Locales

Autoritarismo e ilegalidad en la destitución del Director del ISFDT de Villa Dos Trece

 1,331 total views,  6 views today

A pesar de haber transcurrido 35 años de vida democrática pareciera que en la Educación Provincial abundan prácticas de corte específicamente fascistas, que van de contrapelo a todas las normas instituidas, a los consensos que las comunidades educativas claman públicamente y a los buenos procedimientos que se supone deben regir las decisiones políticas en democracia y en un estado de derecho, las que por su impacto social y significación educativa, deben reunir cuidados de respetos y buenos diálogos en los procedimientos.

Un claro ejemplo de ello, es la destitución injusta y desprolija del Director del Instituto de Formación Docente “Nación Latinoamericana”, de Villa Dos Trece, Formosa. Basta tener en cuenta que, arbitrariamente y con procedimientos reñidos con las mínimas normas del buen proceder y del respeto a la Institución de Nivel Superior; a su comunidad educativa y al pueblo todo representado por las organizaciones sociales y representativas. Cabe resaltar el rol de los estudiantes del Instituto, quienes se están formando allí para ser docentes (con todo lo que ello implica y significa), y que a pesar de estar nucleados en órganos reconocidos, son absolutamente ignorados y avasallados, y compelidos por la fuerza pública, a respetar a la ‘razón de la fuerza’, y a la humillación antidemocrática de ‘o se van a sus casas, o van presos’.

No puede haber mejoras en la calidad de la educación formoseña, con docentes sometidos al comisariato político, a la sumisión y obediencia a punteros partidarios y a delegados zonales avasalladores; a la ignorancia supina de normas, leyes, estatuto y carrera docente; a la falta de respeto a la profesión y a la comunidad educativa. Tampoco puede haber avances cualitativos cuando se falsean datos, estadísticas, nóminas de méritos, resultados de evaluaciones, y se pisotean derechos de docentes cuando la calidad de sus servicios tiene el respaldo manifiesto de sus alumnos, el respeto de sus colegas y la solidaridad y la colaboración del pueblo que conforma el contexto institucional de la educación pública.

Las realidades del S XXI, exigen el desarrollo de nuevas capacidades en nuestros jóvenes para estar incluidos en la sociedad de hoy. Exige pues, el desarrollo de capacidades democráticas. Pero cómo comprender, vivenciar una construcción deliberativa para un sistema democrático si los actos consumados autoritariamente por los aparatos ministeriales y ciertos partidarios oficialistas poseen connotaciones fascistas?

Por ello las mujeres y varones del espacio Encuentro para el Cambio reclaman el cumplimiento irrestricto del Estatuto del Docente y la derogación de cualquier norma que contradiga la misma

Comments

comments

Comenta aquí