DestacadasPolítica

Comerciante continúa reteniendo Tarjetas Sociales y quedándose con la plata de los planes de wichis de Juárez

Aborígenes de la localidad de Ingeniero Juárez denunciaron que comerciantes oficialistas de la zona, a pesar del escándalo nacional pasado y de la denuncia que en su oportunidad realizara el ex titular de la ANSeS Ingeniero Juárez, durante la gestión de Maurico Macri Hugo Leguizamón, que desencadenó que efectivos de la Policía de la provincia recupera unas 70 tarjetas de débito de originarios de la jurisdicción que eran retenidas por los inescrupulosos comerciantes oficialistas local.

«Con la asunción del Kirchnerismo en el gobierno nacional y con la habitual complicidad del gobierno provincial y el silencio cómplice de las autoridades municipales de Juárez, esta práctica volvió a hacerse habitual, y como se ve claramente en la imagen registrado en la cola del banco de Juárez, se repite más veces de la que creemos”, indicó el lugareño que denunció los abusos de una comerciante justicialista.

La población originaria recibe diferentes beneficios asistenciales que pueden ser: pensión, Asignación Universal o Progresar. “En general, lo que ocurre en las comunidades más alejadas de Juárez, que son las más desinformadas, es que hay algunos ‘vivillos’ que, aprovechándose de esa desinformación o de esa lejanía de los centros de información, se convierten en ‘gestores’ del abuso, indicó.

Captan la tarjeta de débito de sus beneficios sociales, les piden las claves y ellos a cambio les dan mercaderías. Migajas como una bolsa de azúcar, un paquete de yerba de vez en cuando o alguna bolsa de jabón en polvo barato, y el comerciante retiene la tarjeta y en forma mensual cobra por el cajero automático por el beneficiario real, o con la tarjeta en su poder acompaña al aborigen beneficiario, hasta el cajero, lo espera afuera y al salir le retiene la plata de su asignación a cambio de seguir otorgándole créditos con tasas usurarias, denunció.

Lisa y llanamente, le roban al beneficiario, es una práctica tan desleal como ilegal y habitual, frente al cual los funcionarios del gobierno y la policía hacen la vista gorda, se quejó.

Comenta aquí