DestacadasOpiniónPolítica

Alberto Fernández, ¿es o se hace? Ni Moyano es “inmenso”, ni Insfran un «buen ejemplo”

En Formosa derrapó el Alfonsinismo de Alberto Fernández, Se habrá olvidado que, para el ex Presidente Raúl Alfonsín, la gestión de Gildo Insfran era «una democracia a lo Srtoessner»?

El presidente Alberto Fernández en su visita en plena pandemia a Formosa, donde como si viniera de paseo y aunque no trajo a Dylan, llegó acompañado de la primera dama y de toda su inmensa comitiva no solo de funcionarios, custodios, agentes especiales de seguridad y periodistas, que no cumplieron ni con las más mínimas medidas de seguridad y aislamientos que hacen imponen a los demás, no perdió ninguna oportunidad para intentar magnificar y endiosar la figura del eterno gobernador Gildo Insfran, como hace poco lo hiciera con el polémico y procesado dirigente sindical  Hugo Moyano.

En Formosa pretendió endiosar la figura de Insfrán que lleva más de 30 años en el poder y va a cumplir las Boda de Plata como Gobernador, al reinaugurar un Hospital terminado durante la gestión de Maurico Macri, y al procesado por causas de corrupción, defraudación y enriquecimiento Hugo Moyano lo ponderó como “inmenso, ejemplar y dirigente a imitar” al inaugurar por décima vez las nuevas obras del Sanatorio Antártida.

Según tanto predican ellos mismos, las cuatro medidas más eficientes para evitar el contagio del COVID-19 son el distanciamiento social, el aislamiento, el uso obligatorio de Barbijos y la Cuarentena para los que ingresen de otras provincias (de las visitas y de las personas que tuvieron contactos con ellos), sin embargo incumplieron con todos juntos haciendo realidad aquel refrán popular “Haz lo que digo no lo que yo hago”. De la igualdad y “predicar con el ejemplo” ni hablar.

La dictadura Pandemica, el Estado de Sitio no declarado, formoseños varados fuera de la provincia, cuarentena carcelaria y Comerciantes presos por peticionar. Eso elogió Fernández

“0” Covid19: judicializados 24.730 formoseños, 1609 multados por falta de Barbijo, 4.901 vehículos secuestrados, 1132 comercios multados y 566 clausuras de locales comerciales

En Formosa en 70 días de rigurosa cuarentena, pese al privilegiado status sanitario de CERO Coronavirus, las autoridades provinciales se jactan, según los partes de prensa diarios del Comando de Emergencia de Atención Integral del COVID-19: de haber judicializado 24.730 formoseños por incumplir el aislamiento, de multar a 1609 ciudadanos por falta de barbijo, de secuestrar 4.901 vehículos por infrigir la restricción de circulación, de multar a 1132 comercios, y lo más complejo porque aquí se pone en juego la escasa economía privada en una provincia donde todos dependen del Estado, en plena Pandemia se clausuraron, sin trámites previos y  566 locales comerciales.

Las autoridades nacionales y provinciales incumplieron todas las medidas que impusieron y por las que fueron penalizados 33 mil formoseños

Pero lo peor no fue que el presidente en la Emergencia traiga innecesariamente de paseo a la primera dama, ni verlos al presidente Alberto Fernández junto al gobernador Gildo Insfrán, sacándose selfis con la muchedumbre sin barbijos, o ver  abrazados sin respetar el distanciamientos social y sin barbijos a los dos mandatarios.

Lo peor fue en intento de endiosamiento de la figura feudal de Gildo Insfran que desde hace más de décadas gobierna con puño de acero la provincia abusando despóticamente de la suma del poder público que tiene en sus manos al tener cooptados todos los poderes del Estado y sometidas a las fuerzas sociales, gremiales y asociaciones intermedias de la provincia.

Gildo Insfrán: 37 años en el ejercicio de la función pública, 33 años en el Poder Ejecutivo y 25 como Gobernador

Gildo Insfran que fue diputado provincial desde 1983, y luego de ser 8 años vicegobernador de la provincia, desde 1995 gobierna ininterrumpidamente la provincia, 37 años en el ejercicio de la función pública, porque en 1991 y en 1999 forzaron reformas constitucionales, que previo a Un Golpe De Estado encubierto donde previamente metieron preso al Presidente del Superior Tribunal de la Provincia por orden de un Juez de primera instancia, clausuraron la Legislatura provincial y banalizaron los poderes del Estado, para lograr una interpretación rebuscada, amañada del artículo 129 de la constitución provincial que hasta hoy le permitió gozar de la reelección indefinida y la perpetuidad en poder.

Para lograr la eternización en el poder, Gildo Insfrán construyó un aceitado mecanismo de clientelismo político y sometimiento social con la inescrupulosa utilización partidaria de los recursos, resortes y empleos del Estado.

MIRÁ TAMBIÉN:

DEJAVOU ANTIDEMOCRÁTICO: El retorno al 99 cuando una banda de delincuentes irrumpió en la Legislatura para garantizar la Reelección indefinida

Y, lo cimentó sobre un perverso sistema electoral que desvirtúa la voluntad popular y licúa el veredicto ciudadano en la Ley de Lemas para favorecer siempre al que ostenta el poder, al que aprieta con el empleo público, con el PAIPPA que elogió Fernández, con la habilitación para permitirle comerciar, con una legión de aborígenes encerrados e indocumentados en galpones antes de las elecciones y con miles de Paraguayos, que cada dos años, previo otorgamiento de Planes Sociales, beneficios del Estado, jubilaciones nacionales y pensiones provinciales, vienen religiosamente a votar por Gildo Insfran sus partidarios y eternización de los privilegios de los que gozan.

Ese es el Modelo Formoseño que elogió Alberto Fernández, y al que el Dr Raúl Ricardo Alfonsín, ya hace décadas sabia y visionariamente profetizaba “La Gildo Insfran es Una DEMOCRACIA A LO ESTROESSNER”.

Pero eso no es lo peor, y tampoco es lo peor que el Presidente Alberto Fernández vino a prometer que “Juntos con Gildo Insfran van levantar un provincia olvidada durante cuatro años”, se olvidó que el PJ gobierna ininterrumpidamente hace 37 años esta provincia, y que hace 33 años que Gildo Insfran está en el Poder Ejecutivo Provincial y 25 en la Gobernación, y es el único responsable de los dramáticos índices sociales de enfermedades endémicas y por ejemplo tener el 51% de la provincia sin acceso al agua potable y un 59% sigue sin tener cloacas.

Lo peor no es que el Presidente incauta o malintencionadamente elogie el relato falaz y desvergonzado de un modelo de provincia que no existe

Lo peor no es que el Presidente incauta,ingenua o malintencionadamente está elogiando el relato falaz y desvergonzado de un modelo de provincia donde el avasallamiento de la instituciones republicanas y democráticas, ni la abolición de la libertades públicas, ni el sistema electoral fraudulento, ni los paraguayos que vienen todos los meses a llevarse los recursos de los contribuyentes para cada dos año retribuir con su voto al régimen, ni los alarmantes índices sociales, no son las cosas peores que padecemos.

Lo peor que hace el presidente de la república es avalar y elogiar, un Modelo antidemocrático, clientelar, prebendarlo y de dominación social, que en estos 37 años en que gobierna Formosa, produjo la más fenomenal destrucción de su floreciente Industria y el brutal achicamiento de su aparato productivo.

Lo del PAIPPA es cuento, es una burda mentira más del relato provincial

MIRÁ TAMBIÉN:

Federación Agraria: “El PAIPPA terminó siendo un gigantesco fracaso en la provincia”

Formosa hace 40 y 50 años, era un polo de desarrollo, productivo y de incipiente radicación de industrias, estábamos entre las primeras provincias en producción ganadera, de algodón, granos, madera y ganadería.

Formosa era una tierra llena de oportunidades, el ramal C25 atravesaba su territorio de punta a punta portando la producción de una provincia pujante, hasta un puerto que funcionaba a pleno con exportación y un movimiento de más de casi 1000 Tns mensuales, entonces la banca provincial era de fomento, y la actividad privada pagaba mejor que el empleo público, y “el ser pobre era solo circunstancial y se podía superar trabajando”.

Potencia forestoindustrial, productora pujante de carbón que abastecía a altos Hornos Zapla, con dos fábricas que le agregaban valor al su producción maderera como Elten, y Exim.  Pozo de Tigre fue pionera en materia ganadera donde se organizaba anualmente la 2da Feria nacional del ternero, éramos la segunda productora de Algodón del país después del Chaco, teníamos más de 24 desmotadoras, una fábrica textil de Alpargatas , una fábrica de jugos y esencias de cítricos, la Citrex, con un frigorífico Formosa con tránsito federal de carnes. Supimos ser la principal productora de primicias frutihortícolas del país.

Después apareció el Modelo que elogió el Presidente y pasamos a ser de una «provincia Pujante» a una «provincia Mendicante»

Después apareció este modelo que desactivó todos los resortes productivos y convirtió al “empleo público en un subsidio al desempleo” y de los 7 mil iniciales arrancamos con 15 mil en 1985, y luego pasamos a 43 mil y a más del doble en la actualidad con monotributistas y precarizados.

Hoy el 75 % del empleo en la provincia es empleo público, 7 de cada 10 formoseños en edad económicamente activa dependen de la administración pública. Sin contar los miles de pensionados por discapacidad, beneficiarios de la asistencia social, becados, subsidiados, cooperativas y asistidos por los más diversos planes.

Lo peor fue que en los últimos 37 años la clase política gobernante prefirió consolidar un esquema clientelar y de dominación social que les garantice su permanencia en el poder y para eso era necesario desmantelar el anterior modelo productivo, que solo podía generar ciudadanos libres, independientes y pensantes  y debemos reconocer que tuvieron un éxito total.

De ser una provincia potencialmente productiva, que luego de 37 años de populismo, nos degradamos y pasamos a ser una provincia pensionada por invalidez y discapacidad, mantenida con recursos de nación, que solo produce y recauda el 7% de lo que gasta.

Una provincia centralista que redistribuye a todas sus comunas, solo el 10% de lo que recibe de Nación. Insfran se queda con el 90% de la Coparticipación Federal.

Hace 35 años, con menos recursos que ahora, menos tecnología, menos genética, menos  mecanización agrícola, menos rutas y caminos, menos conocimiento e informatización….

Así y todo supimos ser mucho más ricos y pujantes que está lamentable sombra infradesarrollada en la que nos han convertido hoy, y encima quieren hacernos creer que es lo mejor que nos pudo pasar y que nos envidian en todo el mundo.

Formosa no produce absolutamente nada, tristemente las oportunidades siguen pasándonos por los costados mientras los mandatarios siguen alegremente eternizados en el poder y en el manejo discrecional de los recursos públicos y enseñoreandose de la vida y las libertades de los Formoseños. Eso elogió Alberto Fernández.

El PAIPPA otra gran mentira de Gildo Insfran que deslumbró a Fernández, no es otra cosa que un vulgar programa asistencial, clientelar y electoral

Para colmó Alberto Fernández se compró el cuento del Programa de Asistencia Integral al Pequeño Productor Agropecuario PAIPPA, que no es otra cosa que un programa clientelar, otra gran mentira de Gildo Insfran que hizo desaparecer la cultura del trabajo y la revirtió por el asistencialismo dadivoso, lo que profundizó el desarraigo y el éxodo rural e hizo florecer taperas, porque en realidad funciona dos o tres meses antes de cada elección.

El PAIPPA fue otro gran fracaso de El Modelo Formoseño, porque la realidad es que el hombre de campo y los verdaderos pequeños productores están abandonado a su suerte.

Trajeron de turismo a la primera Dama, pero se olvidaron de Dylan

Para colmo como si todavía pudiera existir algún otro despropósito, y existe porque totalmente relajado como si viniera de vacaciones a la Tierra Prometida, el presidente, sus custodios, comitiva y periodistas, trajeron de paseo a la primera dama, y aunque se olvidaron de Dylan, se esforzaron en incumplir con todas las normas de seguridad, total venían a un lugar blindado sin circulación viral.

Tal vez no sabían que llegaban a una especie de Dictadura Pandémica, donde con «Cero» Coronavirus, aplicaban rigurosamente el 100% de cuarentena

El presidente, el Gobernador y todos sus funcionarios terminaron dando un pésimo ejemplo, frente a una sociedad que hizo esfuerzos inhumanos, cediendo derechos y libertades en favor del combate a la pandemia.

Libertades, garantías y derechos que costó décadas conseguir, y que por el temor inculcado y la responsabilidad ciudadana fueron resignados en el altar épico de la sobreactuación oficial de la Pandemia.

Buscan curar el dolor de cabeza por decapitación

Así, mientras a los formoseños a través de un Estado de Sitio encubierto, dictado por un “Triunvirato Pandémico”, nos sumergian a una especie de reclusión domiciliaria, en una ochentena cuasi militar, con salidas breves de acuerdo a la terminación de patentes, siempre y cuando respetemos el distanciamiento y el uso obligatorio del Barbijo.

En ese escenario, dirigidos por una especie de Triple A, más propenso a reprimir que a prevenir e intimar, y más entusiasmados en mandar a avasallar con ejecuciones sumarísimas, sin derecho a defensa y sin respetar el debido proceso, los derechos de los comerciantes que sucumben y son arbitrariamente detenidos en una cuarentena “TOTAL y ABSOLUTA”, como si absurdamente quisieran curar el dolor de cabeza por decapitación.

Allí, mientras a los formoseños nos hacían elegir entre la guillotina o la horca, aparecieron elegremente Gildo Insfran y Alberto Fernández, incumpliendo con todas las normas por las que ya habían ejecutado en la hoguera de la Santa inquisición a más de 33 mil formoseños

Allí, mientras a los formoseños nos hacian elegir entre la guillotina o la horca, aparecieron elegremente Gildo Insfran, Alberto Fernández con todos su funcionarios y asistentes, dando un dantesco accionar, incumpliendo irresponsablemente con todas la normas de resguardo y seguridad, que imponen marcialmente, y por la que ya amonestaron, detuvieron, clausuraron, secuestraron a más de 33 mil Formoseños.

Otra VERGÜENZA presidencial. Con seguridad «Moyano no es ejemplar ni inmenso», y absolutamente Gildo Insfran no es “Sana Gildo” y menos un ejemplo a imitar por lo menos en una democracia que pretenda la plena vigencia de las instituciones republicanas y de las libertades públicas, más bien representa exactamente todo lo contrario.

Carlos Julián González – Carlos Blas Hoyos

Diputados Convencionales Constituyentes M/C. Ex Concejales de la Ciudad de Formosa. Ex Director de Radio Nacional Formosa – Ex Delegado del Plan Belgrano Formosa

Comments

comments

Comenta aquí