aseguró a Infobae-, por lo que será muy difícil que en este contexto realicen inversiones que generen puestos de trabajo. Por ejemplo: el campo vende a un dólar de 50 y compra insumos a 130. Si a esto le sumamos la excesiva carga tributaria, que ahora este gobierno quiere ampliar con el Presupuesto 2021 y el nuevo impuesto al patrimonio, lo que se genera es espantar capitales”.

Maricel Etchecoin y Elisa CarrióMaricel Etchecoin y Elisa Carrió

Advirtió que “lastimosamente, la política económica se venezualiza cada vez más” y recordó que “el Presidente asumió con un dólar cercano a 60 pesos y en menos de un año no solo disparó una devaluación que más que lo duplicó, sino que además le impone cada vez más restricciones a las personas y a las empresas para adquirir divisas”.

Para Angelini, “la economía argentina necesita señales de credibilidad y reglas de juego claras para atraer capitales, no medidas para ir emparchando sobre la marcha por la falta de un plan de gobierno claro”. Y agregó: “Recordemos que el propio Presidente había dicho días atrás que no estaba en su cabeza endurecer el cepo”.

En la visión de Maricel Etchecoin, diputada bonaerense y referente de la Coalición Cívica en la provincia de Buenos Aires, “con cada medida que toma, el Gobierno se mete en un laberinto del que cada vez será más difícil salir”. Dijo a Infobae que “este cepo tiene consecuencias negativas principalmente para la clase media, que no compra dólares por especulación, simplemente es la única forma de preservar sus ahorros que hoy tendrán un 35% más de impuestos y retenciones”.

La legisladora provincial estimó que “también tiene consecuencias en el largo plazo porque todas las empresas que importan van a estar mirando con un ojo al dólar oficial y con otro al dólar ahorro” y alertó que “indudablemente esto va a tener consecuencias en la inflación”.

El diputado radical Luis PetriEl diputado radical Luis Petri

Etchecoin sostuvo que “en seis meses de gobierno nos redujeron el salario a la mitad a todos los argentinos” y puso como ejemplo el caso de la policía: “Les subieron el sueldo real en un 19% y a los días saltan con esta medida. Todo el aumento que les dieron ya se lo devoraron con esta devaluación en menos de una semana”.

Concluyó que “al comienzo de esta nueva gestión nos decían que no creían que debían contar con un plan” y por eso “quizá es momento de que empiecen a creerlo”.

El diputado nacional por la UCR Luis Petri aseguró que “con la nueva disposición de la AFIP volvió el relato al palo: cuando el Gobierno dice adelanto de Impuesto a las Ganancias debería decir devaluación del 35% con dólar a 130 pesos” y afirmó que “el bonus track es que lo anuncia el día que Martín Guzmán te aseguraba un dólar de 102 pesos para el 2021”.

Además, detalló que “el propio ministro de Economía dijo el domingo que no habrían más restricciones a la compra de dólares, pero ayer el Banco Central dispuso que todos los pagos por consumos en moneda extranjera con tarjetas de crédito se tomarán a cuenta del cupo mensual de los 200 dólares”. “¡El valor de la palabra!”, ironizó.

El diputado Luciano Laspina El diputado Luciano Laspina

“Estas y otras decisiones son las que generan una enorme desconfianza y llevan a las empresas a dejar el país las que pueden o cerrar sus persianas las que no. Miles de puestos de trabajo dependen de ellas y pareciera que el Gobierno no lo entiende aún”, manifestó el legislador mendocino.

En ese mismo sentido, expresó que “aumentan día a día los argentinos que, ante la falta de oportunidades, el desconcierto y la vuelta a lo peor de nuestro pasado, piensan emigrar de nuestro país en búsqueda de algún destino que les garantice un mínimo de previsibilidad y progreso”.

Según Petri, “ahora van por la creación de un impuesto inconstitucional, confiscatorio, que afecta la propiedad privada, es una doble imposición, viola el principio de legalidad, es discriminatorio y sigue concentrando recursos en el Estado “bobo” Nacional que gasta mucho y no administra nada”.

En conclusión, resaltó que “el Gobierno quiere hacer creer que con estas medidas hace progresismo, pero en realidad hace pobrismo. No sacan a millones de personas de la pobreza, nivelan para abajo porque llevan a otros tantos a ella. Eso sí, con la asistencia y subsidio del Estado. Así fue en Venezuela”.

Comments

comments

Comenta aquí