Política

Paro Salvaje: Dictaron la conciliación obligatoria en el conflicto de la UTA y el gremio no acató

El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto entre la UTA y las empresas de transporte y dejó sin efecto el paro de 48 horas que estaba previsto para mañana. Además, la cartera que conduce Claudio Moroni dispuso que se inicie un plazo de 10 días para que negocien entre las partes y poder llegar a un acuerdo.

“Dar por iniciado un período de conciliación obligatoria por el término de DIEZ (10) días, de acuerdo a lo establecido en el Artículo 11° de la normativa preindicada, debiendo retrotraerse la situación a la existente con anterioridad al inicio del conflicto y por el plazo de duración del presente procedimiento conciliatorio”, marca el artículo 2 de la resolución del Gobierno.

Y agrega, en su artículo 3: “Intimar a la entidad sindical mencionada y, por su intermedio, a los trabajadores por ella representados, a dejar sin efecto, durante el período indicado en el artículo anterior, toda medida de acción directa que estuviesen implementando y/o tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual”.

Además, en el ítem siguiente, también deja una advertencia para las compañías: “Intimar a las empresas que integran la FEDERACION ARGENTINA DE TRANSPORTE POR AUTOMOTOR DE PASAJEROS (FATAP), durante el período y con los alcances dispuestos en el Artículo 2°, a abstenerse de tomar represalias de cualquier tipo con el personal representado por la organización sindical y/o con cualquier otra persona”.

Por su parte la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en horas de la noche ratificó el paro de 48 horas para este martes 25 y miércoles 26 en todo el interior del país motivado por el acuerdo paritario para el sector y aunque el Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria, en algunas provincias decidieron seguir con la medida de fuerza. «Sigue la medida de fuerza», aseguró Diego Mendoza, secretario general de UTA

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) había anunciado un paro total de actividades por 48 horas en los servicios de corta y media distancia en todo el interior del país. Según explicaron la semana pasada, la medida de fuerza era para reclamar que los trabajadores del transporte de pasajeros del interior reciban el mismo incremento salarial que les otorgaron a los choferes del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Desde el gremio habían argumentado que, antes de llegar a definir la medida de fuerza, “se agotaron todas las gestiones necesarias a fin de lograr el aumento salarial” para los trabajadores del sector y apuntaron contra los gobiernos provinciales.

“Queremos dejar expresado que el Estado Nacional viene asistiendo altamente a un sistema de transporte que es responsabilidad exclusiva de los gobiernos provinciales, quienes no solo han abandonado todos los ámbitos de negociación paritaria, sino que desconocen las reiteradas invitaciones a participar de las discusión salarial”, remarcaron.

El febrero pasado, la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap) había impulsado la suspensión de las actividades en el transporte público de pasajeros en todo el interior del país debido a la falta de fondos para pagar salarios y combustible.

En aquel entonces, desde la entidad denunciaron que el gobierno nacional no envió los subsidios con los que se había comprometido a fines del año pasado.

“Al día de hoy el sector de transporte público por automotor de pasajeros de todo el interior del país no ha recibido los aportes comprometidos de parte del Gobierno, y sin los fondos necesarios se ve impedido de pagar salarios y cargar combustible, por lo que el servicio se verá interrumpido en el sector de corta y media distancia”, señaló el comunicado difundido el 4 de febrero.

Comenta aquí