DestacadasPolítica

Buscan en Paraguay a un empresario apuntado por Martínez Rojas como testaferro de Gildo Insfrán

El juez en lo Penal Económico Gustavo Meirovich quiso indagarlo por la «mafia de la Aduana», pero nunca se presentó. El magistrado, entonces, decidió allanarle la casa, pero no lo encontró. Ahora, en consecuencia, ordenó detenerlo. Enzo Gómez, el empresario mencionado por Mariano Martínez Rojas como testaferro de Gildo Insfrán, está prófugo desde el 30 de agosto.

El día anterior, tal vez sabiendo lo que le esperaba, cruzó hacia Paraguay desde su provincia natal, Formosa, donde supo ganarse la confianza del gobernador. TN.com.ar pudo saber de fuentes judiciales que lo hizo en auto, acompañado por María Guadalupe Rodríguez Cuenca, una chica paraguaya anotada como monotributista en locación de servicios del lado argentino.

El juez, con aquel dato, le solicitó a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) que busque a Gómez del otro lado de la frontera. Hasta ahora, sin embargo, no fue localizado.

Este empresario podría ser una pieza clave en el expediente que instruye el magistrado sobre la «mafia de la Aduana», pero que con el desarrollo de la pesquisa amplió hacia el negocio de la obra pública de la Gobernación. Es que Martínez Rojas, como «arrepentido», declaró que el prófugo era el encargado de llevarle cheques de Formosa para cambiar en cuevas de la city porteña, dividirse la comisión y enviar el resto al exterior con declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI) a través de empresas fantasmas.

El empresario K Mariano Martínez Rojas había denunciado al gobernador Gildo Insfrán, de ser  jefe de un entramado de corrupción, direccionamiento, sobreprecios y millonarios retornos con la “plata negra” de las Obras Públicas ejecutadas en Formosa, por la cual –asegura- en un solo año él personalmente les lavó más de $ 200 millones en cheques de Formosa, a través de la bolsa de Buenos Aires. 

Gómez no habría actuado solo. Por orden del juez fueron detenidos en agosto Alfredo Laureano Pereyra, presidente de Monky SA, y Osvaldo Presentado Rolón, secretario de Insfrán e integrante de esa empresa, con la que cobraban cheques de Formosa, triangulaban a sociedades registradas en una casa de Gómez y le entregaban parte del total al propio Gómez para que la guardara, según Pereyra, en «valijas o cajas de vino».

Pereyra también confesó ante el magistrado que «ayudaba a cargarlo (el dinero) en alguna de las camionetas de Gómez» que usaba los sábados para regresar a Formosa. Rolón y Pereyra fueron procesados con y sin prisión preventiva y embargados por $ 93 millones cada uno.

Los dos reconocieron además que acompañaron varias veces a Gómez a la oficina de un tercero donde los esperaba Martínez Rojas para recibir los cheques de la Gobernación.

Martínez Rojas, desde que aportó seis cajas con documentos tal como reveló TN.com.arrecibió amenazas para que no hablara más. El empresario, cuando estaba alojado en Gendarmería, encontró una horca en su celda. Por eso fue trasladado a Prefectura, donde se reencontró con Sung Ku Hwang, más conocido como «Mister Korea», otro «imputado colaborador». Luego, por unos días, estuvo en la cárcel de Marcos Paz. Ahora, finalmente, fue llevado a una casa del Programa Nacional de Protección a Testigos e Imputados.

Gómez, su nexo con Insfrán, tiene miedo de caer preso.

INSFRAN LAVÓ DINERO Y SE QUEDÓ CON LA PROPIEDAD DE UN CASINO

Según Mariano Martínez Rojas Gildo Insfrán, participó a través de sus testaferros de maniobra con cheques provenientes de la corrupción con la obra pública y otra con un inmueble en el que funciona un casino de esa provincia, según sus dichos, pasó a ser controlado por testaferros del mandatario provincial.

“Diputados y senadores que respondían a Gildo Insfrán venían a retirar la plata de mi oficina con su propia custodia…”

“Testaferros de Gildo Insfrán, como Enzo Gomez,  me traían cheques provenientes de los negociados con la obra pública de Formosa para que cambien y me queda con una comisión “. Con esta operatoria cambia cheques por  “200 millones de pesos en un año”.

Enzo Gomez hijo Lucia Ramona Rosa, es la joven debilidad, el consentido, mimado, privilegiado y acompañante de viajes del primer mandatario provincial, un joven que gracias a Gildo Insfran y pese a su corta edad logró amasar una tremenda fortuna y ubicarse junto a Cortez entre los testaferros privilegiados del gobernador.

Las instrucciones que recibieron era depositar los cheques “en la empresa Intercapital  del agente de bolsa, Norberto Peluso “, hermano del ex presidente de la Lotería bonaerense en la época de Scioli, Luis “Chiche” Peluso. Entonces, el agente de bolsa compraba, por ejemplo, títulos públicos, luego los vendía y Martínez Rojas se llevaba efectivo y blanqueado, que retornaba limpio a Formosa.

LA PLATA DE LA CORRUPCIÓN ERA CUSTODIADA POR LA POLICIA FEDERAL Y LA PSA

“Diputados y senadores que respondían a [Gildo] Insfrán venían a retirar la plata de mi oficina con su propia custodia. Después transportaban el efectivo por Aerolíneas Argentinas, con arreglo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria”, contó el hombre detenido en Estados Unidos.

El efectivo era trasladado en la camioneta blindada Martínez Rojas y custodiado por efectos de la Policía Federal hasta el Aeroparque”, donde se estableció el apoyo de los miembros de la Policía de Seguridad Aeronáutica (PSA) la embarcación en vuelos de Aerolíneas a Formosa “. . Aseguró que a los “testaferros de Insfrán a los presentadores Roberto Erusalimsky y Malek Fara”, dos conocidos de Leonardo Fariña en la causa de la ruta del dinero K.

Sin embargo, una parte de los cheques de Formosa “me ordenaron que  los usara para entrar al negocio de las declaraciones juradas anticipadas de impuestos (DJAI) “. En la causa abierta por estas maniobras, Martínez Rojas tiene un pedido de captura internacional librado por el juez en lo penal económico, Gustavo Mehirovich.

Ante una pregunta, afirmó que “una vez  me entrevisté con Insfrán por un reclamo de mis comisiones  y porque no quería que me retirara del negocio. Fue la única vez que lo vi en mi vida “. aseguró Martínez Rojas.

Pero sus relaciones con Formosa no terminan allí. Martínez Rojas dijo que en un juicio realizado por un amigo suyo en Corrientes -cuyo nombre pidió mantener en reserva- se quedó con el inmueble en que funcionaba Casino del Norte SA, en la zona céntrica de esta capital formoseña (España y San Martín).

Precisó que cuando hizo esa operación el casino “pertenecía a la empresa. Entretenimientos Patagónicos del Grupo Relatos”, pero que cuando fue a renovar el embargo  “el inmueble está a nombre de Omega 3 Patagonia” . Para su sorpresa Omega 3 Patagonia quedó desde el 2004 “manejaba por otro testa de Insfrán, el ex presidente del Banco Formosa Martín Cortés” y ese firma que “controla el inmueble tiene  el mismo domicilio fiscal que El Viejo Fondo,  la empresa a través del cual Alejandro Vanderbroele y Amado Boudou se quedaron con Ciccone “.

Estos datos fueron corroborados en un informe sobre Omega 3 que consta en la Inspección General de Justicia. Cortes, Vanderbroele y Boudou están siendo investigados por el pago de casi 2 millones de dólares que hizó la provincia de Formosa por un inexistente servicio de asesoramiento “en la reestructuración de la deuda provincia”, en una causa que tienen el juez federal Ariel Lijo y por la misma ya fue indagado Gildo Insfrán que espera resolución sobre el caso.

Comenta aquí