DestacadasOpiniónPolítica

Gait: “LOS ABOGADOS DESAPARECIDOS”

El  Rey  Persa , viendo cómo luchaban y resistían ferozmente los espartanos en el desfiladero de las Termópilas, entre furioso y asombrado   preguntó a sus consejeros : “porqué estos hombres luchan así y no se someten a mi poder ?”; y uno de sus ministros, temeroso y  doblando la rodilla ante el Rey, le contestó :” mi señor, ellos son hombres libres”.

Esta  frase inmensa, debería ser escrita en una lápida y plantada en medio de una plaza dedicada a los abogados y abogadas desaparecidos bajo el Terrorismo de Estado.- Cuando los represores y sus aliados, cómplices y colaboradores decían de ellos “algo habrán hecho”, no se equivocaban, tenían razón ; lo que hicieron fue ejercer el derecho y defender la libertad de los que eran oprimidos , reprimidos, torturados, asesinados, desaparecidos.

“ERAN HOMBRES LIBRES”, que ejercieron la libertad, con un coraje simple y callado, y pusieron su vida en juego, dejándonos en las manos una posta que aún hoy nos quema.-

Dijo NAPOLEON BONAPARTE : “Mientras lleve mi espada en mi costado, no firmaré ese Decreto; y quiero que se pueda cortar la lengua a los abogados que se sirven de ella en contra del Gobierno”; se refería al Reglamento de la Orden de los Abogados de Francia, que ponía en jaque a la tiranía de Napoleón.-

A los tiranos y dictadores no les gusta someterse a la Constitución y al orden institucional, quieren vivir fuera de la ley y contra la ley como lo han hecho varios en la Argentina.- Es que los abogados que ejercen su ministerio como un apostolado de la Justicia , de la Libertad, y del Derecho, son una amenaza para los corruptos, los  tiranos y los déspotas.-

El día 28 de agosto del año 1987, una delegación de familiares de desaparecidos, junto con miembros de la ASOCIACION DE ABOGADOS DE BUENOS AIRES, hizo entrega al  Presidente de la Nación, al Dr. ALFONSIN, la nómina de los 106 abogados detenidos-desaparecidos, durante el Terrorismo de Estado.-

Jorge Luís Borges amaba la Plaza Lavalle, y la cristalizó y eternizó con estos versos : “Toda pasión se aquieta, bajo la tenue  bendición de su árboles”.- Y en esa Plaza Lavalle, frente a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, calle Talcahuano 550, hay un monolito de mármol con una placa grabada con los nombres de los abogados desaparecidos, que impugnan, requieren e interpelan al PODER JUDICIAL DE LA NACION, desde su ensordecedor silencio.-

“Creo que si alguien tiene una deuda con los Derechos Humanos, en nuestro país, es el Poder Judicial.-“ (lo dijo Eugenio Zaffaroni , ex Juez de la Corte Suprema).- Durante el segundo juicio de Nüremberg, hecho contra los Jueces del régimen nazi, se ventiló la aberrante teoría, de que si existía una norma, los Jueces debían cumplirla y aplicarla, aunque fuera contraria al sentido común, al derecho de gentes, a la humanidad; si la norma decía que había  que proteger la pureza de la raza alemana, y por lo tanto impedir matrimonios mixtos, y matar, judíos, eslavos, homosexuales y gitanos, los jueces al aplicarla no cometían delito alguno, porque las leyes no las hacen los jueces, que solamente las cumplen.-

Y esta aberración era sostenido por grandes juristas.- Y esto mismo sucedió en nuestro país durante el terrorismo de Estado, y aún sucede en muchas provincias donde se anteponen a la Constitución y a los Pactos y Tratados, ordenanzas municipales, normas administrativas, y Decretos leyes de los gobiernos de facto.-.- Pero la falacia no tuvo éxito en Nüremberg , y los sofismas se hicieron pedazos, ante el sentido común de la gente y de los jueces.- Y  dijo el Fiscal acusador del Juicio de  Nüremberg contra los Magistrados del nazismo, que había que darles una condena ejemplar,” para que nunca más  el puñal de los sicarios, se oculte entre los pliegues de la toga de los Magistrados .-“ En nuestro país, en el ámbito federal y provincial,  la toga de los magistrados sigue ocultando el puñal de los sicarios, crímenes impunes , el dinero de la corrupción, las prebendas del narcotráfico  y  muchas perversidades más.- A esos funcionarios les cabe la amenaza de la Biblia: “ hay de vosotros jueces prevaricadores…”.-

Dijo ARISTOTELES :” hay hombres que aman los placeres, y buscan las riquezas; hay hombres que aman los honores, y buscan el poder; y hay hombres que aman la justicia y buscan la verdad “.- Yo he sido una de las  víctimas del Terrorismo de Estado, y estuve mil días a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, desde el 24/03/1976 hasta el 24/12/1978; por Decreto Nº 425/1976, dictado por el General J.R. Videla, y su Ministro el Gral.  Harguindeguy.- Y vi pasar por la prisión a abogados de todas las provincias, y del Chaco: Drs.  Tissembaum “Peco”, Leúnda Carlos, Yunes Rubén, Acuña Saúl, Nadal “Pocha”, Goldberg , “Romerito”, Velásquez Ibarra Pedro de Formosa,  etc. 

He cumplido 41 años y  medio ,en el ejercicio de la profesión de ABOGADO, y he visto de todo, a buenos y malos.-  Pero como dice el chiste: “ los abogados no van al cielo”.-

Dijo el Dr. Boris Pasik, luchador por los derechos humanos, “El derecho es un medio para la realización de fines éticos. O el derecho sirve para defender la vida, la libertad y la dignidad del hombre, o no sirve para nada”. Los abogados desaparecidos hicieron posible el Estado de derecho, la democracia y la libertad que nosotros hoy disfrutamos. Cada escrito, cada Habeas Corpus, cada reclamo por los detenidos torturados y desaparecidos, era una definición, una toma de posición por la vida, por la libertad y por la dignidad del hombre.

El Poder Judicial debe ser el guardián, debe tutelar la vida, la libertad, la dignidad, y el trabajo de los seres humanos. Hay una deuda morosa no saldada  del Poder Judicial para con el pueblo argentino. La defensa de la vida, la libertad y la dignidad del ser humano, y la paz social, es la tarea más  elevada de los abogados.-.

Y en esa tarea, nuestros colegas desaparecidos, fueron cobardemente abatidos por el Terrorismo de Estado. Nuestros colegas, los abogados desaparecidos, muchas veces, armados tan solo con una máquina de escribir, enfrentaron al Estado Terrorista y a sus funcionarios, y se lanzaron como el Quijote contra los molinos de viento.

Y al igual que “el caballero de la triste figura”, caracoleando montado en su famélico Rocinante, derrotados en la batalla, ganaron la guerra por la verdad, la justicia y la dignidad del ser humano, nuestra dignidad.  Y de esa sangre, impunemente derramada, seremos eternamente deudores todos los argentinos. Ellos nos enseñaron con su sacrificio, que la vida sin libertad, sin justicia, sin dignidad, no es vivir, es agonizar..-“ Nadie tiene más amor que el que da la vida por los demás”.-.

Nuestros colegas desaparecidos, sin saberlo, probaron con su sacrificio la verdad de esta enseñanza que nos dejó Jesús, una víctima más de la injusticia humana, a quien el “Magistrado”  Poncio Pilatos, modelo del juez cobarde, primero lo declaró inocente y luego lo condenó a muerte, y a muerte de cruz.-. “Bienaventurados los que luchan por la justicia,….”-                                                                                                      

Por eso, para que la lucha, la memoria y la sangre de nuestros colegas desaparecidos, no sea olvidada ni negociada, escribo estas palabras.- Y modestamente rindo mi homenaje emocionado, a todos esos luchadores del derecho, de la vida y de la libertad, a esos “soldados desconocidos de la JUSTICIA y el DERECHO, cuyos nombres sólo   Dios conoce.-“  

Está escrito en el Libro del Profeta Daniel  : “Los que enseñaron al pueblo a ser justo, brillarán como las estrellas del cielo”.-  Y…… SERA JUSTICIA.-

                                                               

                                                                                                                JORGE ANTONIO GAIT

                                                                                                                           ABOGADO

Comments

comments

Comenta aquí