DestacadasPolítica

Caradura: Insfran trató de «inútil» a Macri por no hacer un centímetro de la ruta 86, por la que –con su complicidad- cobró Lázaro Báez sin realizarla (Ver Video)

El gobernador Gildo Insfran expusó como muestra del desinterés del actual gobierno nacional por las necesidades de la provincia al señalarles a los pobladores de Guadalcazar, que no pudieron en estos cuatro años construir un solo centímetro más en la traza de la ruta 86, obra por la que cobró Lázaro Baez sin realizar ni un centímetro.

La obra no realizada se trata de un tramo de alrededor de 114 kilómetros de la ruta 86 que por un monto 461 millones de pesos, que debería conectar a General Guemes con Posta Cambio Salazar, en el centro norte de la provincia de Formosa. Durante la administración K y la supervisión del Gobierno de Insfran se pagaron los certificados de Obras sin que la empresa de Lazaro Baéz haya realizado la obra, conclusión: “la culpa es de Macri”.

Pese a todo Gildo Insfran insistió en que el proyecto consistía en darle continuidad a los trabajos para recrear un nuevo corredor bioceánico avanzando progresivamente hacia la provincia de Salta pero que el emprendimiento quedo trunco ya que fue paralizado por la administración de Mauricio Macri.

El Gobierno K y Vialidad Nacional pagaron a Lázaro Baéz por rutas que nunca hicieron en Formosa

El diputado nacional Martín Hernández (Juntos por el Cambio) denunció en la Juzgado Federal un perjuicio estatal de millones de dólares por esa obra que hoy reclama Insfran, pagada por Vialidad Nacional, de la que se beneficia Lázaro Báez y donde también están involucrado el gobierno provincial de Gildo Insfrán.

Se trata de una obra de “mejoramiento y enripiado” de la Ruta Nacional 86 que une las localidades de Guadalcázar y Misión San Martín, en el noroeste de la provincia de Formosa, donde una empresa de Báez facturó y cobró millonarios sobreprecios, en una estafa que vincula a Lázaro Baez con el gobernador Insfrán, pues todas las obras en Formosa se hicieron por convenio entre el Vialidad Nacional y el Gobierno provincial.

En total, el presupuesto oficial de la obra adjudicada a la empresa constructora Sucesión de Adelmo Biancalani S.A., fue de 485 millones de pesos por un enripiado de 114,3 km de longitud, que nunca realizaron.

Según el diputado Hernández, “esto representa un descomunal sobreprecio, ya que tomando como referencia otras licitaciones de obras de rutas enripiadas, jamás el costo de la obra de la Ruta 86 podría llegar a esos valores”.

ANTICIPO FINANCIERO MALVERSADO

El legislador apuntó a Báez, dueño de la empresa Biancalani a través de Austral Construcciones, señalando que inmediatamente después de ganar la licitación, en mayo de 2011, la contratista solicitó la “neutralización” por dos años del plazo de iniciación de los trabajos, pero al mismo tiempo percibió más de 12 millones de dólares en concepto de “anticipo financiero”.

“Es decir, -dijo Hernández- que ese millonario anticipo fue aprovechado por Lázaro Báez para hacer “bicicleta financiera” durante dos años sin invertir ni un solo peso en la obra de la Ruta 86; contando con la complicidad del gobierno de la provincia de Formosa y de la Dirección Nacional de Vialidad”.

Dijo el denunciante que conforme el “modus operandi” que evidencian las empresas controladas por Lázaro Báez, el dinero abonado por la Dirección Nacional de Vialidad en concepto de anticipo financiero “no fue destinado a la ejecución de la obra sino que habría sido malversado en beneficio de la organización criminal encabezada por Báez, De Vido e Insfran”.

La obra se realizó a través de un convenio firmado por el gobierno de Gildo Insfrán con Vialidad Nacional, por el cual la Dirección Provincial de Vialidad de Formosa confeccionaba el presupuesto, efectuaba la licitación, adjudicaba el contrato y certificaba los avances de la obra, tocándole a Vialidad Nacional abonar los montos certificados por los formoseños.

COMPLICIDAD DE FUNCIONARIOS PROVINCIALES

Por ese motivo, Hernández expresó al juez federal que la maniobra debió necesariamente realizarse con la activa complicidad de los funcionarios de la provincia produciendo una estafa de 461 millones de pesos, y no completó ninguna de las obras encomendadas; la primera sección sólo hubo un avance del 50%, la segunda, del 40% y la última, de sólo el 23%.

La ley de Ñembo

Sin embargo resaltó en el oeste Gildo Insfran olvidándose de todo lo sucedido, resaltó “estas obras han sido proyectadas porque hubo un presidente, el doctor Néstor Kirchner, que comprendió los sueños de los formoseños y permitió que se liciten a partir de la firma del Acta de Reparación Histórica el 28 de mayo de 2003, cuando vino a la capital a solo tres días de haber asumido”.

“Las obras incluidas en el acta se aceleraron porque estaban planificadas en el Modelo Formoseño y la medida reparadora permitió contar con los recursos necesarios como para dinamizarlas”, argumentó.

Aprovecho la mención para agradecer a la doctora Cristina Fernández de Kirchner porque siguió aportando para Formosa para que las obras estrategicas para su desarrollo no se detuviesen.

“En el 2015 la ruta 86 estaba pavimentada hasta Guadalcazar y ya se estaban preparando las obras para continuarla hacia el oeste para llegar a Salta y desde entonces no hicieron un solo centímetro más de obra y ya pasaron cuatro años”.

Comenta aquí