Política

Enzo Casadei: «Tenemos el desafío de transformar Formosa para que vuelva a ser esa tierra de oportunidades»

Enzo Casadei, candidato a concejal en primer lugar por el sublema “Libres”, aseguró que busca un lugar en el Honorable Concejo Deliberante capitalino para luchar por los derechos de los vecinos y con el «desafío de transformar Formosa para que vuelva a ser esa tierra de oportunidades».

El joven de 32 años, que fue presidente de la juventud radical de Formosa, es un vecino del barrio Facundo Quiroga, que fue a la escuela pública 378 «Benedetto Fachini» y que cursó la secundaria en el Colegio Nacional. Tras terminar sus estudios se trasladó a Corrientes y luego a Buenos Aires donde vivió varios años. Se recibió de periodista, aunque no ejerce y se dedica a la Consultoría en Comunicación Política, además de tener emprendimientos privados en indumentaria.

“Tuve la suerte de poder salir de la provincia en mi etapa de formación académica, en Buenos Aires viví muchos años y pude crecer como profesional y como persona, tuve la posibilidad y el privilegio de volver para luchar por una Formosa libre para aportar los mejores años que tenemos por delante para poder ir cambiando esas cosas que nos duelen, que nos molestan y que se vienen consolidando hace un montón de años pero a diferencia de lo que creímos en otras oportunidades, ahora van cambiando en serio porque la sociedad ha dado un mensaje importante y en ese sentido estamos muy esperanzados”, comenzó diciendo.

“Es la primera vez que me toca ponerme a consideración del vecino encabezando una lista para candidato a concejal, pero la verdad es que la política estuvo en mi casa desde el minuto cero, vengo de una familia política radical que también tiene sus vertientes en el peronismo”, contó.

Reconoció en este aspecto que “en esta última década se ha profundizado la grieta, eso ha separado mucha gente, es una lástima y creo que deberíamos ir cambiando de a poco, madurando en términos políticos y democráticos, cultivar la tolerancia y entender que el que piensa diferente no es un enemigo, que la política es una construcción colectiva, donde debemos encontrar los consensos, la democracia es respetar la diversidad de opiniones y encontrar los consensos necesarios para ir solucionando los problemas de siempre que tenemos”.

Recordó su infancia en Formosa y su pertenencia a la educación pública. “Mi madre es docente de la escuela a la que fui y siempre le agradezco haberme permitido convivir con la realidad de los 90, esa escuela estaba al costado de la ruta, mis compañeros venían del barrio La Floresta, Villa Lourdes, San Juan, San Antonio y era una escuelita alejada de todo, pude crecer y empezar a fomentar esto de la empatía con el otro porque durante el menemismo se la pasó mal y nunca uno olvida los compañeros que se desmayaban porque no habían desayunado o merendado, no me olvido del comedor, me hizo crecer mucho como persona y agradezco infinitamente a mi madre por haber apostado por la educación pública porque no solo me ayudó mucho por la calidad de las maestras que teníamos en ese momento sino por la cantidad de personas y el calor humano por el que crecí en ese momento”, señaló.

En otro tramo reflexionó sobre la juventud de Formosa, que este año tuvo gran participación en protestas y reclamos hacia el gobierno provincial. “Los jóvenes son en parte las principales víctimas de todo el autoritarismo que afloró y fue despiadado durante la pandemia, pero no solo durante este tiempo, quiero que los amigos que no están, que se fueron, puedan volver, la juventud fue la más afectada por un modelo que no genera expectativas”, aseveró.

“Tenemos el desafío de transformar Formosa para que vuelva a ser esa tierra de oportunidades y quienes tenemos la posibilidad de dar esa batalla nos sentimos unos privilegiados y por eso asumimos el compromiso”, expresó.

“La gente no cree en los políticos y eso se arregla con buenos políticos, haciendo bien las cosas porque cuando la gente salió a la calle, está diciendo que no los representa, está teniendo una posición política, está asumiendo como ciudadanos la responsabilidad a ejercer su derecho a pensar, a decir y a hacer para transformar la política y el desafío de la política es interpretar ese mensaje, canalizarlo, llevarlo a propuestas concretas, la política no es un lugar para improvisar, para enojados, para gente que busca revancha por algo particular, la política es para gente con vocación pública que está interesada, no en el solo paradigma de cambiar esto de que uno llega a un espacio público a una banca en el Concejo Deliberante en este caso y se cree jefe de alguien, como que puede mandar por encima del otro, venimos como generación a aportar a la política ese cambio de paradigma, transformarnos y entender que uno es servidor público, que tiene vocación pública y que tiene vocación de servicio, que es empleado del vecino”, manifestó.

Casadei contó además que “volví a Formosa en el año 2016 y sabía que venía para aportar algo, tenía la posibilidad de militar en la fila de la oposición, de crecer en el espacio del radicalismo y que en este momento me consideren para encabezar una lista de concejales tiene que ver no solo con el trabajo que hice todos estos años dentro de la fila de la oposición en diferentes roles, desde lo técnico, lo político sino del trabajo de un gran equipo”, expresó.

“No hay solo una cara nueva detrás de esta nueva oferta electoral que ponemos a disposición del vecino, hay un joven que tiene formación política, una tradición, una cultura política, que entiende que la política es la herramienta de transformación, pienso que hay una buena o mala política y la buena hace cosas transformadoras, ayuda, piensa, invita a reflexionar,a debatir, creo que en nuestra propuesta no solo encuentran una cara nueva sino que la formación, la garantía de reivindicar a la política en sí, hay diversidad porque en nuestra lista tenemos la suerte de que esté integrada no sólo por jóvenes de diferentes expresiones políticas sino que también por gente de mucha experiencia que es una lista que reivindica la lucha por una Formosa libre, no solo desde la pandemia sino que desde mucho años, la diferencia radica en que un militante político se transforma cuando siente el dolor ajeno y actúa en consecuencia, a diferencia de muchos que se empezaron a movilizar solamente cuando les tocaron sus propios intereses”, manifestó..

Para finalizar se refirió a si es posible cambiar la realidad de Formosa. “Sí se puede cambiar y esto tiene que ver con un compromiso que debemos asumir las nuevas generaciones independientemente del partido, de la creencia política que militemos o que trabajemos, creo que las nuevas generaciones tenemos el desafío de saltar la grieta y en la ciudad de poder pensar la ciudad no solo acá a dos años, sacar el pensamiento electoralista que tenemos en cada una de las medidas que se toman y pensar en una ciudad de acá 10 años, a 20 años, un proyecto serio en el que todas las fuerzas políticas podamos ponernos de acuerdo más allá de a quien le toque gobernar, sepamos cuál es el rumbo para mejorarle la vida a los vecinos y para hacer de Formosa una ciudad capital acorde al resto de las ciudades capitales de la región, creo que tenemos la oportunidad de empezar a trabajar con cuáles son las obras que necesitaría la ciudad para dar ese salto , cuáles son las condiciones que debe recuperar la ciudad siendo una capital para poder realizar ese tipo de cosas y ese es un enorme desafío que trasciende a la pertenencia política y tiene que ver más con un llamado a reivindicar la política desde lo generacional para que nadie diga que no cree más en los políticos sino para que podamos dar un horizonte de previsibilidad y dar una respuesta a corto, mediano y largo plazo al ciudadano, que es lo que está esperando”, culminó.

FUENTE: Express

Comenta aquí