32°C Formosa
Sábado 3 de Diciembre, 2022
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.prensalibreformosa.com/a/30828
CONTRABANDO

Contrabandeaban combustible al Paraguay con un manguera que cruzaba el Pilcomayo

Lo usaban para contrabando de nafta a través del Pilcomayo, hacia Paraguay. Hay tres detenidos.

Con una serie de allanamientos en Formosa, Gendarmería desbarató a una banda que se dedicaba al contrabando de combustible. En los procedimientos, encontraron acoplados con tanque cisterna, bidones, puentes de madera, motores y un mecanismo insólito: una manguera de 50 metros que cruzaba el río Pilcomayo para exportar de forma ilegal la nafta a Paraguay. Hay tres detenidos.

La investigación se llevó a cabo en Clorinda y localidades cercanas de la provincia del noreste argentino. Las sospechas comenzaron cuando autos y motos cargaban grandes cantidades de combustible en estaciones de servicio de esa zona formoseña. Incluso llenaban tanques de mil litros y pequeñas cisternas.

Los vehículos se perdían luego dentro de Porteño Sur, un barrio custodiado por un muro perimetral que bloquea la vista desde el exterior.

Con el uso de drones, los investigadores descubrieron que un puente de madera conectaba la margen argentina del Pilcomayo con la orilla opuesta, en Paraguay.

La investigación se llevó a cabo en Clorinda y localidades cercanas de la provincia del noreste argentino. Las sospechas comenzaron cuando autos y motos cargaban grandes cantidades de combustible en estaciones de servicio de esa zona formoseña. Incluso llenaban tanques de mil litros y pequeñas cisternas.

Los vehículos se perdían luego dentro de Porteño Sur, un barrio custodiado por un muro perimetral que bloquea la vista desde el exterior.

Con el uso de drones, los investigadores descubrieron que un puente de madera conectaba la margen argentina del Pilcomayo con la orilla opuesta, en Paraguay.

Secuestraron cuatro acoplados tanques cisternas de metal con capacidad de 1.500 litros, cuatro tanques de plástico de 1.000 litros, seis tambores plásticos de 200 litros, 20 bidones con capacidad de 30 litros cada uno y 390 litros de combustible distribuidos en trece bidones.

También hallaron un cable de acero que la banda tendía entre los dos países.

Cobre y neumáticos: el NEA, punto crítico del contrabando
En junio pasado, la fuerte escasez de gasoil que atravesó el país reveló la grave situación que se vive en la frontera con la exportación ilegal de combustible.

Según le indicaron desde el sector privado a Clarín en aquella ocasión, se calcula que entre el 3% y el 5% de la producción de combustible de la Argentina se escapa a países limítrofes.

Apenas dos meses antes, un operativo del Escuadrón 12 de Gendarmería había incautado 145 litros de combustible y 34 garrafas de gas en Bernardo de Irigoyen, Misiones, uno de los puntos del operativo cerrojo que llevó a cabo en conjunto con la Policía Militar, Policía Federal y Receita de Brasil.

Pero el combustible no es el único producto que sale de manera ilegal por las zonas fronterizas. Es que Brasil comenzó a investigar en octubre pasado el contrabando de soja argentina a través de barcazas por el río Uruguay.

La Receita Federal, un organismo similar a la AFIP, encontró que solo en la pequeña localidad de Tiradentes del Sur -ubicada en el Estado de Río Grande do Sul, frente a la localidad misionera de El Soberbio- los datos de producción de la oleaginosa mostraron un salto de 7.000 a 42.000 toneladas en la última campaña.

La sospecha de los investigadores es que ese excedente anormal en realidad no es de producción brasileña, sino argentina; y que ingresó ilegalmente a través del río Uruguay, antes de blanquearse con notas fiscales de productores locales.

En febrero, en tanto, los gendarmes retuvieron en el país 140 toneladas de cobre, una carga valuada en más de 100 millones de pesos. 

El cargamento lo transportaban dos camiones que fueron interceptados en la localidad de General Lucio Mansilla, en Formosa. La sospecha es que el cobre provenía de actividades delictivas y que su destino era Paraguay, adonde llegaría a través de un paso clandestino.

Entre los elementos que ingresan ilegalmente a la Argentina, los neumáticos cobraron relevancia en los últimos meses. En plena escasez de ese producto en el país, en medio de los conflictos gremiales, en octubre pasado, Gendarmería secuestró 424 cubiertas transportadas en distintos vehículos en Misiones, con un valor de mercado de 55 millones de pesos.