DestacadasPolítica

El movimiento UAL denuncio que los albergues eran y son bombas virales que deben desactivarse con urgencia

Carlos Toloza del Movimiento UAL de la UCR formoseña manifestó que los albergues dispuestos por el Gobierno de Formosa, para alojar por 14 días a todas las personas que ingresaban al territorio provincia, constituían y constituyen, por su funcionamiento sanitario descuidado, verdaderas bombas virales de covid19. Ayer, dijo Toloza, desgraciada, pero previsiblemente, una se activó, la de Juan Pablo II, dando el segundo caso de Covid19 en la provincia. El joven de 18 años que dio positivo y que ingresara el 30 de mayo a dicho albergue, estuvo 11 días allí y pudo haber contagiado a muchas personas, algunas que ya egresaron y otras que permanecen en el albergue, las que son 178.

El dirigente de UAL aseguró que en esos albergues no todos usaban barbijos todo el tiempo, ni guardaban las distancias establecidas, es más, se obligaba a compartir habitaciones de hasta 6 personas en la Escuela de Cadetes. lo que con buen tino el Juez Federal, Fernando Carbajal, prohibió, estableciendo dos como máximo por habitación.

Sin embargo, denunció Toloza, esa recomendación cayó en saco roto y en el edificio, contiguo a la Escuela de Cadetes, también de la fuerza policial, un casino de oficiales, se alojó a 4 personas por habitación, una que se encontraba en planta baja y la otra en el primer piso.

Los ‘acuarentenados’, aclaró, compartían y comparten patios de recreos y el comedor general. No se les hizo hisopado al ingresar, por lo que cualquiera de ellas podría haber ingresado con covid 19, como lo que ocurrió con el joven del Juan Pablo II, y contagiar al resto. Lejos de todos los consejos nacionales y mundiales el distanciamiento social no se aplicó y el uso del barbijo existe a medias en estos albergues, a pesar de que el Ministro González asegura que se aplican en la provincia standares superiores a los nacionales y mundiales.

Toloza recordó que el Padre Francisco Nazar dió cuenta, en un reportaje al diario La Mañana, de cómo funcionaba la bomba viral en Juan Pablo II, donde él mismo debió alojarse en cuarentena al regresar de un viaje a Buenos Aires, claro que el Padre Nazar no le dio el enfoque que aquí estamos denunciando, aclaró el dirigente.

Señaló que Fransisco había dicho que «Estamos bien atendidos, la comida es rica y abundante, las instalaciones son cómodas y hay historias muy ricas para escuchar entre los formoseños”, lo que significa que estaban mano a mano contándose esas cosas, interpretó.

» Todas las mañanas pasamos por el riguroso testeo de temperatura. Al mediodía almorzamos, durante la tarde compartimos lugares comunes con otras personas y siempre disfrutando de historias que, algunos casos, son muy tristes por las dificultades que tiene la gente para conseguir trabajo fuera de la provincia”.

Era una bomba de tiempo y lo sigue siendo, como todos los otros albergues de cuarentena obligatoria que hay en la provincia, porque el funcionamiento y el descontrol sanitario preventivo es el mismo enfatizó el dirigente radical.

Afirmó que no es suficiente que se haga el hisopado a todos los alojados en el lugar, sino que corresponde hacérselo también a los que hubieran egresado del albergue, como también el rastreo de todos los contactos estrechos que tuvieron.

Por otro lado, aseguró Toloza, que urge que se efectúe el hisopado a todos los «acuarentenados» obligatorios de la provincia y se los envie a sus hogares, o se los aloje en habitaciones individuales en los hoteles vacios que hay en la provincia, tal como lo propusimos desde nuestro movimiento UAL, por nota, al gobierno de la provincia, en el transcurso del pasado mes de mayo.

El cuidado riguroso y científico de la salud de los formoseños lo necesita, lo merece y lo exige, concluyó el dirigente

Comments

comments

Comenta aquí