Política

Comerciantes bajo la consigna “queremos trabajar” protestaron con bocinazos y un cacerolazo virtual

 9,101 total views,  2 views today

Convocados a través de las redes sociales, comerciantes de la zona céntrica de la ciudad hicieron oír este sábado sus quejas a través de fotos y videos colgados en el Facebook, mientras que algunos se animaron a circular por las calles del microcentro manifestando su disconformidad con las actuales restricciones impuestas por el gobierno de Gildo Insfran través de los bocinazos de sus automóviles.

Inicialmente, la protesta fue convocada por “Comerciantes del Centro”, en plataformas de las redes con la idea de que todos los que apoyaban la medida lo hicieran saber enviando fotos, videos y textos, bajo la consigna “queremos trabajar”.

Durante la tarde distintos propietarios y empleados de comercios locales comenzaron a subir imágenes y textos para dar cuenta de su descontento por la actual situación que genera profunda crisis en el sector comercial, con despidos y cierres definitivos en muchos casos.

En uno de esos sitios se pudo leer que “son muchas las profesiones y fuentes de trabajo que se encuentran afectados por las prohibiciones. Entendemos que la situación es de cuidado y por ese motivo distintas academias de danzas y de Pilates, entre otras, presentaron sus debidos protocolos a fin de poder activar su profesión. Toda nuestra solidaridad y apoyo a estos trabajadores olvidados”, señala la adhesión al “cacerolazo virtual”.

En otro lugar se aclara que “no somos opositores, no somos un partido político, somos trabajadores que nos estamos fundiendo y no recibimos respuestas coherentes, más que la respuesta irónica y burlona de un ministro del Gobierno”.

Nos sentimos huérfanos

Sr. Ministro nuestra duda es si los del sector privado, los comerciantes, bares, gimnasios, zapaterías, boutiques, jugueterías, regalerías etc. somos parte de esa hermosa familia que menciona en las conferencias de prensa. Si es así, háganos saber porque nosotros nos sentimos huérfanos”, advierten.

En otro posteo, se denuncia “la triste realidad de los comerciantes formoseños, que no tenemos la suerte de haber elegido una actividad de las hoy llamadas esenciales”.

Duele mucho ver a 50 metros de nuestros locales a los supermercados, bancos, farmacias, ferreterías y otros rubros, algunos de los cuales han sido sin duda hasta favorecidos con esta pandemia, con gente haciendo cola afuera del local, adentro en sus cajas y con los pasillos llenos, mientras nosotros nos fundimos”, manifiestan.

“No pedimos romper protocolos ni permisos para salir de la ciudad para irnos de vacaciones, sólo queremos ejercer nuestro derecho al trabajo. Pedimos encarecidamente y desesperadamente a nuestras autoridades que tengan compasión de nuestra situación”.

Comments

comments

Comenta aquí