Sin categoría

El futuro de la Selección: Chiqui Tapia quiere a Pochettino, Angelici propone a Sabella y hubo un llamado a Guardiola

 1,126 total views,  2 views today

Los tiempos del “sí, Julio” terminaron con la muerte del patriarca. Grondona, a fin de cuentas, concentraba todo el poder. La última decisión que tomó antes de morir, justamente, estuvo vinculada con el técnico de la Selección Argentina. Alejandro Sabella ya le había dicho que no quería continuar en el cargo durante un almuerzo en el campo de Brandsen y le había pedido a su secretario que contactara a Gerardo Martino. Nunca llegó a la reunión con el Tata. No obstante, Luis Segura, el sucesor, respetó su última voluntad.

Aquel manejo personalista de la Asociación del Fútbol Argentino murió con el viejo jefe. Y fluyó una nueva manera de conducir la casa madre de la pelota. Después del interinato del ex presidente de Argentinos Juniors, el papelón eleccionario del 38 a 38 y la Comisión Normalizadora de la FIFA, Claudio Tapia se transformó en el presidente del consenso. Sin embargo, nunca tomó decisiones de manera totalitaria. Por el contrario, abrió el juego. Y Daniel Angelici, el principal armador político del nuevo esquema de Viamonte, se hizo fuerte.

Claudio Tapia, Leo Messi y Daniel Angelici. Tres actores protagónicos.

Claudio Tapia, Leo Messi y Daniel Angelici. Tres actores protagónicos.

El despido de Jorge Sampaoli generó un quiebre. El presidente de Boca, que había pensado en el Zurdo de Casilda antes de que asumiera Guillermo Barros Schelotto, pesó en su contratación. Incluso, gestionó su salida del Sevilla. Tapia prefería a Mauricio Pochettino. Pero se embarcó con Angelici y hasta llegó a decir que el Pelado era “el mejor técnico del mundo”.

La grieta se profundizó después del Mundial. Y la elección del nuevo entrenador genera mayores diferencias. Chiqui insiste con Pochettino, Angelici impulsa a Sabella y hasta hubo un llamado a Pep Guardiola, ese sueño que parece imposible. Todo en el medio de un escenario que avizora un horizonte de incertidumbres.

Hay dos preguntas que sacuden los pasillos de Viamonte. ¿Quién será el próximo técnico de la Selección y quién lo elegirá? ¿Tapia o Angelici?

En la próxima reunión de Comité Ejecutivo del jueves 2 de agosto se establecerá una Secretaría de Selecciones Nacionales que estará a cargo de tres dirigentes: dos de Primera División y uno del Ascenso. Víctor Blanco y Nicolás Russo, presidentes de Racing y Lanús, estarían a la cabeza. Y la primera medida que tomarán será designar un Coordinador para las categorías juveniles. Pablo Aimar y Diego Placente continuarán al frente de la Sub 17 y la Sub 15. La idea de Tapia, en tanto, es que José Pekerman se hagan cargo de la coordinación. ¿Y la posibilidad de que sea un manager con amplios poderes? Está en discusión.

Otra opción es Hugo Tocalli, quien fue la mano derecha del hombre que lideró la etapa más exitosa de los seleccionados menores entre 1995 y 2007. Pekerman tiene contrato con Colombia y hasta el 31 de agosto está comprometido. No se descarta que, después de esa fecha, pueda ser una alternativa válida para la Mayor.

Sabella fue subcampeón del Mundo en Brasil 2014 (DYN).

Sabella fue subcampeón del Mundo en Brasil 2014 (DYN).

Sabella es el caballito de batalla de Angelici. Lo puso en carrera hace una semana. Y en el entorno del técnico subcampeón del mundo en Brasil 2014 no descartaron la posibilidad de aceptar el desafío. Lo entusiasma volver al ruedo como manager. Se habló de un proyecto. “Todavía no charló con nadie; tampoco agarró una lapicera para plasmar una propuesta”, le dijeron a Clarín allegados a Pachorra. Pero Claudio Gugnali, uno de sus colaboradores, se refirió al tema.

Una vez resuelto el caso del entrenador de las juveniles, y al margen de la decisión que tomen respecto al manager, los dirigentes se volcarán a la búsqueda del entrenador. Hay quienes piensan que no es necesario confirmar un estratega de renombre ahora mismo, más allá de que en septiembre habrá dos encuentros de fecha FIFA, uno ante Colombia y otro frente a Guatemala, ambos en Estados Unidos. “No nos jugamos nada importante. ¿Por qué no esperar un tiempo para decidir? ¿Para qué apurarnos a elegir el descarte?”, le dijeron a este diario desde la AFA.

Pochettino está afianzado en el Tottenham pero ilusiona (Reuters).

Pochettino está afianzado en el Tottenham pero ilusiona (Reuters).

En ese sentido, no se descarta que Jorge Burruchaga, el actual manager que hoy parece una figura decorativa, se haga cargo del equipo en los amistosos. Sería acompañado por Aimar, quien este miércoles viajó a L’Alcudia para trabajar junto a Lionel Scaloni (tiene los días contados) en el Sub 20. En octubre y noviembre habrá más partidos. El plato fuerte es la Copa América.

El gol más doloroso para Argentina en el Mundial fue elegido como el mejor del torneo
Mirá también

El gol más doloroso para Argentina en el Mundial fue elegido como el mejor del torneo

¿Es descabellado pensar en Guardiola? Hubo un llamado. Y no encontraron un “no” rotundo de parte del catalán. Siempre dijo Pep que le encantaría dirigir “Argentina y Brasil”. No se irá pegando un portazo del Manchester City, está claro. En la AFA creen que es posible armar una ingeniería financiera para cumplir con el sueño. Mientras no haya una negativa, Tapia no desecha al entrenador que hizo fluir a Lionel Messi en Barcelona. Tampoco a Pochettino, su favorito. Pero el santafesino está cómodo en el Tottenham, tiene contrato hasta 2023 y lo respetará. Su familia influye. No quiere dejar Inglaterra.

Guardiola y Messi compartieron cuatro temporadas en Barcelona. Y Leo explotó (EFE).

Guardiola y Messi compartieron cuatro temporadas en Barcelona. Y Leo explotó (EFE).

Angelici elogia públicamente a Marcelo Gallardo, pero le encanta Jorge Almirón. Barros Schelotto es otro de sus candidatos. ¿Quién tendrá la última palabra? La respuesta es difusa como el futuro de la Selección

Comments

comments

Comenta aquí