Nacionales

Casanello rechazó la prisión domiciliaria pedida por Báez

Dijo que puede ser tratado de sus enfermedades en el Hospital Penitenciario de Ezeiza.

El juez federal Sebastián Casanello rechazó por tercera vez una solicitud de los abogados defensores del detenido “empresario” Lázaro Báez de cumplir en un domicilio particular la prisión preventiva que le impuso el año pasado en la causa conocida como “ruta del dinero K”, según informaron hoy fuentes judiciales.

En una resolución firmada el lunes, el magistrado también ordenó a las autoridades del Servicio Penitenciario Federal (SPF) “extremar los recaudos necesarios a fin de que Lázaro Antonio Báez reciba el tratamiento que su condición requiera” y que también “se verifique el cumplimiento por parte del interno” de unas pautas señaladas en el texto.

Esas pautas, de acuerdo con las fuentes, son las que remarcaron dos profesionales del Cuerpo Médico Forense y tienen que ver con “el cumplimiento por parte del paciente” de tomar sus medicamentos “en tiempo y forma”.

Además, los médicos destacaron que Báez debe hacerse controles médicos y cumplir con las indicaciones que se le hagan en materia farmacológica, nutricional, de actividad física y de asistencia psicológica/psiquiátrica, según dijeron las fuentes.

Esta evaluación fue realizada luego de que Báez debiera ser trasladado por segunda vez a la clínica Los Arcos, el mes pasado. Sin embargo, los médicos volvieron a decir que puede se tratado de sus enfermedades en el hospital carcelario y que puede ser trasladado rápidamente a un sanatorio privado en caso de un agravamiento en su salud.

En cuanto a uno de los puntos centrales que planteaba el abogado defensor del detenido, Maximiliano Rusconi, sobre la posibilidad de contraer alguna infección por las vías aéreas en el hospital de Ezeiza, el informe del Cuerpo Médico Forense indicó que Báez “debe ser alojado en un entorno que minimice sus riesgos de contraer infecciones respiratorias”.

Además, el magistrado tuvo en cuenta las conclusiones de una junta médica del hospital carcelario que expresó que Báez “no estaría incurso, desde el punto de vista exclusivamente médico, en las previsiones del artículo 33 de la Ley de Ejecución de la Pena Privativa de la Libertad”, esto es de poder cumplir una prisión domiciliaria.

Para mantener la prisión preventiva en Ezeiza, el magistrado tuvo en cuenta los riesgos de fuga “en virtud del abultado patrimonio y los contactos locales e internacionales que posee el imputado”, expresaron las fuentes.

El juez también señaló “el monto involucrado y no recuperado aún” en la causa, lo que le daría a Báez la “posibilidad de manejar mayores relaciones económicas e influencias, también en distintos países”. Y que también hay riesgo de “entorpecimiento de la investigación”.

Comments

comments

Comenta aquí