NacionalesPolítica

6 referentes del Frente de Todos lideran el Top Tem de imagen negativa en la Argentina

En su última encuesta nacional, la Universidad de San Andrés (Udesa) evaluó la imagen de 37 políticos argentinos. Y uno solo logró lo que hoy ya suena a proeza estadística para la dirigencia local: tuvo más opiniones a favor que en contra. Fue alguien que casi que no es político: el neurocientífico radical Facundo Manes, quien recién hace poco más de un mes y con 52 años cumplidos debutó como candidato. El resto reprobó. Pero a todos nos les fue igual (de mal). Hubo 10 que, ordenados por el rechazo de la encuestados, quedaron en el fondo de la tabla. Con Máximo Kirchner y Patricia Bullrich en los extremos. Grieta a full.

El relevamiento de Udesa se hizo entre el 18 y el 25 de octubre, con 1.007 casos en todo el país y un margen de error de +/- 3,15%. Incluyó dos tablas de imágenes: una con 21 dirigentes con proyección nacional y otra con 16 ministros, en su mayoría de Casa Rosada, con el agregado del bonaerense Sergio Berni.

El que consiguió mayor valoración a favor, como en la mayoría de los sondeos a nivel país, fue Horacio Rodríguez Larreta. Pero en este caso, el jefe de Gobierno porteño también terminó con balance en contra (- 5): sumó 42% de positiva y 47% de negativa. Manes, en cambio, combinó + 31% y – 30% y quedó con diferencial + 1.

El ranking rojo

Cuando se miran las dos tablas de imágenes del informe, a golpe de vista se percibe el fenómeno: la apatía y las críticas que la sociedad viene haciendo sobre su clase política, se reflejan en barras de color rojo tenue y rojo oscuro. La primera corresponde a la ponderación «mala» y la segunda, a la «muy mala». La suma de ambas compone la imagen negativa total.

En la mayoría de los casos, el rechazo es rojo oscuro. El peor de todos, Máximo Kirchner, por ejemplo, tiene 64% de imagen «muy mala» y 12% de «mala» (76% de negativa total). Su mamá Cristina está apenas mejor en el total, pero con una mezcla también compleja para una líder: 66% de «muy mala» y 9% de «mala» (75% negativa total).

imagen-negativa

Debajo vienen otros cuatro dirigentes del oficialismo, lo que desnuda el momento complicado para el peronismo K pensando en el 2023. Sus principales figuras generan un rechazo que casi los saca de la grilla de presidenciales o cuanto menos les plantea un futuro cuesta arriba. Son:

– Sergio Massa: 26% «mala» y 49% «muy mala», 75% de negativa total.

– Aníbal Fernández: 12% «mala» y 61% «muy mala», 73% de negativa total.

– Alberto Fernández: 20% «mala» y 52% «muy mala», 72% de negativa total.

 Axel Kicillof: 15% «mala» y 55% «muy mala», 70% de negativa total.

A la oposición le va un poco mejor. Pero tampoco para descorchar. El ex presidente Mauricio Macri está en línea con los kirchnneristas más cuestionados y combina 26% de «mala» / 42% de «muy mala» / 68% de negativa total.

Patricia Bullrich y Elisa Carrió, en un encuentro durante la pandemia. Ambas generan fuerte rechazo en las encuestas.

Patricia Bullrich y Elisa Carrió, en un encuentro durante la pandemia. Ambas generan fuerte rechazo en las encuestas.

También terminan con un fuerte rechazo dos mujeres de Juntos por el Cambio, de alto perfil en el marco de la grieta: la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió (23% de «mala» / 37% de «muy mala» / 60% de negativa total) y la titular del PRO, Patricia Bullrich (19% de «mala» / 37% de «muy mala» / 56% de negativa total).

En el medio queda mezclado Nicolás del Caño: el referente y candidato bonaerense del Frente de Izquierda aparece con 28% de «mala» / 35% de «muy mala» / 63% de negativa total.

Comenta aquí