DestacadasPolítica

El Código dictatorial en Acción: La Policía notificó al referente opositor Blas Hoyos como infractor por participar del bocinazo de los Gimnasios

Ya rige plenamente la polémica reforma del Decreto-Ley de la dictadura militar utilizada como Código de Faltas, y promulgada por el Poder Ejecutivo hace menos de 15 días tras ser aprobada por la mayoría Justicialista en sesión mixta de la Legislatura provincial, y a cuál la oposición calificó como agravamiento de disposiciones de la dictadura militar, para restringir más libertades, amedrentar a la población, justificar los abusos y arbitrariedades de las autoridades provinciales.

La autoritaria reforma impulsada por Gildo Insfrán bajo pretexto de la pandemia “deja en total desamparo al ciudadano y van significar fuertes restricciones a sus derechos y libertades elementales”, anticiparon los legisladores opositores.

En esa oportunidad la diputada Silvia Andraus, del bloque “Floro Bogado”, rechazó enérgicamente el proyecto de ley enviado por Insfrán considerando que el mismo “pone al ciudadano en total desamparo ante el Estado” y “puede ser utilizado de una manera abusiva y generalizada en contra de los ciudadanos”. No se equivocó.

La legisladora justicialista anticipo que la aplicación de esta ley “llevaría a un colapso de presentaciones judiciales poniendo en juego el funcionamiento del Poder Judicial que aún se encuentra en feria extraordinaria debiendo resolver recursos innecesarios”. Tampoco se equivocó,

Hace más de una semana propietarios de gimnasios y los que se dedican a la actividad, llevaron adelante un bocinazo en inmediaciones a la plaza San Martín, solicitando que la actividad sea exceptuada del aislamiento obligatorio ya que la mayoría está en crisis ante el párate. Para muchos, es su única fuente de ingreso.

Los efectivos policiales estuvieron tomando nota de las patentes de los vehículos. Las represalias no se hicieron esperar clausuraron varios gimnasios y ahora notifican con la policía vía Actas de Infracción buscando amenazar y amedrentar a quienes solo se manifiestan en ejercicio de sus derechos constitucionales.

En ese escenario de criminalización de la protesta, amedrentamiento a la ciudadanía y la búsqueda de reprender la pretensión de peticionar democráticamente antes las autoridades, todos los propietarios de los vehículos que participaron o adhirieron al bocinazo, recibieron las actas de la policía de Gildo Insfran, notificándoseles que eran flamantes infractores del empeorado Código de Faltas y deberían comparecer a prestar declaraciones indagatorias ante los estrados del Juzgado de Paz de Menor Cuantía.

Así se lo notificó al doctor Blas Hoyos uno de los referentes de la oposición, haciéndosele saber que es Infractor en el Sumario Controvencional N° 201/20, al código de faltas de la Provincia de Formosa, con intervención del Juzgado de Paz de Menor Cuantía N° 2 de la Primera Circunscripción Judicial de la provincia y que deberá concurrir a los estrados judiciales a fin de prestar declaración indagatoria.

La historia recién empieza, y los derechos constitucionales a la protesta social, a circular libremente o a peticionar antes las autoridades ya están siendo seriamente afectados. Como se dijo alguna vez “los dolores que nos quedan son las libertades que faltan”.

Comments

comments

Comenta aquí