Política

Denuncian brutal golpiza en un campeonato fútbol infantil organizado por el Concejo Deliberante de Comandante Fontana

La señora Adriana Montero y la doctora. María Villafañe en una entrevista con este medio expusieron que un hecho de violencia de violencia de género en un evento deportivo infantil que tiene como partícipes de lo ocurrido a miembros vinculados al oficialismo político de Comandante Fontana y terminó con una brutal golpiza a la familia, con la hospitalización de la mujer y sin que la policía les quisiera tomar la denuncia.

Montero (madre y delegada del Club Platense) relató que jugando la final del Campeonato aniversario de Comandante Fontana, fue violentamente golpeada en presencia de los concejales del PJ Darío Alvarenga, el profesor Nazario y el doctor Benito Duarte.

La vecina denunció que ante un reclamo de las madres por un arbitraje escandaloso y un gol mal cobrado, frente a las autoridades del HCD el técnico del equipo que fue a la final, presidente de la liga infantil de apellido Vargas, se le abalanzó, la agarró del hombro y la golpea diciéndole “usted quiere el trofeo yo se lo doy”.

“Cuando mi marido se da cuenta viene y le dice que pare que no era para tanto y es ahí cuando todos reaccionan de forma violenta hacia mi marido, en ese momento comienzan los gritos y el llanto de los chicos, yo no  lo veía a mi hijo entonces cuando voy a buscarlo al medio de la cancha, viene Matías Vargas, hijo de este señor y  en este momento todos me insultan y siento que me ponen el pie y me tiran al piso, y ahí comienzo a recibir las patadas», contó.

Montero demás sostuvo que “Matías Vargas le propinó una patada en la espalda que la dejó inconsciente, fue sacada inconsciente por un grupo de madres, ante esto los concejales solo se marcharon sin llamar siquiera la policía y sabiendo lo qué sucedía y las agresiones sufridas por estas personas”.

«Yo me despierto en el hospital sin saber dónde estaba, me faltaba el aire y tenía palpitaciones, después llega una enfermera y por el tema del Covid me sacan afuera en silla de rueda, no me quisieron ni tocar dijeron que tenía una crisis nerviosa, entre tanto los policías solo hablaban entre ellos, y luego solicitaron que me lleven al hospital para una revisación médica y allí la doctora constata el golpe en la espalda», señaló.

Para terminar advirtió que solicita que sea justicia para que esto no vuelva a suceder, que se haga cargo las autoridades del HCD que en ningún momento se acercaron a ver como estaba y por qué le tiene mucho miedo a los hijos de la familia Vargas, ya que le causaron mucho dolor tanto físico como psicológico por eso le cuesta mucho salir de su casa y está atravesando complicaciones de salud.

Por su parte la abogada María Villafañe aseguró que «no le quisieron tomar la denuncia en la policía porque la misma iba dirigida hacia ciertos personajes vinculados a la política. En la provincia el justicialismo siempre toma a estas instituciones de rehén y las maneja en beneficio de sus intereses”.

“Hoy le tocó a Adriana pero mañana le puede suceder a cualquiera, básicamente en un evento en el que debería haber disciplina y en el que se debía darle tranquilidad a los niños, las mezquindades políticas hizo que se quede embarrado totalmente en una situación que no debe quedar impune, por eso hay que tratar de erradicar la violencia de todos los ámbitos institucionales cómo el hecho de faltarle el respeto a una persona, el hecho de no tomarle una denuncia, esto es una falta terrible de respeto que nos obliga a empezar a exigir como pueblo que cumplan con sus deberes y que obligan a las personas que no les toman la denuncia, a buscar soluciones, a asesorarse, y para eso tiene que pedir el nombre y apellido de quién no le quiere tomar la denuncia y buscar la forma de encontrar justicia», concluyó la abogada María Villafañe.

 

Comenta aquí