DestacadasOpiniónPolítica

El Gildismo puso de Jefe de Policía provincial, al que montó las escuchas ilegales, el espionaje y los seguimientos a opositores y sindicalistas

El partido político y los mismos funcionarios del gobierno de Gildo Insfran, que hoy se desgarran las vestiduras en los medios oficiales. contra las supuestas escuchas ilegales de la gestión de Macri, son los que avalaron e hicieron un sepulcral silencio cómplice cuando estalló el escándalo y con pruebas concretas salió a la luz las escuchas ilegales, los espionajes cibernéticos y los seguimientos a dirigentes gremiales, sociales y opositores que desde el Departamento Informaciones Policiales D2 comandaba el entonces comisario general Walter René Arroyo, hoy Jefe de la Policía de la provincia.

Está metodología Nazi de la policía de Gildo Insfran, ya fue denunciada en 1996 por el prestigioso abogado Pedro Velázquez Ibarra, víctima de las escuchas ilegales junto al obispado de Formosa, quién denunció –y aseguró- “quedó comprobado la “tarea política” y de espionaje que realiza la policía de la provincia, en particular desde el departamento Informaciones D2, en donde hicieron la red de escucha telefónica más grande del país”.

Parte de la policía provincial de Insfrán está infectada de corrupción

“Estos mecanismos de espionaje casi nazi se mantienen en la actualidad. Siguen haciendo exactamente lo mismo y formando parte de una policía provincial que está infectada de corrupción». “Hubo y va a seguir habiendo escuchas y seguimientos ilegales y mientras el poder político siga buscando impunidad, esto no va a cambiar, aseguró el reconocido letrado defensor de los DDHH.

Son tareas que no corresponden a la institución, los superiores se dejan manipular por el gobierno

El propio Secretario General del Sindicato Policial de Formosa, el sargento retirado Hermenegildo Rojas, supo expresar su descontento sobre «la investigación política que la policía viene realizando de mucho tiempo atrás. Son tareas que no corresponden a la institución y los superiores se dejan manipular por el gobierno”.

“Desde hace muchos años la policía de Formosa tiene prácticas que poco tienen que ver con su función específica: «Había desde hace años un equipo especial dedicado al seguimiento y espionaje político», opinó el policía Rojas.

La oposición denunció el espionaje ilegal

La UCR formoseña, denunció en el 2015 con cientos de pruebas el “espionaje ilegal” que “viola la ley de Inteligencia nacional”. Entonces el Dr Gabriel Hernández, apoderado legal del partido y periodista, a quién hicieron llegar el material, aseguró que la gravedad radica en que el espionaje y los servicios de inteligencia actúan por fuera de “los marcos regulatorios del Estado”.

“Actividades ilícitas, espionaje a opositores”, son algunos de las expresiones liberadas por Hernández que explicó cómo se interceptaban mensajes de correo electrónico y seguimientos a opositores realizados ilegalmente por los policías, para remitírselos directamente al gobernador Gildo Insfran, destinatario final de la Red ilegal de Espionaje.

Los mensajes estaban dirigidos a Walter Arroyo y este remitía algunos a un usuario que podría identificarse como Gildo Insfrán que respondía cada “informe” con un simple “OK”. Cada una de las redacciónes de los informes contenían detalles específicos de qué era lo que realizaban los “espiados” y la cobertura de la situación política interna que la provincia encaraba de manera ilegal, según comentó el abogado.

Hacen relatos conspirativos en las reuniones. Esta información va dirigida a la casilla de correo de un alto oficial de la policía (Arroyo), él a su vez, seleccionaba algunos de ellos y los enviaba a un señor que está identificado como Gildo Insfrán, que es al único que se reporta el jefe policial”, remarcó.

Arroyo enviaba los informes al correo del gobernador

El hoy flamante jefe de policía de Formosa Walter Rene Arroyo está denunciado penalmente acusado de ser el responsable de las escuchas ilegales, las intervenciones de correspondencias privadas, redes sociales y cuentas e mail como los seguimientos a dirigentes políticos y sociales y hasta ciudadanos comunes, perpetrados por funcionarios policiales a su cargo, que son hechos de suma gravedad institucional, agravados por la connivencia con el poder político.

Los informes de las investigaciones ilegales y las transcripciones de las escuchas ilegales, eran remitidos por el Jefe Departamento Informaciones Policiales. Comisario Walter Rene Arroyo y este al correo personal del gobernador Gildo Insfran, donde se detalla con fotos las actividades de ciudadanos y dirigentes políticos, gremiales o líderes sociales.

Más allá de la reprobación a las actividades delictivas que atentan contra la libertades básicas y privacidad de las personas. La pregunta sería porque no se utiliza todo este tremendo aparato policial para perseguir a los narcotraficantes, contrabandistas y las mafias dedicadas al robo?, si hubiese sido así seguramente en Formosa habría menos drogas e inseguridad, aseguraban entonces desde la oposición.

Mientras eso sucedía los punteros Gildistas, dirigentes del PJ y funcionarios del Gobierno provincial, que hoy se desgarran las vestiduras y hacen un mar de llanteríos en sus peregrinaciones por los medios oficiales provinciales denostando contra le gestión Mauricio Macri, son los mismos que entonces avalavan con su silencio el accionar fascista de la policía provincial de Gildo Insfran. Cinismo al palo y doble vara que le dicen.

Carlos Julián González

Comments

comments

Comenta aquí