DestacadasPolítica

Afiliada del IASEP denunció la pésima prestación, y aseguró que el esquema de esclavitud es peor que en Venezuela

La ciudadana Silvina Barcen en comunicación con radio Parque se refirió a los inconvenientes que se suscitan a la hora de realizar trámites en la prestadora de los estatales.

«Los trámites cuestan más que un parto, las mujeres que pasamos por esta situación sabemos de lo que hablamos, se puede observar desde la burocracia hasta la incompetencia de quienes te atienden en el IASEP”, acusó.

“Los empleados del IASEP también Víctimas de este sistema, trabajan de forma improvisada sin información, ya que quiénes cortan el bacalao son los jefes de los jefes de los jefes, y sabemos que esto es así hace más de 30 años en la provincia, tengo 45 años y lo padezco desde que soy empleada de la provincia”, contó.

“Soy docente de nivel medio y es un padecimiento que no es de ahora, no puede ser que sigamos haciendo cola tanto adentro como afuera, colas de más de 3 horas, me imagino cómo será la situación de las personas que vienen del interior profundo”, dijo.

“Una señora que venía de Güemes y no tenía ni dónde parar, y esto sin contar que no te falte nada porque buscan para que te falte un papel para que te pegues la vuelta y te vayas, no puede ser que para entregar un estudio se tenga que perder mediodía, sobre todo con cuestiones de patología, porque hasta el año pasado se podía presentar a cualquier patólogo pero ahora no se lo puede hacer» advirtió.

La afiliada a la obra social del estado explicó que las cuestiones de patologías se deben presentar personalmente en la prestadora por disposición de esta, como sucede con el estudio psicofísico para los docentes, hay controles como en su caso que se deben hacer anuales por padecer algún tipo de enfermedad y escucho a otros afiliados de que hay estudios que no se lo entrega antes del mes de diciembre, pero en el caso de cuestiones urgentes obligan al afiliado a recurrir a los privados, se quejó.

«Un estudio patológico significa de 2.800 a 3.500 pesos en adelante, siempre y cuando sea saludable, siendo que todo el año nos están descontando quieras o no, entonces dónde están los aportes y los derechos del afiliado, no te dan la opción de elegir, no te dan la opción de nada esto es una esclavitud, esto es peor que Venezuela y que Cuba, comparó.

Cuánto más este gobierno va a seguir acogotando a la gente

“Y encima  vemos en los medios de comunicación imágenes de funcionarios veraneando por el Caribe, pasando la bomba y la gente que los vota padeciendo estos males desde hace años,  hasta cuándo tendremos que soportar esto, cuando las autoridades se van a poner trabajar realmente para la gente,  cuándo van a estar al servicio de la gente”, se preguntó.

“Pasamos por una pandemia y se murieron muchas personas, y con estas cosas no hay que tener miedo porque cuando uno habla con la verdad y dice lo que realmente pasa no hay que tener miedo, porque con el cállate y no digas nada pasaron generaciones y generaciones» remarcó.

Además indicó que  hay generaciones que no han conocido otro gobierno que no sea el de Gildo Insfrán, en su caso deberá entonces criar con esa mentalidad a sus dos hijas, de que se deben  callar la boca y no decir nada,  y la única opción es estudiar e irse, ni siquiera dentro del país porque los jóvenes están pensando en Europa o cualquier otro destino, dónde hacen más posibilidades con todo lo que nuestros abuelos han hecho por este país, para que ellos lo vengan a destrozar y lo dejen únicamente para su utilidad, pero esto no puede ser están equivocados, reprochó.

Para finalizar agradeció al medio por visibilizar los problemas y los padecimientos diarios e insta a las mujeres a no callar más, porque hay que hacerse escuchar, hay que salir a las calles aunque sea con los hijos porque ese día estaban con pequeños en la cola, a ellos no los dejan pasar y con toda la inseguridad hay que dejarlos solos y enseñarles que griten si algún desconocido los quiere agarrar, son todas las situaciones por las que atraviesan las mujeres afiliadas al IASEP.

Comenta aquí