DestacadasPolítica

Ante la denuncia del Gobierno provincial, y el exagerado despliegue policial para notificarlo, Pilo Cáceres cerró el Híper y fue caminando a la Comisaría Tercera

El gobierno de la provincia agudizó su persecución contra el empresario formoseño Ricardo Pilo Cáceres, impulsadas por iracundas arremetidas del Ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia Jorge Abel González, y de una verdadera campaña de desprestigio de la Defensoría del Consumidor Edgar Perez, quién juntos a las militantes de la agrupación 17 de Octubre, convirtieron a la página oficial del gobierno, en una usina militante propagandística del Gobierno.

A raíz de los hechos ya denunciados por el Ministro de Gobierno y desmentidas por el empresario, esta mañana en un imponente despliegue policial, agentes de la policía de la provincia fueron a notificarlo de la denuncia del Gobierno provincial por violencia de género.

     

Sorprende la determinación del gobierno y el imponente despliegue policial ante una denuncia de violencia de género, cuando hicieron exactamente lo contrario antes las más graves denuncias contra Atilio Basualdo, Rodrigo Fernández Patri, el concejal pedófilo de Lomitas Marcelo Marcos Lara, o los ex Intendentes PJ de Pirané Anibal Salinas y de Perín Diego Romero y a varios encumbrados funcionarios del Gobierno provincial y de los municipios del PJ

Ante el exagerado e innecesario despliegue policial, el empresario decidió cerrar el hiper, y mientras su abogado tramitaba la excarcelación, juntos a todos sus empleados; su mujer y sus hijos, se fueron caminando hasta la Comisaria tercera, donde durante más de tres horas se notificó.

Mirá También:

Edgar Perez y la 17 de Octubre: Detienen a comerciante por arrojar mercadería vencida a un basural. Si la tienen en el deposito lo clausuran, si la tiran los meten presos

El medio de la notificación, mientras la policía fuera de la comisaria dispersaba a los empleados que los acompañaron y aguardaban que salgan los Cáceres, el empresario de 72 años se descompenso y le subió la presión y llamaron a una ambulancia de Medicab para atenderlo.

A los empleados que lo acompañaron y no pudieron dispersar con la amenaza de meterlos presos, los metieron dentro de la comisaria para iniciarles las actuaciones para procesarlos «por violar ley de aislamiento durante al cuarentena».

 Me siento perseguido

Luego de ser notificado y conseguida la excarcelación, Pilo Cáceres salió de la Comisaría Tercera y habló con los medios. «Cuando le asaltaron a mi hija fue un patrullero. Ahora para notificarme vinieron muchos policías, patrulleros y carros de asalto. Pero no solo lo que ocurrió con mi familia. A muchas familias de Formosa le pasa lo mismo».

«Vamos a seguir trabajando, tenemos muchos empleados y tienen que cobrar sus sueldos». «Quedo a disposición del juez». Sobre futuras inversiones, dijo que «lo va a pensar; ahora estoy muy caliente«.

Se mostró preocupado por los empleados -que lo acompañaron hasta a Tercera- y están siendo procesados «por violar ley de aislamiento durante al cuarentena».

Empleados del Hiper terminaron detenidos por violar la cuarentena

Los empleados que ayer acompañaron al empresario Ricardo Cáceres hasta la Comisaría Tercera terminaron demorados e imputados en una causa judicial por violar la cuarentena obligatoria.

Fue al mediodía, cuando una veintena de personas se agolpó frente de la dependencia policial esperando la salida del dueño del Hipermercado, quien además de la causa por amenaza en contexto de violencia de género por la que concurrió a la Comisaría, fue imputado en otro sumario por instigación a cometer delitos.

Respecto a los empleados presentes en el lugar, la Policía informó que ante la clara transgresión al decreto de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, este hecho fue informado al juez de turno, quien ordenó la aprehensión de todos ellos, resultando ser 18 personas que fueron notificadas de su situación legal por infracción al artículo 205 del Código Penal Argentino.

Todos fueron examinados por el forense judicial y luego recuperaron su libertad, supeditados a la evolución de la causa judicial.

Comments

comments

Comenta aquí