Sin categoría

Esa ilusión llamada Messi

 1,562 total views,  2 views today

Entre tanta explicación futbolera con palabras complicadas, tecnicismos tácticos y elecciones polémicas, probablemente la mayor verdad -y la más fácil de entender- que dijo Jorge Sampaoli desde que asumió como entrenador de la Selección Argentina fue que este era el equipo de Messi. Algo que quedó demostrado una vez más anoche en La Bombonera, en la despedida del plantel que viajará a Rusia a disputar el Mundial.

Y sucede que esto de “el equipo de Messi” va más allá de ubicarlo por los costados o en el medio, como enganche o segunda punta. La Argentina es el equipo de Messi para la gente. Para los argentinos, y seguramente también para el resto del mundo. Entonces ya no importa que las Eliminatorias hayan entregado más disgustos que alegrías, o que cada uno de los que sigue a la Selección tenga su lista de 23 diferente a la que finalmente viajará al Mundial, porque en la Argentina juega Messi, y eso hace a un lado todo lo demás.

Por eso en los alrededores de La Bombonera en la previa del último partido antes de la partida de la Selección, hay un solo denominador común entre los fanáticos que dicen presente para el juego ante Haití: “Vine a ver a Messi”. Desde Paraná o Catamarca, por primera vez o todas las que se pueda, con una entrada de regalo o sin pagar la luz para comprar una platea. El fenómeno Lionel Messi es una cosa impresionante.

Así se explica que -sin exagerar- cueste horrores encontrar otro apellido y número en las camisetas que colman cada sector de la cancha de Boca. El 10 tiene un imán, y cada vez que se acerca a cada una de las cuatro esquinas para un córner, la gente se abalanza encendiendo los flashes para tener el recuerdo de haber estado bien cerca del mejor jugador del mundo. Se canta el “Que de la mano de Leo Messi”, y se lo ovaciona a cada momento, se festejan sus gambetas, se grita e insulta por las faltas que le cometen y hasta se cuela la risa, cuando el astro provoca el ridículo choque de dos rivales.

Messi es tan pero tan grande que logra que en un equipo plagado de estrellas que juegan en los mejores clubes del mundo, cualquiera de ellos quede en un segundo plano. Pero ojo, también debe ser el equipo de Messi a la hora de elegir los otros 10 y el estilo de juego. Quedó claro en los mejores Barcelonas de la historia, que la Pulga necesita compañía de la buena. Entonces futbolistas de las características de Lo Celso y Lanzini pueden ser grandes herramientas para que el 10 construya, en Tagliafico puede encontrarse un Jordi Alba con el que tanto se busca Messi en el Barcelona o el Kun Agüero debe meterse en el equipo si es el punta con el que mejor se asocia.

Después de un largo tiempo de turbulencias en el fútbol argentino y la Selección, llegó el momento de partir a Rusia para otro Mundial con muchas dudas generadas por cómo llegó la Albiceleste a la máxima competencia de fútbol del planeta. Sin embargo con el correr de los días va ganando lugar una ilusión que tiene nombre y apellido: Lionel Messi.

Comments

comments

Comenta aquí