Política

Alertan sobre los peligros de una playa de carga y descarga en pleno centro de la ciudad

El concejal Daniel Caballero, aseguró que la playa de transferencia de carga que funciona en el playón ferroviario es “una nueva muestra de la informalidad y de la improvisación con que se maneja la administración municipal”, y advirtió sobre los peligros que representa “convivir con equipos de más de 20 metros que pesan 30 toneladas y todos los días atraviesan la ciudad”.

Este tipo de lugares debe estar en los límites del ejido urbano, e incluso fuera de el para que el transporte de cargas generales no ingrese a la ciudad”, explicó el legislador radical.

Debido a la pandemia del coronavirus, desde el 24 de abril, al llegar al acceso a la ciudad, los camiones que transportan mercaderías son escoltados por la Policía a través de un corredor sanitario por la avenida Napoleón Uriburu hasta el playón ubicado detrás del Paseo Ferroviario. Antes los repartos eran hechos directamente a los distintos comercios de la capital.

“Un equipo con 30 toneladas y que supera los 20 metros representa un enorme peligro dentro de la ciudad; del mismo modo, tremendo peso puede romper el pavimento; sin embargo, nuestro horizonte debe ser la seguridad”, advirtió.

“Los camiones no sólo ingresan en los horarios normados, sino que lo hacen en cualquier momento; yo mismo pude constatarlo hace pocos días estando en el lugar, cuando siendo las 10 ingresaban dos equipos pesados a dejar su cargamento”, recriminó.

Para Caballero, “el lugar no es el apropiado, ya que, si bien está dentro del ejido, los camiones deben transponer toda la ciudad para llegar a la playa, que, por otra parte, no está preparada porque no tiene auto elevadores para carga o descarga de los productos que en la mayoría de los casos vienen sobre pallets”, reparó. “Es cierto que estos equipos incrementan los costos, pero la variación no supera al 1 por ciento”, dijo.
“Un camión traba todo el tránsito, en una ciudad inundada de motocicletas, y pequeños autos y con semáforos muy cerca unos de otros. Pero, y esto está determinado, la posibilidad de accidentes con vehículos tan pesados y largos es concreta”, alertó.

“Tenemos que cuidar el erario público; al Municipio le cuesta mucho reponer un pavimento roto; tenemos que apuntar a un transito más seguro y ordenado”, invitó.
“Creo que esta playa debería estar en Villa del Carmen, en un lugar abierto y de rápido acceso, y que su funcionamiento no represente un peligro para los vehículos ni para las personas; también debe contar con las dársenas adecuadas para mantener una sistematización que le otorgue rapidez a la carga y descarga”, consideró.

“La elección y puesta en funcionamiento de este playón es una nueva muestra de la informalidad y de la improvisación con que se maneja la administración municipal”, recriminó Caballero.

Comments

comments

Comenta aquí