Política

Aranda contestó a Samaniego: “En lugar de agraviar, debe explicar porque Insfran no cumple con la Constitución Provincial”

Creo sinceramente innecesario caer en agravios y descalificaciones personales cuando lo que se trata es un tema institucional y republicano tan trascendente que debería importar a todos y que amerita un análisis “jurídico – político” de lo que realmente manda la Constitución provincial, que en su mayor parte nunca es respetada ni tenida en cuenta por el vitalicio gobierno provincial, funcionarios y acólitos”, respondió al diputado PJ Agustín Samaniego el ex Convencional constituyente y ex diputado provincial por la Unión Cívica Radical Dr Roberto Benito “Beto” Aranda.

[pullquote]El artículo 135 de la Constitución provincial establece claramente: “En caso de muerte, renuncia, destitución o inhabilidad permanente o declarada del Vicegobernador, las funciones del Poder Ejecutivo serán desempeñadas por el Presidente de la Legislatura hasta tanto se proceda a nueva elección para completar el período legal, no pudiendo esta elección recaer en dicho funcionario. No se procederá a nueva elección cuando el tiempo que falte para completar el período gubernativo no exceda de un año. En caso de suspensión, imposibilidad física o ausencia del Vicegobernador, éste será igualmente sustituido por el Presidente de la Legislatura mientras dure el impedimento”.[/pullquote]

“Pero el autoritarismo, la intolerancia y la impaciencia institucionalizada puede más y se opta por agraviar, descalificar y ofender a quienes no opinan como ellos, cosa que no me extraña en absoluto y lo he dicho infinidades de veces ya que todo ello es producto –precisamente- del enquistamiento a perpetuidad en el poder, y del otorgamiento claudicante de la suma del poder público, que los lleva a terminar confundiendo lo público con lo privado, la plata ajena con la propia, donde una sola persona se considera el dueño de todo hasta del destino de sus súbditos”, contraatacó.

“Y, aclaro, no sueño con el cumplimiento del Art. 135 de la Constitución porque ya está decidido y acordado que no se cumplirá, la omnipotencia personal del mandamás ya decidió por todos. Nuevamente sus intereses personales, su comodidad y sus mezquindades internas se anteponen a los claros mandatos institucionales”, remarcó.

“Lo que es indiscutible es la claridad del artículo 135, y que pertenezco a una centenaria convicción democrática que  hizo historia defendiendo la república, los valores constitucionales, el respeto a la Ley, a la libertad y la previsibildad en un marco de calidad institucionalidad, a la que no voy a renunciar por que le moleste al señor Feudal y sus amanuenses”, insistió Aranda.

“En democracia nadie está, ni debe sentirse por encima de la  Ley. Fue Don Leandro N. Alem él que inmortalizó aquella frase que postulaba: “En política no se hace lo que se quiere… en política no se hace lo que se puede… en política se hace lo que se DEBE”, sentenció.

“Así las cosas no me importa, no me afecta ni me amedrenta los agravios personales de ningún chismoso del régimen imperante en nuestra provincia. Las cosas hay que tomarlas como de quien provienen, y desde ese punto de vista no sorprende la burrada, ni la miopía jurídica ni los agravios descalificantes de los alcahuetes obsecuentes feudales”, replicó Aranda.

Comenta aquí