Locales

Categórico respaldo de Conejero al Padre Miguel de Ibarreta: “fue la expresión de una realidad concreta”

“No pueden tener la cara ni la desfachatez de decir que obraron con justicia cuando la corrupción está dentro de ellos”, afirmó sobre los K. La Iglesia Católica de Formosa volvió a criticar la realización de la Fiesta del Pomelo en la misma fecha de la celebración por el Día de la Virgen del Carmen, patrona de la provincia y de la ciudad. En Radio La Mira, monseñor José Vicente Conejero, también consideró que la gente es cada vez más consciente de la realidad y de la necesidad de transmitir valores.

Monseñor José Vicente Conejero Gallego

 

En diálogo con radio La Mira 101.5 el jefe de la Iglesia Católica provincial relativizó la ausencia de las autoridades en la fiesta patronal de la Virgen del Carmen al señalar que todos somos dignos y el único maestro es Jesucristo.

Consideró que si desde el gobierno provincial se insiste en mantener el festival en la misma fecha que la celebración católica, es la gente la que elige en su idea de felicidad y valoró la presencia masiva de fieles en el Día de la Virgen.

Consultado si con el actual gobierno nacional nota cambios en materia socioeconómica Conejero evitó una respuesta directa al considerar que “la realidad es muy compleja y las situaciones sociológicas constituyen un proceso”. No obstante manifestó que en los cuarenta años que lleva viviendo en Formosa “hubo avances y que siempre el ser humano tiende a la superación y a una mayor igualdad en lo cual ve que a nivel país se dan algunos pasos”.

En esa línea deslizó que si el oficialismo tanto se ufana de “tener mayoría y la representatividad que nadie pone en duda, son los primeros que deben buscar los medios y estrategias para erradicar los males que la población padece”.

Sobre el discurso del sacerdote de Ibarreta, Miguel Angel Rojas, que enojó al gobernador Gildo Insfrán, Conejero dijo que fue la expresión de una realidad concreta.

Aclaró que se debe entender que en los procesos de gobierno las respuestas no podrán ser inmediatas pero sí llamó a buscar los caminos adecuados para “responder lo más eficazmente posible”. Al hablar de la corrupción señaló que es una tentación que está siempre presente para dañar el corazón del ser humano. Por eso dijo que a la hora de ver qué dirigentes aluden a este tema hay que ver con la inteligencia que Dios nos ha dotado para el discernimiento.

Mencionó que si bien será Dios quien juzgue “uno tiene la inteligencia para darse cuenta dónde está la verdad y dónde el engaño” porque “como dice la Palabra: por sus frutos los conocereís” y también si hay contradicción entre el discurso y los hechos.

Cuestionó luego a los hipócritas que “representan un papel actoral que no se corresponde con lo que viene de su corazón” por lo cual pidió que se hable “con el testimonio de la propia vida”.

Seguidamente dijo que la crisis es moral y a partir de allí repercute en lo económico, social y otras facetas, por cuanto todo está íntimamente relacionado, como lo señala el Papa Francisco en su encíclica “Laudato Si”.

Además tuvo observaciones hacia la justicia para pedir que cumpla con su función aplicando la ley sobre todos a quienes tienen la responsabilidad del manejo de los bienes públicos y resaltó que la realidad muestra que los funcionarios de la administración kirchnerista están presos o enjuiciados por lo cual “no pueden tener la cara ni la desfachatez de decir que obraron con justicia cuando la corrupción está dentro de ellos”.

Comments

comments

Comenta aquí