Política

Formoseños participaron de la multitudinaria misa en Luján por “las mujeres y la vida”

Un contingente formoseño participó este domingo de la multitudinaria Misa en la basílica de Luján bajo el lema “Sí a las mujeres, Sí a la vida”, pidiendo respetar justamente la vida tanto de las mujeres como de los niños por nacer, y manifestándose en contra del proyecto de legalización del aborto que enviará el Gobierno nacional de Anibal Fernández y Cristina Kirchner al Congreso.

El grupo de formoseños que había partido el sábado desde esta ciudad estuvo encabezado por el obispo José Vicente Conejero, e integrado por fieles en general y representantes de cada pastoral diocesana.

Participaron miembros de la Renovación Carismática Católica de la parroquia María Madre y representantes de la Pastoral Familiar Diocesana, además de seminaristas, diáconos y miembros de varios movimientos católicos presentes en Formosa.

Los católicos formoseños se sumaron al reclamo nacional de expansión de los derechos de las mujeres, y a miles de fieles que vistieron de celeste la Basílica de Luján con su reclamo contra el aborto y donde los integrantes de la Comisión Episcopal Argentina no sólo se centraron en transmitir «la palabra de Dios». También hablaron de la situación del país y de las mujeres. 

Miles de personas se concentraron este domingo frente a la Basílica de Luján en contra del aborto. Foto: Juan Manuel Foglia.

«Venimos a pedir por todas las mujeres para que se respete su vida, su integridad y sus derechos, superando todo tipo de exclusión», dijo el obispo de San Isidro, Oscar Ojea. Al frente, tenía la Virgen de Luján reproducida en una figura del tamaño de un nene de 12 años.

«Por eso hemos elegido como lema de este encuentro eucarístico: Sí a las mujeres, sí a la vida«, dijo. La frase se leía arriba del escenario y abajo: en banderas argentinas de más de diez metros de largo, en gorros que cubrían las cabezas del sol, en remeras celestes y folletos que se repartían gratis.

«Soy ama de casa y defiendo la vida. Por eso vengo a las marchas», dijo una portadora de un cartel en contra de la interrupción legal del embarazo. «Me preocupa lo que dijo el Presidente», siguió Patricia, refiriéndose al anuncio de Alberto Fernández de enviar al Congreso un proyecto para legalizar el aborto. «La vida empieza con la concepción y termina con la muerte natural, y hay que respetarla en todas las etapas».

Con respecto al derecho de las mujeres a decidir si tener o no un hijo fue más tajante: «Somos administradores del cuerpo, no dueños».

«Somos de la parroquia San Miguel, un grupo pro vida. que decidimos llevar un cartel. Tenemos que estar a favor de las dos vidas«, dijo otro manifestante.

«Toda la vida defendimos la vida desde el minuto 0. Tenemos ocho hijos. Esperamos que haya un retroceso con la idea de establecer el aborto como una cosa normal porque no es legítimo, es un asesinato», dijeron.

Comments

comments

Comenta aquí