Política

En la zona con más radiación solar del país, Insfran y Macri quieren quemar monte para generar electricidad

CARLOS TOLOZA DENUNCIO PROYECTOS DE QUEMA IRRACIONAL DEL MONTE FORMOSEÑO. El dirigente sindical y militante político de la UCR de Formosa criticó duramente la decisión, tanto del gobierno provincial como del nacional, de quemar el monte formoseño, las 24 horas del día y durante 20 años, para producir un poquito de energía eléctrica, que se venderá al sistema eléctrico nacional y sobre lo cual Formosa no tendrá jurisdicción, como no la tienen Corrientes en Yaciterá o Salta en Cabra Corral.

Son dos usinas eléctricas a leña-que llaman biomasa para que suene mejor- que se levantarán, una a la vera del bañado La Estrella y la otra en el predio atómico de Dioxitex y Carem, a orillas del Riacho Formosa. Se agregarán a la actual producción de biomasa en polvo que produce UNITAN a las orillas del río Paraguay.

La concesión y explotación del recurso monte es a 20 años, por lo que durante las 24 horas del día y durante ese tiempo, ambas usinas quemarán monte formoseño sistemáticamente y  sin descanso hasta agotarlo.

El principio de generación de electricidad es simple y antiguo, se trata de la máquina de vapor que supimos estudiar como inicio de la etapa industrialista del mundo y que muchos formoseños, sobre todo los que peinan canas, han visto rodar por las vias del ferrocarril Belgrano en las primitivas “maquinas leñeras”, que echaban humo de la tronera por la leña quemada y el vapor producido, para bajar la presión interna: se quema leña-monte para calentar agua-por eso se radican cerca de los cursos de agua- y producir el vapor que moverá las turbinas para producir la energía eléctrica: el formoseño debería hacer un esfuerzo imaginativo para cubicar cuanto monte se necesita para estar quemando las 24 horas del día por 20 años seguidos, para decidir a oponerse a semejante crimen ambiental en su propia tierra.

La paradoja de estos proyectos que el gobierno provincial se apresta a poner en marcha, es que Las Lomitas es la ciudad y la zona con más radiación solar del país, pero para generar electricidad quemaremos nuestro monte, con el beneplácito de Insfran y de sus funcionarios, sobre todo del encargado del ambiente.
La lógica utilizada para la generación de electricidad en el pais pareciera ser la de que “donde hay mucho viento se deben usar molinos de viento como en Chubut y en la Patagonia, donde hay mucho sol, se deben usar paneles solares como en Jujuy y donde hay mucho monte, se debe quemar el monte como en Formosa”, pero ni el viento ni el sol se agotan, el monte sí, sobre todo si su tala es irracional e innecesaria: en Las Lomitas hay tanto sol como en Jujuy.

En tanto, dijo Toloza, El “Depredator” de la oficina de ambiente formoseño explica que se usarán los albardones de los desmontes que se vienen haciendo en el interior, para cambio del uso del suelo, para quemar en las usinas, lo que si bien es mucho y demostrativo del desmonte existente, agrega que se cortará y utilizará “esa plaga” del vinal que arruina los campos ( sin tener en cuenta que fija los suelos, protege la fauna y provoca la humedad de la zona, entre otras virtudes de esa planta) por lo que el desmonte proyectado convertirá el centro oeste formoseño en un páramo: cuando se vaya la usina, dentro de 20 años, no quedará nada y será tarde para todos.

Estos proyectos de “biomasa” le vienen de perillas a nuestro “”Depredator”” porque justifican los desmontes ya autorizados y hechos, y los que se propone autorizar, porque no es cosa de dejar a la usina sin leña para quemar, denunció.

Estas usinas, describió Toloza, traerán de vuelta a los antiguos, queridos y admirados hacheros del monte, metamorfoseados en motosierristas y maquinistas de tractores, excavadoras y topadores, también volverán nuestros viejos transportes de madera y rollizos: camiones, acoplados y tractores: será, claro está, una importante colmena de trabajo, pero de baja calidad y mal pago. Se activarán los caminos vecinales y las picadas del monte, todo de tierra, por lo que el acopio de “biomasa” será gigante, para cubrir los días de lluvias, cuando los caminos formoseños de esos montes se vuelven  intransitables.
Lo raro de todo esto, agregó el dirigente, es que la licitación nacional fue para una sola usina, la radicada en Las Lomitas, adjudicada a una empresa de Río IV- que ya produce energia a biodiesel-pero de la nada nació la segunda, sin anuncios previos y sin licitación, que se radicará a la vuelta de nuestras casas, a 15 km del centro de la ciudad, de la que no se tienen noticias y de la que no se sabe quiénes son los dueños, finalizó.

Comments

comments

Comenta aquí