Política

Gildo Insfrán se enojo y se negó a rezar ante durísimo sermón que le dieron en la cara en Ibarreta

Al Gobernador no le gustó que el valiente sacerdote le hablara de la pobreza, la desaparición de la cultura del trabajo por la dadiva, la eternización, la falta de remedios, la inseguridad y la droga. Tuvo una reacción infantil que sorprendió hasta a los que estaban al lado. Se negó a rezar el Padre Nuestro, y a pasarle la mano para orar a los funcionarios oriundos de esa localidad.

Según publicó TN, hace 22 años que Gildo Insfrán gobierna la provincia de Formosa. No había duda de que la crítica iba a él. El cura de Ibarreta, Miguel Ángel Rojas, aprovechó la presencia del gobernador en un acto por el aniversario del pueblo y le enrostró con tono firme, sin levantar la voz, las penurias que viven los vecinos porque no hay médicos suficientes, crece la droga y la inseguridad. Le dijo: “No basta tener escuelas si no hay maestros, u hospitales sin profesionales”. Pidió que se termine con la dádiva y le exigió que “la equidad no sea solo de palabra”.

La reacción de Gildo Insfrán fue inmediata. Cuando el sacerdote empezó a rezar el Padre Nuestro, todos se tomaron de las manos…bueno, no todos. Insfrán estaba en un palco junto a colaboradores que quisieron entrelazar los dedos con los del Gobernador, pero se quedaron con las palmas mirando al cielo. Insfrán se puso rígido y clavó sus brazos al cuerpo. Su cara lo decía todo. Mirá el video que llegó a TN y la Gente.

No fue la única crítica que escuchó Insfrán en las últimas horas. El presidente Mauricio Macri estuvo en la provincia y criticó la “capacidad de reinventarse” del Gobernador que se mantiene en el poder desde 1995 pese a las denuncias por corrupción. En estas elecciones, Insfrán encabeza la lista de senadores del FpV como candidato “testimonial”.

Comments

comments

Comenta aquí