NacionalesPolítica

Cristina Kirchner atacó a la Corte Suprema por los cambios en el Consejo de la Magistratura

Con la cita de un par de tuits, Cristina Kirchner apuntó contra Horacio Rosatti, quien en calidad de presidente de la Corte Suprema asumirá este lunes ese rol frente al Consejo de la Magistratura. De paso, la presidenta aprovechó para cuestionar a la prensa y hasta se dio lugar para parafrasear al diputado Javier Milei.

«¿En serio que sólo el periodista Matías Mowszet se dió (sic) cuenta de lo que va a pasar mañana en Argentina tu país? Qué raro… con tantos periodistas independientes y de investigación que hay en la tele y en los grandes diarios», escribió la vicepresidenta en Twitter.

Y remató con ironía y referencia a un latiguillo del libertario: «La casta de la que nadie habla».

No obstante, el dardo de «la casta» no era para la política, como es habitual en Milei. Kirchner lo utilizó para cuestionar a Rosatti y volver sobre su idea del «Partido Judicial», en la que abundara en su discurso frente a la reunión de Eurolat, que encabezara en el CCK.

Kirchner compartió en redes dos capturas de tuits del periodista que citó como ejemplo para cuestionar a la prensa en general. «Mañana el presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, va a asumir como presidente del Consejo de la Magistratura (el órgano que designa y remueve jueces) gracias a un fallo dictado por él mismo y sin dejar su puesto en la Corte, que también ganó autoeligiéndose meses atrás«, le lee en la primera captura.

Y en la segunda se cuestiona aún más al juez supremo con una enumeración. «Aceptó entrar a la Corte por decreto. Ganó la presidencia gracias a un inédito autovoto que, con solo 5 jueces, fue decisivo. Dictó un fallo que lo nombra a él mismo como presidente del Consejo de la Magistratura», apunta Mowszet, un periodista de la FM Nacional Rock citado por Cristina Kirchner, quien remata inspirando a la vicepresidenta: «Interesante para cuando volcamos a discutir sobre castas».

Reacción y tribunales en Pascuas

La vicepresidenta reaccionó así cuando se cumple el plazo fijado por la Corte para retrotraer la conformación del organismo que controla, elige, sanciona y remueve jueces. Una norma para su nueva configuración logró media sanción en el Senado que preside Kirchner, pero no llegó a los tiempos en la Cámara de Diputados.

La llegada de Rosatti al Consejo incomoda a la vicepresidenta Cristina Kirchner, que buscó impedir que asuma al frente del organismo. Si el presidente de la Corte toma el control de la Magistratura será otro revés a su estrategia judicial, lo que también representa una derrota política.

En ese sentido, y en una movida inédita para un día como Pascuas, el cuestionado juez federal de Paraná, Daniel Alonso, sorpresivamente abrió este domingo su juzgado para rechazar la apelación del fiscal contra su decisión de impedirle al Congreso que envíe a sus representantes al Consejo de la Magistratura. Se trató de otro intento desesperado del kirchnerismo con un magistrado afín para resistir los cambios en el organismo.

Fue ante un amparo que presentó el diputado K Marcelo Casaretto y aceptó el juez Alonso, aunque fuera cuestionado por una fiscal. Con esa maniobra, Kirchner y el titular de Diputados, Sergio Massa, quedaron habilitados a demorar el nombramiento de los representantes del Congreso en la Magistratura: son un legislador del PRO y otro de la UCR.

Más allá del amparo -que está en discusión si puede imponerse sobre un fallo de la Corte-, ni Cristina ni Massa tenían intenciones de apurar los nombramientos en el Consejo. La movida judicial, impulsada por un legislador K, sirve para ganar tiempo. Pero no impide la propia asunción de Rosatti, que la vicepresidenta cuestiona en sus redes.

Comenta aquí