Sin categoría

El enorme negocio que puede arruinar Lionel Messi

 1,201 total views,  2 views today

El autor de la frase “¿Dónde vas a estar mejor que acá?” debería cobrarle una comisión a Lionel Messi. Con esa frase, el rosarino torció la voluntad de Neymar quien estaba decidido a irse al PSG, permitió que Gerard Piqué fuera trending topic en Twitter al anunciar “se queda” y arruinó el negocio de Pini Zahavi, antiguo socio de Gustavo Arribas, jefe de la Agencia Federal de Inteligencia argentina.

Josep María Bartomeu, presidente del Barcelona, habló durante gran parte del vuelo de ocho horas a Nueva York con Neymarcuando el plantel azulgrana viajaba a la pretemporada que incluyen los partidos con Juventus, Manchester United y Real Madrid. No sacó nada en limpio. Ni siquiera el “mensaje tranquilizador” pedido a Neymar para que lo subiera las redes sociales.

Que París Saint Germain estaba dispuesto a pagar los 222 millones de euros por la cláusula de rescisión (subirá a 250 en julio de 2018) era noticia antigua y realidad inminente. Neymar quería dejar al Barça. Según coincidieron los medios españoles y brasileños, el crack tenía motivos valederos: ser el número 1 sin vivir a la sombra de Messi, alejarse de la relación tirante con los dirigentes y el contrato quinquenal de 30 millones anuales más bonos: 150 millones en cinco años, para empezar a hablar.

Un día antes de la apertura de la temporada en el MetLife ante la Juventus, el viernes a la noche, en un rincón apartado del Sheraton Parsipanni, Lionel Messi y Luis Suárez se reunieron con Neymar. A solas. Casi una hora de charla, mejor dicho de discursos de Suárez y de Messi. “No nos podés dejar ahora”, le dijeron.

Le hablaron del nuevo proyecto (el Barça cambió de entrenador y la ida de Luis Enrique, con el que el grupo tenía una relación complicada tras tres años de convivencia, ya era un alivio más allá de la buena onda que había con el recién llegado Ernesto Valverde), le dijeron que no podía debilitar al equipo cuando el Real Madrid conservaba a todas sus estrellas, cuando los grandes de Europa se reforzaban para la Champions y varios etcéteras más. Le hablaron, por último, del amor de los hinchas blaugranas por él y de la decepción que les provocaría yéndose. Y entonces Leo le dijo eso de “¿dónde mejor que acá?”.

Neymar se conmovió y dijo que permanecería en el club pero que no sabía cómo comunicarlo, después de semanas de silencio. La solución que buscarían la aportó un rato después Gerard Piqué. “Yo me encargo” dijo el líder del vestuario que, sin embargo, no tiene ninguna de las cuatro capitanías del equipo. El sábado, en 45 minutos, Neymar la descosió y metió un doblete antológico. El domingo, Piqué subió una foto suya con Neymar y la frase que será histórica: “Se queda”.

Bartomeu volvió a Barcelona. Neymar padre se quedó en Nueva York mientras que dos abogados del jugador, Gustavo Xisto y Altamir Bezerra, viajaban a la capital catalana en un viaje previsto de antemano: iban a firmar la rescisión o a pedir una mejora del contrato que el brasileño renovó en octubre de 2016. El Barça dice que no aumentará la ficha de su estrella. Pini Zahavi también está en Nueva York, acompañando a Antero Henrique, el director de fútbol del PSG.

Zahavi es un israelí ciudadano del mundo de 73 años y “agente FIFA”. Fue el intermediario, el ideólogo del pase de Neymar a PSG. Tiburón del fútbol, olió la sangre cuando tuvo detalles del malestar de Neymar con los directivos catalanes y de su deseo de ser estrella excluyente. Si la crisis es oportunidad, supo rápido que el PSG necesitaba lavar la afrenta de la vergonzante eliminación de la Champions, justo a manos del Barcelona, y que el club necesitaba un golpe de efecto.

A duras penas retuvieron a Di María, luchan para conservar al italiano Verratti y apenas incorporaron a Dani Alves, crack pero con repercusión mediática insuficiente para sumar cinco brasileños en el plantel. Le faltaba el golpe maestro. Y era Neymar. Lo tentó con el “club brasileño” justo en el año previo al Mundial, con la condición de estrella absoluta que le esperaba y con la fortuna que cobraría, aunque eso seducía más a Neymar Senior que a Neymar Junior. Y Junior anticipó el sí. Ahora es no porque Messi lo convenció. Zahavi se quedó sin negocio por culpa de Leo.

HAZ Sport Agency se fundó en 2005. La sigla responde a los apellidos de sus socios propietarios: Fernando Hidalgo, Gustavo Arribas y Pini Zahavi. El primero se inició en la escudería de Gustavo Mascardi, con quien Arribas tenía relación y fluidos contactos con la mayoría de los clubes, sobre todo River y Boca. Cuando Hidalgo se abrió de Mascardi fundó HAZ con Arribas y Zahavi, quien tenía sólidos contactos con el fútbol europeo, por ejemplo Roman Abramovich. Y con varios oligarcas rusos, por ejemplo Boris Berezovski, antiguo socio de Abramovich en Sibneft, la empresa gasífera rusa que le vendieron a Gazprom.

El enorme negocio que puede arruinar Lionel Messi

Gustavo Arribas, actual jefe de la AFI. (Foto: David Fernández)

Zahavi acercó a MSI (Media Sport International), sospechada de manejar capitales de la mafia rusa y gerenciadora de Corinthians durante la presidencia de Antonio Dualib. La cara de MSI era el joven iraní Kia Koorabchian. Lo que siguió está fresco en la memoria, pero conviene recordarlo: HAZ posibilitó la venta conjunta de Mascherano y Tevez a Corinthians quienes, luego de un año en el club paulista, prácticamente se fugaron al West Ham, paso intermedio para que Mascherano pasara al Liverpool y Carlitos al Manchester United. El negocio de vender a Neymar a PSG parece menos turbio. Pero no funcionó por culpa de Messi.

Comments

comments

Comenta aquí