DestacadasSin categoría

González para justificar que no va donar nada, mintió, apeló a una frase bíblica antipopulista y pegó a la oposición, a los legisladores del PJ y al propio Gildo Insfran

El ministro de gobierno y de varias carteras más del gabinete del Gildo insfran, Jorge Abel González, volvió a reaccionar como un facho, usando la conferencia de Covid, para hacer caer todo el peso del estado y del servicio de informaciones que maneja para descalificar groseramente al bioquímico Pichón Motter, acusándolo de lo mismo que podría acusarse a la mayoría de los funcionarios de Insfran, desde Ibañez,Cabrera y la Zabala de copes, hasta el antecesor de González y el ex represor, Elvio Borrini.

En la conferencia del sábado, volvió a carpetear y pegar irresponsablemente a diestra y siniestra, ante una nueva pregunta de la periodista Julieta González de Radio Parque sobre si en esta oportunidad, y ante la alegre adhesión a nuevas restricciones que en Formosa ya llevan 14 meses de cierre total de comercios (10 meses de 100% de cuarentena, con 0 casos), si ellos al igual que los funcionarios de otras provincias, iban a donar parte de sus sueldos como gesto para tener autoridad para seguir pidiendo esfuerzos y sacrificios a los demás.

González primero tiró el centro a Ibañez, que siempre responde con educación y el aplomo de un funcionario. Pero luego González, que no puede contenerse retomó la palabra y arremetió fascista e iracundamente contra todos, se descontroló totalmente ante la sola mención de la posibilidad, de hacer algún tipo de desprendimiento de los suculentos sueldos que los funcionarios cobran puntualmente a fin de mes, como gesto solidario, humanitario o de empatía con los comerciantes y emprendedores a los persiguen y no los dejaron trabajar.

Hay que estar verdaderamente mal, para donar y publicar. ¿Y para no donar nada, echar la culpa siempre a otros y exigir siempre el esfuerzo y el sacrificio a los demás?

González para justificar que él no va a hacer ningún esfuerzo personal, primero arremetió contra los funcionarios de otras provincias y los legisladores nacionales que efectivamente donaron parte de sus dietas para ayudar, aunque sea simbólicamente, en la lucha contra la pandemia y contra el gesto de los concejales de la oposición de la ciudad de Formosa, de recientemente donar camillas a Hospitales locales.

Hay que estar muy jodido, verdaderamente muy, pero muy mal

Tenes que estar muy jodido si tenés que publicar en las redes sociales que entregas parte de tu dinero, para que todo el mundo se entere, verdaderamente tenes que estar muy mal”, ironizó despectivamente contra las personas que hacen donaciones y publicitan su buen gesto para que la comunidad se entere e incentivar que los demás hagan lo mismo.

 “No dejes que tu mano izquierda sepa lo que hace la derecha”. Evangelio de San Mateo, capítulo 6, versículo 3. En una referencia bíblica antipopulista, no dar esto en nombre de este, para luego exigirle lealtad, en búsqueda de sometimiento.

“Algunos creemos que no se tiene que enterar tu mano izquierda de lo que hace la derecha”, dijo sonriente apelando a una frase bíblica anti populista, para abonar la teoría antidemocrática de la desinformación pública y la negación de los funcionarios de su gobierno para no dar a conocer nunca los sueldos que ganan, ni la declaración patrimonial de los bienes de su entorno familiar.

Actitud autoritaria propia de funcionarios negacioncitas, que al preguntarle qué destino le darán a fondos públicos recibidos de nación para la lucha del Covid, contraatacan preguntado de donde salió los fondos privados para comprar una radio independiente. Otra imbecilidad, de los que luego alientan, que ni la mano izquierda debe enterarse de lo que roba la mano derecha.

Jubilaciones de privilegio y funcionarios de la dictadura

Lo más facho y desopilante para intentar justificar que van a seguir culpando de todos los males a los demás, sin nunca hacerse cargo de nada, y que van a seguir pidiendo sacrificios y esfuerzos a los que persiguen y desde hace 14 meses no dejan trabajar, producir, comerciar y ganarse dignamente el pan con el sudor de su frente, sin que los funcionarios hagan ningún esfuerzo propio.

Ante la pregunta de la joven periodista Julieta González, luego de despotricar contra propios y extraños, González le tiró en forma hipócrita y fascista un carpetazo de jubilaciones de privilegio de generaciones pasadas, que en el discursos ellos mismo dicen que no hay que hacerse, cuando defienden a Florencia, a Piatregalla o la Donda, pero lo hacen descaradamente, si en la larga lista de jubilaciones de diputados y funcionarios justicialistas, impulsados e integrados por Gildo Insfran, cuando era miembro de la Legislatura y luego como vicegobernador, 8 años presidente de la Cámara de diputados de la provincia, la integra algún ex legislador de oposición, entonces está mal.

Gildo Insfran fue diputado provincial con 32 años de edad, desde 1983 a 1987, y Presidente de Cámara de Diputados desde 1987-1995, él y los 2/3 de diputados del PJ impulsaron y se jubilaron como legisladores, aunque muchos renunciaron luego cuando alcanzaron cargos superiores 

Cuando Gildo Insfran impulsó la sanción de su propia jubilación de privilegio siendo diputado, a la cual después renunció, al ser electo Gobernador, está bien. Igual está bien que hace 30 años hayan recibido similar beneficio, todos los legisladores justicialistas que pasaron por la cámara y que después se convirtieron en funcionarios provinciales, todos esos beneficio -para González- están bien otorgados.

Pero si se infiltraron algunos opositores, eso esta mal, y es responsabilidad de Julieta González, que en esa época todavía no había nacido, esos deberían tener vergüenza de no renunciar a sus jubilaciones. Pero que quede claro que ni González, ni Ibañez, ni ningún charlatán multimillonario funcionario provincial, va a dar cuenta de lo que ganan, ni publicar sus declaraciones de bienes patrimoniales, y ni por humanidad ni por vergüenza, van a donar nada a nadie, que el esfuerzo lo hagan los demás y que las culpas la carguen los demás. Ese es el modelo.

Comenta aquí