DestacadasPolítica

A un año de la brutal represión de la policía de Gildo Insfran, los formoseños marcharon bajo la consigna «Ni Olvido ni perdón»

Medio millar de personas que fueron protagonistas y victimas de la brutal represión de la policía del gobierno de Gildo Insfrán, el 5 de marzo del año pasado, a pesar del intenso calor poco más de la la mañana, exactamente a un año de aquella gesta histórica recordada como «Viernes Negro» o «Formosazo«, marcharon desde la peatonal hasta la esquina de la 25 de Mayo y Belgrano donde estuvo enclavado el tristemente celebre vallado represivo que separaba los reclamos populares de los funcionarios autodenominados «científicos» de Gildo Insfran

Los ciudadanos volvieron a marchar encabezados por los principales dirigentes sociales y de la oposición, y por del senador nacional Luis Naidenoff, el ex Juez Federal Fernando Carbajal y de la diputada provincial Gabriela Neme, entre otros legisladores y referentes opositores.

Naidenoff aseguró que la marcha del 5M marcó un punto de inflexión

Al respecto el senador y presidente del bloque de la UCR de Formosa, Luis Naidenoff como «saldo positivo que la sociedad se haya movilizado y que por la valentía de muchos y muchas recuperamos la normalidad«.

Asimismo, reflexionó en que el «saldo positivo» de aquella violenta jornada institucional fue que marcó «un punto de inflexión para la historia política de la Provincia, que logró la recuperación de la libertad en el sentido integral«.

A la vez, contestó a quienes le restan importancia a la jornada alegando que un acto opositor: «Pido respeto para honrar a quienes marcharon, sobre todo a los jóvenes que fueron al frente. Ese 5 de marzo hubo familias que la pasaron muy mal, tenían a sus hijos en paraderos desconocidos«, subrayó Naidenoff a La Mañana .

 

Neme: Es un día que no podremos olvidar, «La represión de Insfran no acalló a un pueblo de pie»

«Muchos de los que hoy cuestionan pueden transitar la Argentina gracias a los que se movilizaron ese día. Por respeto deberían aplaudir desde sus casas porque hoy los atropellos son parte del pasado«, agregó.

Por su parte, la diputada provincial Gabriela Neme indicó: «Es un día que conmueve muchísimo, que nos remueve cosas, vemos en el proyector la resistencia de ese día y nos emociona».

«Es un día que no nos podemos olvidar. Por un lado, tenemos el viernes negro con esa brutal represión nunca vivida por el pueblo formoseño, pero por otro, un pueblo de pie, que resistió, que no abandonó la calle. A la noche los gastronómicos abrieron sus puertas y todo el pueblo salió a apoyarlos», aseguró.

En este sentido, Neme advirtió que «hoy hay un pueblo que no calla más, que aprendió que hacerse escuchar, un pueblo que está decidido a decir basta«.

Comenta aquí