Política

Hace tres años funcionario formoseño era indagado por lavado de dinero

El juez Claudio Bonadio, había citado al mendocino funcionario formoseño, director del Fondo Fiduciario Provincial de Formosa (Fonfipro), por un caso de lavado de dinero y canje de Cheques, pero además está denunciado por el caso Skanka y el pago irregular de 7,6 millones de pesos que hizo el gobierno de Formosa a la firma The Old Fund, vinculada a Amado Boudou.

Melchor se presentó un martes en Tribunales y declaró como indagado. Se lo acusaba de participar en una maniobra de lavado de dinero facilitada por el Fonfipro. En el año 2006 una empresa de publicidad sin actividad comercial depositó dinero en su cuenta del Banco Francés. El banco reportó una operación sospechosa y el por entonces fiscal antilavado Raúl Pleé hizo la denuncia.

De los 2,3 millones de pesos que entraron a la cuenta de «Possi Pubicidad», una agencia sin forma de justificar esos ingresos, 1,5 millones fue a parar al Fonfipro. El Fonfipro cobraba una comisión por transformar los cheques de «Possi Publicidad» en efectivo. La gestión de cobro la hacía una intermediaria llamada Boar. Los pagos los recibía en nombre de Boar Alberto Rumi González. Las dos mujeres que aparecen al frente de la sociedad Boar admitieron en Tribunales que firmaron papeles en una escribanía a cambio de unos pocos pesos pero no saben nada de la operatoria millonaria. Los dueños de la agencia fueron citados por Bonadio. Santiago Podestá y Guillermo Rossi están imputados en la causa.

Melchor negó haber cometido delito. Según su declaración no conoce a la agencia de publicidad. En cambio sí reconoció haber recibido los cheques a través de Boar porque esa firma se había presentado ante el Fonfipro para que el organismo interviniera en la gestión de cobro de cheques.

Melchor explicó que la empresa Boar «bajo juramento» se hacía responsable por la procedencia de los cheques. Aseguró que en 2006 no se había sancionado la ley de lavado de dinero y no tenía obligación de informar la procedencia de los cheques. Explicó que el Fonfipro daba créditos a productores -entre otras muchas cosas- y que la «gestión de cobros» aportaba dinero para dar créditos. Definió a la operatoria de cobrar cheques y quedarse con una comisión como algo habitual «en el sistema bancario». Explicó también que en 2006 el Fonfipro «gestionó o recibió para su gestión de cobro 5279 cheques y eso significa que los 60 cheques por los que empezó esta causa son mínimos en el movimiento informado».

Melchor no aceptó preguntas, firmó el acta y se fue de la secretaría de Bonadio. En el mismo piso de Tribunales, en el juzgado de Casanello se investiga otra maniobra donde estuvo involucrado el Fonfipro, que como se ve, no solo otorga créditos a los productores formoseños.

Fue esa entidad formoseña la que pagó los 7,6 millones de pesos que cobró la firma The Old Fund por asesorar al gobierno de Gildo Insfrán para renegociar la deuda provincial con el estado nacional. Según el juez Ariel Lijo, que investiga el Caso Ciccone, The Old Fund, que se quedó con la imprenta, pertenece al vicepresidente Amado Boudou.

El Gobernador Gildo Insfran, seguramente tendrá que dar explicaciones acerca de por qué le pagaron una cifra millonaria a The Old Fund por un asesoramiento sobre una materia en la que la ignota firma de consultoría no tenía ninguna experiencia.

 

Comments

comments

Comenta aquí