PolicialesPolítica

Asisten y liberan a 40 burros que eran arreados hacia el Río Pilcomayo

Una comisión policial que realizaba recorridas preventivas sobre el camino vecinal 9001, altura paraje El Tabique, liberaron a 40 burros con bajo peso, fatigados, la mayoría con heridas y acollarados de a dos arreados hacia el río Pilcomayo, presumiblemente con intenciones de pasarlos hacia el Paraguay.

En el marco de las acciones preventivas que lleva adelante la Policía de Formosa en todo el territorio, con la finalidad de evitar delitos de abigeato, contrabando, narcotráfico, entre otros ilícitos contemplados en el Código Penal Argentino, fortalece la presencia de los efectivos en caminos vecinales y vastos sectores de zona rural.

En este sentido, el miércoles último a las 10:15 horas, una comisión policial perteneciente al Destacamento Sargento 1° Galli Quirino de la localidad de Lote 8, quienes intensificaron las recorridas en su jurisdicción, comunidades aledañas, camino vecinal 9001 y 9002.

Mientras se encontraban en el camino vecinal 9001 a la altura del paraje El Tabique, observaron el desplazamiento de una tropilla de burros que eran arreados por dos sujetos montados a caballo, quienes, al advertir la presencia de los uniformados se dieron a la fuga.

Al verificar los animales, eran 40 burros que estaban acollarados de a dos, con trozos de cuero, soga de nilón con aros y destorcedores, imposibilitando su normal desplazamiento, provocándole heridas sangrantes.

Por el estado en que se encontraban, llevaban varios atados. Además, tenían bajo peso, estaban fatigados con sed, hambre, la mayoría con heridas. Todos eran arreados hacia el río Pilcomayo, presumiblemente con intenciones de pasarlos hacia el Paraguay.

Los auxiliares de la justicia le retiraron los elementos con los que fueron atados, y los trasladaron hacia un corral perteneciente a un vecino de la zona, donde fueron colocados preventivamente para asistirlos, colocándole antibióticos y curándole las heridas de los asnos que no tenían marca alguna.

De las averiguaciones en el sector, no se pudo establecer un posible propietario. El procedimiento se informó al Juez de Instrucción y Correccional de la Tercera Circunscripción Judicial de la Provincia con asiento en Las Lomitas, quien refirió que se realice un Expediente Judicial con intervención de la justicia y se los libere.

Se realizaron las diligencias procesales correspondientes para dejar constancia de lo sucedido y el estado de los animales, secuestrándose 20 juegos de collares utilizados para atarlos, documentándose con fotografías.

Los animales finalmente fueron liberados, remitiéndose las actuaciones al magistrado. El accionar de los efectivos fue destacado por los lugareños.

Comments

comments

Comenta aquí