DestacadasPolítica

El intendente Basualdo culpa a la FAA y a los productores por la obras que el gobierno provincial promete y no hace

El intendente de Las Lomitas se dedica de hace un tiempo a esta parte a difamar a productores que se atreven a quejarse por la situación de las rutas provinciales acusándolos de opositores y que por esta razón las obras no se hacen.
Gildo Insfrán prometió hace seis años que arreglaría la ruta 32.

A pesar del anuncio con suficiente anticipación respecto de la inminente crecida del río Pilcomayo y las continuas visitas del gobernador con los funcionarios del área anunciando trabajos y culpando al Gobierno Nacional por una situación que se repite de muchos años, nuevamente la desidia y la inoperancia volvieron a afectar a los pobladores y productores.

Los pronósticos meteorológicos anunciaban un mes de diciembre lluvioso y un mes de enero con las mismas características por lo que los anuncios, tanto del intendente de las Lomitas, Atilio Basualdo como el administrador general de Vialidad Provincial, Fernando De Vido, de elevar la cota y de la construcción de defensas resultaba al mismo tiempo, extemporánea como inútil.

Con bombos y platillos ambos funcionarios públicos, anunciaban que el gobierno a través de Vialidad Provincial realizaría los trabajos de protección a fin de garantizar la accesibilidad de los pobladores ante la cíclica crecida del Bañado de la Ruta Provincial N° 32.

Pero la obra no se realizó, solo los aprestamientos y los anuncios. Las lluvias llegaron como así también la crecida de río Pilcomayo cargando de agua el Bañado La Estrella y debido al estado de los caminos no pudieron ni siquiera empezar.

El resultado como en tantos lugares de la provincia, es que las familias ganaderas de la zona quedaron al borde del aislamiento con el agua cortando la ruta que va de Fortín Soledad a “Churcalito”. El agravante de este año es que a la crecida del río se le suma un mes de intensas precipitaciones.

Uno de los productores del Bañado, Juan D. Maciel, aclaró que si bien el pueblo de Soledad tiene un anillo de defensa, los perjudicados serían precisamente los productores que estaban por fuera de esta protección, que se inundarían y que no tendrían a donde ir con su hacienda.

Maciel también dijo que siempre “prometen” como hace seis años cuando el gobernador dijo que iba a hacer la ruta 32 hasta “Churcalito” y hoy el problema no solo sigue sino que es más grave.

Basualdo ataca y difama

El intendente de Las Lomitas, según los productores, lejos de reaccionar en auxilio de los pobladores se dedicó a atacar por sus radios locales a la FAA y en particular a Maciel, responsabilizándolo por romper el camino –solo podían salir con tractor y acoplado- y de esa manera, sacar la producción, trasladar a personas con necesidades, enfermos, etc.

“Le dicen a la gente que las obras no llegan a Soledad porque Maciel es opositor al gobernador” explicó Emilia Maciel, “estigmatizó nuestro apellido y afirmó abiertamente que el gobernador llevó la luz eléctrica y que hay que ser agradecidos” agregó.

Compuertas cerradas

La masa de agua crece de manera impresionante hacia un lado de la ruta 28, sin embargo y a pesar que el gobierno ha trabajado en las compuertas para descomprimir la masa hídrica, no las abren más de 30 centímetros provocando una mayor inundación y daño sobre los productores del Bañado. La excusa es que si abren las compuertas completamente, estas se romperían, algo que se presta a la duda tomando en cuenta los trabajos realizados el año pasado.

Nuevamente surge la pregunta de ¿Por qué el gobierno deja que el agua fluya liberando mayor caudal? ¿Por qué los campos a un lado de la ruta 28 son sacrificables y del otro no?

Preguntas que solo agregan mayor desazón a quienes viven de su trabajo y quedan expuestos a perderlo todo por la evidente inoperancia e inutilidad de autoridades municipales y provinciales.

El Comercial

Comments

comments

Comenta aquí