NacionalesPolítica

El candidato de Alberto Fernández para la procuración advirtió que baja su postulación si el kirchnerismo reforma la ley

Un día antes de que se empiece a debatir en el Congreso la modificación de la ley del Ministerio Público Fiscal, el juez federal Daniel Rafecas ratificó que bajará su postulación si se avanza con la reforma que, entre otras cosas, cambia las mayorías del Senado para su designación.

«Si a mitad del proceso para mi designación, se reduce por ley la mayoría necesaria en el Senado para nombrar al Procurador, eso será para mí un limite ético insuperable, que me hará imposible seguir adelante con la postulación. Respeto otras posturas, pero esta es mi convicción, ética y jurídica», sentenció en una carta que publicó en redes sociales el juez Daniel Rafecas.

El mensaje de Rafecas es un tito por elevación a los sectores más duros del kirchnerismo y a la propia Cristina Kirchner, presidenta del Senado que nunca impulsó que su pliego se trate. Sin nombrarla, el juez apunta a la vice. «A comienzos de marzo de 2020, con 650 apoyos, mi pliego llegó a la Comisión de Acuerdos del Senado», describe.

Y luego agrega: «En este año y dos meses transcurridos, ha avanzado un proyecto de ley, tendiente a reformar el Ministerio Público Fiscal. Como no fui llamado a dar mi parecer sobre su contenido, ni por quienes lo impulsaron en el Senado, ni en las audiencias en Diputados, así como tampoco por el Ministro de Justicia, quiero dejar asentada públicamente mi postura: más allá de que el cargo sea vitalicio o temporario, es indispensable que el PGN tenga el consenso político suficiente para ejercer un cargo de tanta relevancia institucional, para lidiar con la CSJN y para encarar reformas estructurales a nivel federal».

Rafecas sostiene que si lo hubieran llamado a la audiencia se podría haber logrado avanzar con el consenso para que ocupara el cargo: «Ese consenso recién se pone en juego en la audiencia pública, a la que todos los candidatos anteriores accedieron (con distinta suerte), y que no se cumplió en mi caso. De haberse concretado esa audiencia en el Senado, estoy seguro que ese consenso hubiese sido alcanzado.

Hoy el cargo del Procurador es ocupado por el interino Eduardo Casal, que asumió en 2017 tras la salida de Alejandra Gils Carbó, integrante de la agrupación vinculada al kirchnerismo Justicia Legítima.

El kirchnerismo viene presionando para que Casal renuncie, pero hasta ahora sin éxito. Con la nueva ley lograrían removerlo y avanzar con un nuevo Procurador a medidas de los intereses K. Uno de los puntos más cuestionados del proyecto, incluso por Rafecas, es el que cambia la cantidad de votos para elegir al Procurador. Pasará a ser por mayoría absoluta y no por los dos tercios actuales. Rafecas, en su momento, había dejado trascender que si se modificaba ese punto desistiría de su postulación. En la carta que publicó este lunes lo ratificó: «Si a mitad del proceso para mi designación, se reduce por ley la mayoría necesaria en el Senado para nombrar al Procurador, eso será para mí un limite ético insuperable, que me hará imposible seguir adelante con la postulación».

Comenta aquí