DestacadasPolítica

Dejen de robarse la plata de la salud pública: “Gildo tenes que parar esto, mucha gente la está pasando muy mal…”

Palabras más, palabras menos, la dura y sentida recomendación de uno de sus médicos más cercanos que no responde ciegamente a Pomelo Ferreyra, torció la mirada indiferente que el gobernador venia teniendo con los prestadores médicos y con las airadas quejas de la sociedad que hoy no ven la mínima diferencia entre las gestiones José Luis Décima que se fue en medio de escandalosas denuncias de corrupción y la de Aníbal Gómez, que ha pesar de haber despertado expectativas de cambios hasta ahora solo demuestra que no está a la altura, que no cumple y que es más de lo mismo, aseguran en los ámbitos médicos.

«Vamos de mal en peor, roban descaradamente, los funcionarios se siguen enriqueciendo con los dineros de la salud pública«

Mañana ACLISA vuelve atender a afiliados del IASEP, y parece abrirse una nueva relación con los profesionales de la salud; hay un trasfondo que no es político para justificar ese escenario.
El enfrentamiento que el Gobierno provincial y las tres prestadoras de salud locales mantienen por una aparente diferencia en materia de aranceles, parece tomar un nuevo rumbo. Y miles de afiliados del IASEP lo celebran.
En las últimas horas, la Asociación de Clínicas y Sanatorios (ACLISA) anunció la rehabilitación de sus servicios, tras suspender sus prestaciones el 25 de noviembre, hastiada de reclamos y planteos jamás respondidos. Este sábado, una reunión entre el ministro de Desarrollo Humano, Aníbal Gómez, y miembros de la Comisión Directiva de ACLISA, acercó posiciones, tras un aumento global del 35% propuesto por el funcionario, que los doctores aceptaron rápidamente. En los próximos días, la medida podría alcanzar a las demás entidades, incluyendo a los patólogos, y el conflicto quedaría en el pasado.
Muchos responsabilizan a la mirada interesada, desactualizada y prepotente del jefe de Gabinete, Antonio Ferreira, por la tozudez del Gobierno provincial ante los reiterados planteos. Pocos ignoran sus negocios en la salud privada local, y su entramado con el IASEP, con facturaciones millonarias. Es imposible no pensar en el interés del funcionario más poderoso del gobernador. El divide y reinarás fue siempre el concejo que más forjó, este ávido seguidor de Nicolás Maquiavelo.
La salida de ACLISA comenzó a causar estragos en la prestación del IASEP, muchos médicos de los hospitales públicos así lo admitieron, pero sobre todo cientos de afiliados de la obra social. Pero el cuadro viene siendo mucho más negro: una cantidad imposible de determinar, pero claramente alta, utiliza diferentes artilugios para no atender a los afiliados al IASEP. Un cuadro de la Federación Médica de Formosa (FEMEFOR) que ganó las redes sociales en los últimos días mostró la enorme distancia que existe entre los aranceles que paga la obra social del empleado público de Formosa, y las demás organizaciones locales y nacionales que operan acá.
Ante este clima social, Pedro Canesin, conocido médico y amigo del gobernador Insfran, llamó al celular del líder formoseño. “Gildo tenes que parar esto, mucha gente la está pasando muy mal…”, disparó el médico, ni bien del otro lado se abrió el enlace.
Canesín describió su mirada de la situación prestacional de Formosa, se mostró crítico con la organización de las finanzas del IASEP, e incluso apuntó varios apellidos sobre quienes descargó su desconfianza sobre el control y destino de fondos públicos.
Las expresiones de Pedro hicieron mella en el gobernador que enseguida llamo a Aníbal Gómez para que destrabe el cuadro. Las gestiones del ministro tendrán su primer efecto este lunes con el retorno de ACLISA a las prestaciones.

Comments

comments

Comenta aquí