NacionalesPolítica

Diputados opositores rechazaron la sesión virtual y recurrirán a la Justicia para impugnarla

 1,568 total views,  2 views today

Con escándalo, sesionó hasta las 5 de la madrugada de este miércoles la Cámara de Diputados. Aunque la convocatoria era para tratar dos iniciativas que reunían amplio consenso -la emergencia turística y la pesca ilegal-, el oficialismo y la bancada de Juntos por el Cambio no se pusieron de acuerdo en torno a la renovación del protocolo para sesionar de forma virtual.

Ambos proyectos de ley fueron aprobados. El de “Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional” recibió 127 votos a favor y 2 abstenciones, sin votos en contra. La modificación del Régimen Federal Pesquero, en tanto, resultó aprobado por unanimidad, con 129 afirmativos.

La principal bancada opositora -muchos de sus integrantes se sentaron en sus bancas para tratar de forzar una sesión presencial– anunció que recurrirá a la Justicia para impugnar la sesión y también el protocolo.

Vamos a impugnar la sesión y agotaremos todas las instancias, incluso las judiciales, porque nos asiste la razón”, adelantó el radical Mario Negri, jefe de la bancada de Juntos por el Cambio, que se negó a ratificar el protocolo si no se excluía la reforma judicial y la nueva fórmula jubilatoria de ese formato de debate.

“Queremos que se debata de cara a la sociedad, como se debatió acá con manifestaciones y 14 toneladas de piedra. Hoy quieren debatir este tipo de temas detrás de una cámara, algo que no puede ser, excepto para quienes son grupo de riesgo”, agregó Cristian Ritondo (PRO).

Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, retrucó: “La incomprensión de un sector no va a detener la democracia en Argentina”, y señaló que “si lo judicializan dejan sin ley a hoteleros, comerciantes y gastronómicos”.

Y aclaró: “A lo largo de la tarde se le ha ofrecido a los que quieren presencial la posibilidad de que lo hicieran, pero sin obligar al resto a ir presencial”.

El reglamento en cuestión estipula que debe renovarse por “consenso” de los bloques, pero cada bancada tiene una lectura propia de ese concepto.

Para JxC debe ser con aval de todos los bloques. Para el oficialismo, de la mayoría. En la sesión los legisladores del oficialismo y otros bloques se encaminaban a ratificarlo con la votación en el recinto. Los proyectos de ley no habían empezado siquiera a ser debatidos en la noche de este martes.

Sergio Massa en conferencia prensa en el Salón de los Pasos Perdidos. Foto Germán García Adrasti

Sergio Massa en conferencia prensa en el Salón de los Pasos Perdidos. Foto Germán García Adrasti

​​Por su parte, en el arranque de la sesión los tres diputados lavagnistas de Consenso Federal (Graciela Camaño, Alejandro “Topo Rodríguez, y Jorge Sarghini) al igual que los socialistas Luis Contigiani y Enrique Estevez no dieron quórum ni se conectaron por el sistema remoto.

“No nos va a llevar Massa a patadas en el traste ni nos vamos a dejar arrastrar por los extremistas de Cambiemos”, declaró Rodríguez.

El jefe del interbloque Federal que los nuclea, el bonaerense Eduardo “Bali” Bucca, se diferenció y estuvo en el recinto. Pero pidió “no dejar de agotar todas las instancias para que todos podamos participar” y le propuso a Massa buscar otro lugar más amplio para que se pueda garantizar la presencialidad para los que quieran, aunque sin anular lo remoto.

El encuentro previo para destrabar el problema había arrancado a las 11.40, en la reunión de Labor Parlamentaria de los jefes de bloques.

Massa y Máximo Kirchner llegaron acompañados por la vicejefa del bloque, Cecilia Moreau, y la secretaria Cristina Alvarez Rodríguez. Adentro los esperaban los demás jefes de bloques: Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (PRO), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), Jose Luis Ramón (Interbloque Unidad y Equidad Federal), Eduardo “Bali” Bucca (Interbloque Federal), Romina del Pla y Nicolás del Caño, de los dos monobloques de la Izquierda. Alma Sapag, que tiene un monobloque del Movimiento Popular Neuquino, participó por videollamada.

Desde temprano, en la puerta del Congreso, un grupo de manifestantes se había congregado con premisas contra la Reforma Judicial y el oficialismo.

Manifestantes frente al Congreso. Foto Guillermo Rodríguez Adami.

Manifestantes frente al Congreso. Foto Guillermo Rodríguez Adami.

​La sesión en sí no planteaba temas conflictivos: la ley de emergencia turística -que ya tuvo luz verde del Senado- y un proyecto sobre la pesca ilegal en Malvinas. Sin embargo, la pelea se generó por la continuidad del funcionamiento remoto.

​​El protocolo virtual venció semanas atrás y Juntos por el Cambio se negó a ratificar su continuidad si no hay un compromiso de que la Reforma Judicial y la nueva fórmula previsional no se debatirá bajo esa modalidad. Por eso, la principal bancada -que movilizó a 90 legisladores, por tierra, de distintas provincias para sesionar presencialmente, propuso prorrogar por 30 días acordando que se excluyan esos temas.

Por su parte, en el Frente de Todos se negó a ceder en ambos puntos. “Ellos no pueden decidir la agenda legislativa”, aseguraron y consideraron que “no están dadas las condiciones” para que todo el cuerpo sesione presencialmente, sobre todo en el pico de la pandemia, ni para obligar a los legisladores a hacerlo.

Por eso, como salvoconducto, para este martes Massa dispuso los palcos para que se ubiquen ahí también los legisladores de JxC.

En m​edio del debate, la vicepresidenta Cristina Kirchner se sumó a la discusión compartiendo un tuit de una legisladora porteña del Frente de Todos, en el que compara como trabaja el gobierno del PRO en la Ciudad.

Comments

comments

Comenta aquí