DestacadasPolítica

El gobierno incumplió y volvió el corte de la Ruta 11 en Villa del Carmen

Sin agua en el barrio de las grandes piletas de parientes, funcionarios y proveedores de Gildo Insfran

Tras tres días sin abastecimiento de agua potable en los tanques que el gobierno provincial habían mandado a colocar como producto del acuerdo entre los manifestantes, la Defensoría, el SPAP y Aguas de Formosa, que permitieron el levantamiento del corte de ruta anterior, el conflicto volvió a tomar cuerpo en la mañana del jueves cuando representantes de los vecinos se acercaron a la defensoría del Pueblo y al SPAP a imponerle de la dramática situación y a anunciarle que si no cumplían con lo pactado las protestas volverían.

El incumplimiento del gobierno deshidrató el humor social, pero al final el remedio fue peor que la enfermedad

La defensoría se comprometió a enviar agua ese mismo jueves después del mediodía, pero el agua nunca llegó y el humor social se deshidrató. Ya el viernes por la mañana los vecinos se aprestaron a cortar la ruta por el flagrante incumplimiento del gobierno pero las denodadas gestiones y buenos oficios del concejal de LIBRES Daniel Caballero, lograron que el agua llegue y se desista momentáneamente de la protesta.

Luego de tres días sin agua con las altísimas temperaturas, el agua llegó el viernes a la mañana, con suficiente tiempo para demorar el corte, pero no para aplacar la justificada irritación de los vecinos que desde el primer se preguntaban «porqué había agua suficiente para las piletas de los funcionarios de Insfran, pero no para que puedan tomar los hijos de los vecinos».

El agua llegó pero al final el remedio fue peor que la enfermedad, en primer lugar porque los tanques no dan abasto para tanta gente que desde hace mucho tiempo están sin agua y porque llegó «no potabilizada», de manera intomable, con un color marroncito, como si la hubiesen sacado de un charco.

Noticia en desarrollo…

Comments

comments

Comenta aquí