DestacadasPolítica

Escandaloso: Narcopatota de Insfran impidió violentamente a Leo Fernández y Julieta González cubrir el OPNGT

INSOLITO: El Jefe de Policia reconoció que él estaba a cargo de la seguridad externa del establecimiento educativo y Daniel Taffetani y su banda a cargo de la seguridad interna de la Escuela

Los periodistas Leo Fernández Acosta y Julieta González fueron impedidos violenta y patoterilmente por fuerzas parapoliciales que actuaban impunemente con la complicidad de la jefatura de la policía provincial poder ingresar al establecimiento educativo donde se realizaba la vuelta del Operativo político partidario Por Nuestra Gente Todo (PNGT), que se realizó el sábado en la EPEP N° 532 “Dr. René Favaloro” del barrio Divino Niño de la ciudad capital.

En el ingreso establecimiento la plana mayor de la policia provincial acompañados por más de 100 efectivos uniformados y otros tantos de civil, fueron pasivos testigos del gran revuelo y cómplices directos de un verdadero escándalo y nuevo atentado contra la Libertad de Prensa que se vivió cuando aparecó el equipo periodistico comanandado por el licenciado Leonardo Ferández Acosta y la abogada Julieta González, quienes fueron increspados, amedrentados y amenazados frente al jefe de policia por la patota de Daniel Tafetani y los enmascarados deliverys del Cartel de la Blanca, en tanto de adentro de establecimiento era sacado como una bolsa de papas el comunicador Adrián Gamarra que fue sosprendido sacando fotos dentro el operativo PNGT.

A los periodistas que conducen el programa «El Ciudadano» por Radio Parque, se les cohartó vergonzosamente la libertad de expresiòn, se les cercenó el derecho trababajar, a informar, a ejercer su profesión y a publicar libremente sus idea, fueron intimidados,amedrentados, amenazados y empujados para evitar que pudieran cubrir periodisticamente el Operativo partidario financiado con fondos públicos.

«La “Patota” estuvo dirigida por el dirigente peronista, Daniel Tafetani, quien nos amenazó violentamente con un grupo de fascinerosos contando con la complicidad de la policía de la provincia que dejó la zona liberada, cuestionó Leonardo Fernández Acosta. 

«El propio jefe de la policía, Comisario General, Walter R. Arroyo, dijo que él no era responsable ni era su jurisdicción siendo la escuela un edificio público, omitiendo así intervenir para garantizar nuestra seguridad y nuestro derecho a trabajar, dejándonos a merced de los violentos», denunció Julieta González. 

«A partir de la orden de Tafetani, nuestra integridad seestuvo en riesgo por numerosas personas que inclusive llegaron a sugerir que nos robarían los celulares y también que nos desafiaban a pelear en la esquina, quedando registrado absolutamente todo en la transmisión en vivo», se quejó.. 

«Durante 40 minutos fuimos rodeados y perseguidos por la patota parapolicial de Tafetani que nos siguió hasta nuestro vehículo, grabándonos con los celulares de manera intimidatoria, cuando finalmente nos retiramos del lugar bajo insultos de todo tipo por estas personas», dijó. 

«No permitiremos que abiertamente se ataque a la libertad de expresión violando los derechos humanos que nos ampara la Constitución Nacional. Cualquier acto que atente contra la libertad es un ataque directo al sistema republicano de gobierno y a la democracia».

Comments

comments

Comenta aquí