Política

Cámara de Comercio: «Nunca fuimos convocados, están cerrados al dialogo»

El titular de la Cámara de Comercio de Formosa, Marcos Amarilla, dialogó sobre la continuidad del aislamiento social y obligatorio por una semana más en la provincia y su impacto negativo en el rubro mercantil no esencial, que viene arrastrando una inactividad laboral de 45 días seguidos por las medidas restrictivas del Gobierno provincial en el marco de la pandemia del Covid-19.

En su análisis, mostró preocupación e incertidumbre por la “fase 1 eterna” y el hermetismo oficial ante las propuestas de diálogo.

Seguimos sin entender por qué el Gobierno sostiene el cierre de los locales como única estrategia de contención contra el virus, cuando está demostrado que el comercio no contagia. En todas las provincias se reactivó la actividad con protocolos y sin embargo, acá, llevamos casi un mes y medio sin la posibilidad de reabrir para la atención al público. No somos personas que buscamos o incentivamos el contagio y la circulación viral, pertenecemos a un sector que sólo busca trabajar para cuidar los puestos laborales de los empleados en un escenario de crisis”, manifestó el dirigente.

Amarilla mencionó que el próximo viernes 18 de junio, cuando venza el plazo de la nueva prórroga de la Fase 1 que decretó el Consejo de Emergencia el último fin de semana, el rubro comercial no esencial de Formosa cumplirá 50 días de inactividad en continuado.

“Es imposible sostener una actividad de esta manera. Porque no este sólo este periodo de pérdidas o baja recaudación, también se le suman los meses anteriores y del año pasado, en los cuales los negocios no pudieron trabajar con normalidad, ni siquiera los gastronómicos.

Las autoridades tienen que entender que con el virus se convive, como lo hacen las otras provincias, nos tenemos que adaptar a una nueva modalidad de trabajo con protocolos. La eterna fase 1 no es la solución, está demostrado”, refirió.

En este sentido, Amarilla lamentó que el Gobierno continúe con su postura hermética y de rechazo al diálogo con los sectores afectados por las restricciones, sin habilitar un canal de intercambio para avanzar en flexibilizaciones cuidados.

Como Cámara nunca fuimos convocados, ni siquiera nos respondieron las notas o pedidos de audiencias que presentamos desde el año pasado. No hay planteos posibles. Están cerrados al diálogo. Los negocios siguen cerrando y no encuentran salidas”, dijo para culminar.

Comenta aquí