Nacionales

Cristina Kirchner rectificó su declaración jurada de Ganancias

La ex presidente había declarado un consumo superior a los 70 millones de pesos.

Cristina Fernández de Kirchner y sus hijos habían presentado ante la Administración Federal de Ingresos Público (AFIP) una declaración jurada de Ganancias del año 2016 que tenía montos «consumidos» que resultaban «exorbitantes».

Según pudo confirmar Infobae en fuentes cercanas a la ex presidente, tanto ella como sus hijos Máximo y Florencia Kirchner presentaron ante la AFIP una rectificación de las declaraciones juradas, básicamente de los montos consumidos durante el año 2016.

Según publicó el diario La Nación, Máximo Kirchner había declarado un consumo de $20 millones, lo que equivaldría a un gasto diario de 56.000 pesos. En esa publicación se extractaba un informe de reservado del ente recaudador sobre la declaración jurada de Máximo Kirchner que señalaba que «sus gastos en 2016, que crecieron 40 veces respecto de 2015, resultan un aumento exorbitante, no habiendo incrementado su grupo familiar, no registrando viajes al exterior, no experimentando crecimiento en los consumos«, escribieron los técnicos de la AFIP. Hoy ese mismo diario señaló que Máximo Kirchner había rectificado su declaración. Pero la rectificación fue también de la ex presidente y de su hija.

Según las fuentes consultadas por Infobae, Florencia Kirchner había declarado un consumo similar al de su hermano. En tanto la ex presidente declaró un consumo algo superior a los 70 millones de pesos. La cifra que señalan las fuentes va entre los 71 a los 75 millones de pesos.

Las mismas fuentes revelaron que la cifra superior a los 70 millones de pesos del «consumido» durante el año 2016 por la ex presidente fue modificada en la rectificación por la de 3,1 millones que se mantiene en la línea de lo declarado en 2015 que fue cercana a los 2,5 millones de pesos.

Las cifras, siempre de acuerdo a fuentes vinculadas a la ex mandataria, fueron rectificadas por el estudio contable de Alejandro Manzanares, el contador histórico de la familia Kirchner que está detenido desde julio pasado por orden del juez Claudio Bonadio, quien procesó a la ex presidente y sus hijos, entre otros familiares, por el delito de lavado de dinero en la causa conocida como Los Sauces. Había sido el mismo estudio de Manzanares el que había presentado las declaraciones juradas que fueron rectificadas en la última semana. En cercanías a la ex presidente atribuyen esas cifras a un «error» ya que afirman «ese cifra nunca fue consumida».

En palabras simples, el «consumido» que se vuelca en las declaraciones juradas surge de una cuenta. Al patrimonio inicial de una persona se le suman las ganancias de ese año y se le resta el patrimonio final. Esa cifra es el «consumido» que podría traducirse también como el dinero que una persona utilizó para vivir. Las cifras declaradas por la familia Kirchner son -tal como las calificó la AFIP para el caso del diputado nacional por el Frente para la Victoria- «exorbitantes».

Ahora la AFIP deberá analizar si las rectificaciones presentadas por la familia Kirchner son consistentes. Si no lo fueran, la situación generada a partir de las declaraciones juradas rectificadas, podría derivar- entre otras cosas – en el inicio de una causa judicial por evasión impositiva.

Comments

comments

Comenta aquí