Política

Desesperado reclamo de productores al gobierno provincial

El dirigente de la Federación Agraria Argentina  Rolando Zieseniss, explicó la situación de los productores afectados por la inundación y desborde del Bañado La Estrella, quienes claman al estado provincial para que declare la emergencia hídrica.

Ante la negativa del os funcionarios provinciales y sobre todo el intendente de Las Lomitas  Atilio Basualdo, quien argumentó que no  es necesario la declaración de emergencia, el delegado de la institución que representa a pequeños y medianos productores destacó que luego de haber participado de la reunión con la Comisión Provincial de Emergencia, asociaciones, y la participación del ministro Quintana, sobresalió el hecho del trabajo en pos de lo que sucede todos los años con el desborde del Bañado La Estrella, pese a la canalización del Pilcomayo, y que estas obras igual han dejado una gran inundación, superando los límites de décadas anteriores, inclusive con respecto a daños y pérdidas de los damnificados.

En detrimento de lo dicho por Basualdo indicó “nosotros y todas las asociaciones hemos solicitado la declaración de emergencia y no porque se quiera sacar provecho sino porque las averías fueron muy elevadas incluso se propuso construir obras, nuevos terraplenes, bogas que van a prevenir en mayor medida estos desbordes, van a sacar zonas de probabilidades de inundación y la dejarán en mejor situación, ya que estas crecidas fueron totalmente fuera de lo normal”.

El referente manifestó  que los perjuicios se notan desde Salta, que la catástrofe ha inducido a tener que evacuar poblaciones enteras, en Formosa causó el aislamiento de colonias, parajes y de productores que notoriamente han sido lastimados por el agua y que corresponde que el gobierno tanto nacional como provincial tomen medidas para que este tipo de fenómenos sean menos nocivos.

Continuó advirtiendo además que la principal propuesta que entendió la comisión es la de declarar la emergencia, para las más de 900.000 mil hectáreas  afectadas, que comienzan en el oeste y terminan en el río Paraguay.

Para finalizar expuso “los efectos de lo que sucedió producen mucho deterioro y por eso es necesario que se declare la emergencia para poder reponer lo dañado, y no solo los que se dieron ahora sino los que vienen, porque tendrán problemas con las pariciones, la producción de los sectores pecuarios, tanto los pequeños como los grandes ganaderos sufrirán las secuelas, por lo tanto hay que recomponer y construir infraestructura, por ello se solicitó también que se delimite la zona con la mayor precisión posible, para que los recursos que lleguen, sean precisamente para los que fueron afectados”.

 

 

Comments

comments

Comenta aquí