Política

Cumbre radical en Mar del Plata: «Tenemos que conducir Juntos por el Cambio»

Dirigentes radicales nacionales y de la provincia de Buenos Aires se reunieron hoy en Mar del Plata con legisladores e intendentes bonaerenses de ese partido para «definir una agenda de trabajo» y recorrieron una pesquera para «interiorizarse sobre la problemática del sector».

En ese contexto, el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, opinó que «la provincia de Buenos Aires es el Talón de Aquiles del Frente de Todos» y a la vez reconoció que «debemos hacer nuestra tarea en la construcción de una buena oposición».

Esta movilización de la estructura radical se dio en medio de la polémica interna por la designación del ex diputado nacional y ex candidato presidencial Ricardo Alfonsín como embajador en España.

Los dirigentes, que además organizaron un acto en el Club Quilmes marplatense, también se encontraron con el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, del PRO, partido con el cual la UCR y la Coalición Cívica integran Juntos por el Cambio.

Fuentes de la UCR nacional informaron a Télam que Cornejo; la vicepresidenta del partido, Alejandra Lordén, y el titular del bloque de diputados bonaerenses de Juntos por el Cambio, Maximiliano Abad, recorrieron la pesquera Alimenpes. El fin fue «interiorizarse sobre los desafíos productivos de este año», sostuvo la UCR en Twitter.

En tanto, «la reunión con los intendentes y los diputados y senadores bonaerenses fue para analizar el perfil del partido nacional y bonaerense, lo que hay que hacer este año. Fue para empezar a orientarse», sostuvo la misma fuente. También estuvieron Ernesto Sanz y el jefe de la UCR bonaerense y ex vicegobernador Daniel Salvador.

Lordén dijo que en las reuniones «además de la institucionalidad de la jornada», que contó con capacitación a concejales y presidentes de comités distritales, hubo «lugar para el abordaje de la actualidad interna dentro del partido y la actualidad política».

Cerrando un acto de la UCR en el club Quilmes de la ciudad de Mar del Plata, el titular partidario Alfredo Cornejo desafió este jueves 6 de febrero al macrismo al afirmar que «el radicalismo tiene que conducir Juntos por el Cambio», en la carrera hacia las elecciones de medio término del año próximo, y también para las presidenciales de 2023.

El ex gobernador y actual diputado mendocino calificó a en su discurso de «cínico» al peronismo y si bien insistió en que la UCR debe mantener el vínculo en la coalición opositora con el PRO, insistió en que llegó la hora en que los radicales se hagan cargo del timón de ese sector, luego de haber acompañado en segundo plano al macrismo durante su gestión en el poder. «El radicalismo tiene que conducir el frente. Solo nosotros en la oposición podemos conducir», expresó Cornejo ante el auditorio que se reunió en el Club Quilmes de Mar del Plata, en el momento de mayor euforia de la noche.

En el acto estuvieron el ex vicegobernador bonaerense Daniel Salvador; el jefe del bloque de diputados provinciales de Juntos por el Cambio, Maximiliano Abad; la vicepresidenta de la UCR Alejandra Lorden y también reapareció en las fotos partidarias el histórico referente, también mendocino, Ernesto Sanz.

«No se debe fracturar la coalición es donde debíamos estar en 2015 y donde debemos estar en 2023», subrayó Cornejo en otro tramo de su discurso, al tiempo que llamó a «organizarse» para «dar el batacazo en el 2021 y 2023». En este sentido, agregó: «bien organizados, afirmándonos en nuestra identidad, sin culpa por el pasado, aunque hayamos cometido errores porque el futuro se construye sobre los errores.

Competimos contra unos cínicos que mienten y mintieron durante los últimos treinta años».

Cornejo ya se había referido en la previa electoral del año pasado, a la necesidad de tener «una construcción más horizontal» en Cambiemos, incluso ante la eventualidad de que Mauricio Macri hubiera conseguido la reelección. Fue en el ciclo Periodismo Puro, con Jorge Fontevecchia, oportunidad en que el mendocino señaló lo «entristecía que Cambiemos no haya funcionado desde el punto de vista político, porque nunca pudimos armar una discusión horizontal».

«Desde el lugar que me toque, probablemente como diputado raso, voy a tratar de conseguirlo. Y si no ganamos, con más razón deberemos hacer una construcción mucho más horizontal», había afirmado entonces. En su paso por Mar del Plata, Cornejo acusó al peronismo de gobernar «con mentira, con cinismo, hablando de pobreza, cuando en realidad la Argentina tiene un problema estructural, desde el primer gobierno de Cristina (Kirchner) que la Argentina que no crece».

Además, apuntó contra «factores mafiosos» que «cuando hay un gobierno no peronista, como fue el de Raúl Alfonsín, hacen la vida imposible en el marco del sistema democrático, pero cuando viene un gobierno peronista, se aguantan incluso que les congelen el sueldo a los jubilados».

Durante la tarde, en una reunión de los dirigentes radicales con intendentes y otros referentes zonales, buscando definir una agenda de trabajo para los próximos meses, Cornejo había dejado otra frase filosa, apuntando a la gestión del gobernador Axel Kicillof.

Fue cuando afirmó que la provincia de Buenos Aires es el Talón de Aquiles del Frente de Todos», pero llamó a todos los sectores del radicalismo a llevar adelante «una tarea constructiva y una buena oposición». La convocatoria del radicalismo en Mar del Plata se dio en el medio de la candente situación planteada por la designación de Ricardo Alfonsín como embajador argentino en España, movimiento del hijo del expresidente radical que no tuvo apoyo partidario, y ha abierto además un marco de debate interno que incluso llevaron a un sector de la juvetud partidaria a reclamar que Alfonsín sea expulsado de la UCR.

Comenta aquí