OpiniónPolítica

«¿El salvaje oeste?»; -Por Agustín Rojas.

No, no hablamos del salvaje oeste, ni de un grupo de efectivos de la policía procrastinando en el oeste. Sin embargo cada vez esos lares nos recuerdan a la famosa serie del siglo XX, «bonanza».

Y fuera de risas, cuesta digerir la noticia que vamos a ver a continuación  o buscarle un lado de la grieta. ¿Pero, a que nos referimos con esto?.

Bien, estimado lector, iniciemos sin mas preámbulo, hace no mas de 4 días recibimos un mensaje-denuncia de una persona cuya identidad no se puede develar por miedo al regimen y a las represalias, dentro de la misma, figuraba el abuso a los DD.HH y maltrato por parte de los jefes de la policía, uno de los cuales es el principal y polémico comisario jefe Walter Rene Arroyo, que no fue el único. Sin embargo no nos referimos a cualquier tipo de trabajador como el denunciante, si no a alguien que estuvo adentro y conoce el medio, extraordinariamente, el mismo también apunto contra los comisarios superiores provinciales por acusaciones graves como excesos hacia el personal policial de la provincia de Formosa dentro de esta «subcomisaria» a la cual nos vamos a referir como a -La comisaria en tierra de nadie- en esta misma, los asignados a una subcomisaria en lo que las fuentes mismas definen como «el medio de la nada» viven en condiciones deplorables.

"cocina de la dependencia policial"                                                                                 

                                       fragmentos de la «cocina» que poseen las «instalaciones» de la dependencia de la policía.

 

Así, sin el envio de mercaderías -lo que dentro del lugar se manifiesta- no le queda nada de comida al personal, poseen poca agua y con el hospital mas cercano a 70 km en la localidad de «Los Chiriguanos» los 20 efectivos maltratados «como perros» (según cuentan el o los informantes) reclaman por un trato digno, y el reacondicionamiento de las instalaciones en las que «no cuentan ni con aire acondicionado, tienen un ventilador que apenas funciona, y que no enfría».

El desgaste es físico y mental, el calor abrazador y sofocante, las condiciones de vida son pésimas, es maltrato laboral bajo coerción para no protestar -según comenta la fuente del equipo de «Noches de Libertad». Tierra lejana, sin justicia.

Nuestro grupo de efectivos también se enfrenta a peligros nocturnos naturales de la zona; como lo son la fauna y la flora locales, es imprescindible en esas condiciones contar con el equipo adecuado para auxiliar las heridas de bajo rango y las mas graves. En síntesis, contar con los insumos necesarios para que el personal se auxilie. El cual es nulo, solicitado por el personal, pero sin respuesta.

 

                                  dentro de las instalaciones, una serpiente de cascabel buscando un lugar donde refugiarse del calor.

Recordemos que las (Crotalus) o mas conocidas como «serpientes de cascabel» poseen una naturaleza desconocida, que apunta a «advertir» a su potencial amenaza o depredador el ataque mediante el «cascabel en su cola» y poseen un veneno que destruye los glóbulos rojos y vasos sanguíneos. Sin embargo también son agresivas y territoriales. este mismo viperidae fue observado ingresando a la «instalación» policial durante la noche. Mas precisamente a la posada de descanso de los aproximadamente veinte efectivos, los cuales hábilmente pudieron detectar su presencia y tomar medidas concretas antes de que sucediera un acontecimiento lamentable.

Tomemos en cuenta que mientras se escribe este articulo, los efectivos siguen expuestos a este peligro, y quien sabe cuantos otros.

 

Los insumos médicos, provisiones y suero antiofídico con los que el personal no cuenta, gracias a que la logística del cuerpo de policía en sus diversas instituciones no se interesa por ellos, podrían evitar el desgaste por el calor y el peligro del medio en el que se encuentran. Tal es el ejemplo del lugar donde los obligan a hacer guardia:

‘                                                                               

Zona de guardia policial

 

Debemos de adjuntar un video en los sitios de Instagram de «jóvenes por la libertad» y «@_agustinrojasok». Ahora la pregunta es, ¿Por que siguen tolerando eso? El cuerpo de policía tiene unos propios privilegiados, la denuncia reside en el abuso del trabajador. Sin embargo, deben acatar el maltrato al ciudadano e incluso dispararles, para que al final del día, la mano que les da de comer los trate como perros.

Este es, en efecto el modelo formoseño que utiliza la fuerza como medio de coerción, sin embargo, estos medios son personas, utilizadas por unos pocos, que al final del dia son complices del poder. Esperamos que se sepa que el pueblo no es el enemigo de la policía, pero siempre va a reclamar sus derechos frente a quien sea. Hoy, defendemos personas que estan sufriendo abusos. Mañana, esperamos que la defensa sea hacia nosotros.

 

 

 

 

Comments

comments

Comenta aquí