Política

Esta fule la cosa: Martínez Rojas, que comprometió a Gildo Insfran, llegó a Argentina y pidió declarar como Testigos protegido

El empresario Mariano Martínez Rojas, que había vinculado a Gildo Insfran con la corrupción K, los millonarios retornos con la Obra Pública y un casino,  se negó hoy a declarar y pidió hacerlo como arrepentido dentro del programa de Protección de Testigos e Imputados del Ministerio de Justicia de la Nación en la causa por el uso de empresas fantasmas para sacar dólares del país.

Martínez Rojas llegó esta mañana a la Argentina extraditado de los EEUU. Escoltado por la policía, fue trasladado del aeropuerto de Ezeiza a los tribunales de la avenida De los Inmigrantes, en el barrio de Retiro, para ser indagado por el juez en lo Penal Económico Gustavo Meirovich, a cargo de la causa. Estuvieron el magistrado, el fiscal Claudio Navas Rial y el abogado defensor, Daniel Mercado, informaron a Infobae fuentes judiciales.

Rojas escuchó los cargos y se negó a declarar. Dijo que iba a hacerlo cuando ingrese al programa de protección. También señaló que recibió amenazas para él y su familia pero no dio detalles.

Ahora la Fiscalía deberá dictaminar si acepta el ingreso al Programa. Luego será el Ministerio de Justicia quien haga el análisis de la situación y de la respuesta final.

Martínez Rojas quedará detenido en la alcaldía de Investigaciones de la calle Cavia de esta ciudad. Es en el mismo lugar donde estuvo presa la fallecida ex funcionaria menemista María Julia Alsogaray.

El empresario está acusado de los delitos de lavado de dinero, falsificación de documento publico y asociación ilícita. En la causa se investiga a 56 empresas fantasmas que utilizaban las ex DJAI (Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación) para hacerse de dólares durante la época del cepo cambiario y sacarlos del país.

Martínez Rojas está acusado, junto con al menos otras cuatro personas, algunas de ellas vinculadas a bancos, de sacar del país cerca de 200 millones de pesos a cuentas en el extranjero a través del uso de las DJAI.

El juez Meirovich pidió en agosto del año pasado la detención de Martínez Rojas tras la declaración de otro acusado: Hwang Sung Ku, conocido como «Mister Korea», quien involucró a Martínez Rojas con el contrabando y lavado de dinero con las ex DJAI y el envío de dinero al exterior.

El empresario se encontraba en los Estados Unidos y fue detenido el 26 de enero en Miami cuando oficiales del FBI lo capturaron debido a que su visa de turista había vencido a fines de diciembre pasado. Hace dos semanas la justicia de ese país ordenó su extradición a la Argentina.

Fue acusado en Estados Unidos de cometer infracciones a las leyes migratorias, ya que sus papeles como turista tenían vigencia hasta fines de 2017, cuando se cumplieron los 90 días de su llegada a la ciudad del estado de Florida.

No es la única causa penal que tiene Rojas. El martes será indagado por el juez en lo Penal Económico Marcelo Aguinsky en la causa de la mafia de los contenedores en la que está detenido el cuñado de Julio De Vido, Claudio “el Mono” Minnicelli.
En otro expediente, el juez criminal y correccional Gabriel Nardiello lo procesó por la falsificación de una firma en el balance de su empresa “ICHI SRL”. Aunque Martínez Rojas no falsificó la firma, para la Justicia sabía de esa irregularidad.
Y tiene una condena por la apropiación de la pintura Cuadrícula en negro y naranja de Clorindo Testa, valuada en USD 10 mil, que le había pedido prestada a un amigo en 2013 y que intentó vender en 80 mil.

Comenta aquí