Política

Décima llegó a Ministro como premio a haber demostrado ser un “atorrante” importante y experto en Altas Complicidades

El ministro de Desarrollo Humano José Luis Décima, que acaba de tratar de “atorrante” a un ciudadano, comunicador social, ex oficial de policía y actual estudiante avanzado de la carrera de Abogacía, parece haberse olvidado de su pasado muy humilde y de que llegó al lugar que hoy ocupa –premiado por Gildo Insfrán y Pomelo Ferreyra– luego de haber demostrado ser sin lugar a dudas un “delincuente” y un “atorrante”, experto en armar “Altas Complicidades” para saquear el Estado y lucrar con las privaciones de la salud de los Formoseños.

Sus antecedentes delictuales datan del 20018 y el 2010, cuando fue denunciado penalmente por convertir al Hospital que administraba en un lugar conocido como Hospital de Altas complicidades. Décima lo Hizo.

El Dr. José Luis Décima fue denunciado por ser socio de «Equipalmed» (CUIT 30-71052906-6), una sociedad dedicada a brindar servicios de salud que junto a Décima, integraban los médicos Guillermo Roberto Bortman y Ramón Antonio Piazza, inscripta en la AFIP desde el 2 de mayo de 2008. Conforme los registros oficiales, Equipalmed tenía domicilio fiscal en Av. Pedro Goyena 607, piso 10° de la Ciudad de Buenos Aires. Hasta ahí, estaba todo bien, pero ocurre que siendo administrador del Hospital de Alta Complejidad «Presidente Juan Domingo Perón», Décima contrató a sus dos socios designándolos como «Coordinadores» de sendos servicios en el HAC, pagándoles jugosos honorarios y contratando los servicios externos de Equipalmed. Un verdadero ATORRANTE.

Fue así, como el Dr. Piazza termino figurando en la plantilla del HAC como «Coordinador de Cirugía Cardiovascular», mientras que Guillermo Roberto Bortman como el «Coordinador del Programa de Trasplantes Renal, Hepático, Cardiaco y Renopancreático de Formosa.

Cuanto menos una “Atorrantada”, ya que Décima no podía contratar desde la función pública, a sus propios socios,  y menos alquilar los equipamientos que eran propiedad suya y de los médicos que lo solicitaban.

EL ALQUILER DE LOS ECO-CARDIÓGRAFOS

Pero más grave aún es el contrato de alquiler que firmó el 2 de enero de 2010 como Administrador del HAC, con la firma CARDiOLAES S.A., perteneciente al mismo Ramón Antonio Piazza, su socio.

Por ese contrato, el gobierno de Formosa pagó a Piazza $ 696.000 pesos anuales por el alquiler de tres eco-cardiógrafos, cuando en esa época cada uno de esos aparatos podía ser comprado en $150.000.

Es decir que con la misma plata que pagó José Luis Décima a su socio Piazza en un año de alquiler, la provincia de Formosa pudo haber comprado cuatro equipos más modernos de eco-cardiografía. Según la documentación a la que accedió por entonces el Dr. Nuncio Toscano, Secretario General de la seccional Formosa de la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA), el alquiler de los equipos de CARDIOLAES S. A. se prolongó varios años, lo que da una idea de los ingentes montos abonados por el Estado provincial en beneficio del socio de Décima.

Este hecho, claramente delictivo, fue denunciado por Toscano ante la Legislatura provincial, pero la mayoría automática del P.J. mandó «al archivo» su denuncia.

BERGER TAMBIÉN LO DENUNCIÓ ANTE LA JUSTICIA

Los inescrupulosos manejos de José Luis Décima también fueron denunciados ante la Justicia por el prestigioso abogado Matías Alfredo Berger, quien acusó al jefe del HAC por administración, fraudulenta, estafa, mal desempeño de sus funciones y compras irregulares de medicamentos.

La denuncia del Dr. Matías Berger contra José Luis Décima se formalizó ante el Juzgado de Instrucción y Correccional N° 4 de Formosa, dio origen al Expediente N° 34683/10, y fue caratulado «Violación de deberes de funcionario público».

Berger presentó al juez de la causa un comprobante donde consta una compra que se realizó en una farmacia local y cuya dirección figura en uno de los expedientes del Hospital de Alta Complejidad, pero como perteneciente a una empresa proveedora diferente.

Solicitado informe por parte del tribunal, la farmacia en cuestión respondió no haber realizado ninguna venta al hospital.

Berger presentó también al juez varios expedientes del Alta Complejidad, todos referidos a compras directas, con resoluciones aprobando estas compras y disponiendo su pago, sin que dichas resoluciones tengan número ni fecha.

TAMBIÉN SE ROBÓ 4 MILLONES DE LOS SALARIOS DE LOS EMPLEADOS

En otro caso denunciado por Berger constaba la aprobación de una contratación del HAC con fecha 03-04-08, el recibo de la proveedora era del 09-04-08 y los cheques dados en pago tienen fecha del 01-04-08. Es decir, que el pago se efectuó antes de que se apruebe la contratación.

Por su parte, los trabajadores de la salud acusaron a Décima de la desaparición de una partida de más de cuatro millones de pesos para salarios que nunca recibieron.

Por supuesto, que ninguna de estas denuncias avanzó en la Justicia penal manejada por el Quinto Piso.

Décima jamás fue molestado por ningún juez y por ninguna Comisión investigadora legislativa.

Así fue que de la Administración del HAC pasó directamente a su actual cargo de Ministro de Desarrollo Humano, «premiado» por Gildo Inslrán por su «impecable saqueo» y por haber convertido al Hospital de Alta Complejidad, en un Antro de Alta Complicidades. Décima lo hizo. Gildo Insfran lo premió.

 

Comments

comments

Comenta aquí