Sin categoría

Hernández dijo que los contagios no son por las marchas, sino por ingresos ilegales

El presidente de la UCR de Formosa desnudó el verso oficial

El presidente de la Unión Cívica Radical de Formosa, Dr. Martín Hernández, dejó en pelotas al verso oficial, y puso en relieve el motivo de los acelerados contagios de coronavirus de las últimas semanas en la provincia, que en una semana se cobró diez vidas.

Puso en ridículo la “saraza” de Gildo Insfrán en el manejo de la situación sanitaria al dar a conocer los verdaderos motivos de contagio. Dijo que la gran circulación comunitaria del Covid 19 tiene su razón en los ingresos ilegales desde el Paraguay a la provincia, en particular a Clorinda y Formosa capital.

Para esos ingresos ilegales de personas, se utilizan los pasos ilegales “que todos conocemos y sabemos que se utilizan, no solo para la entrada de gente, sino además para el contrabando, etc.”, dijo Hernández.

Muy seguro, afirmó que “los contagios no tienen que ver con las marchas de la oposición pidiendo libertad ni porque los comercios abren. Suceden por lo que el gobierno no hizo durante largo tiempo. No hicieron nada al respecto, no movieron un dedo, a pesar que nosotros nos ofrecimos para ayudar, y les pedimos que crucen datos de personas que van y vienen sin control de migraciones ni sanitarios, pero no nos hicieron caso” se lamentó.

Reveló un dato que hace tambalear al gobierno provincial en su relato, al destacar que “más de 3.000 paraguayos de Alberdi y zonas cercanas pasaban y pasan a Formosa a cobrar sueldo, IFE y otros beneficios sociales. Esa gente viene como sea a cobrar esos planes y lo hacen de manera ilegal y pasos conocidos por todos pero que no tienen control”.

Agregó que “también pedimos cruzamiento de datos del padrón en Clorinda, pero no aceptaron. En Clorinda los paraguayos van al banco, al supermercado, a otros comercios, a visitar a parientes. No es estigmatización de los paraguayos, sino saber que el que ingresa ilegalmente es quién contagia. Lo único que hicieron es correr la frontera de Clorinda y los encerraron a todos”, afirmó.

Defensa del Consumidor,

la mano dura del gobierno

El titular de la UCR también tuvo párrafos muy duros hacia la Subsecretaría del Consumidor y el Usuario, cuyo conductor es el impresentable y desfachatado Edgar Pérez.

“Este organismo se convirtió en una especie de mano dura del gobierno de Insfrán, permitido por un municipio capitalino pusilánime, que deja al gobierno meterse en todo lo que no corresponde. Ataca a todos los comerciantes con cualquier pretexto. Ante un salero corrido o cualquier cosa, vienen con multas, clausuras, prohibiciones, y frente a este proceder autoritario, violento y abusivo, es que los comerciantes dijeron basta y se animaron a salir a reclamar sus derechos”, destacó Hernández.

Profundizó sobre estos atropellos incalificables, al poner de manifiesto que “encima quieren mandar preso a los comerciantes con denuncias que les llegaron en los últimos días, con acusaciones falsas y descabelladas, con la vieja metodología de este gobierno de permanente malas prácticas de inventar escenarios falsos”.

 

No se hizo lo que había que hacer

Hernández criticó además la falta de políticas sanitarias adecuadas para hacer frente a la pandemia por coronavirus. Dijo que “todo el mundo sabía que el virus iba a entrar. Lo importante era preparar el sistema sanitario y concientizar a la gente. Lo que tenemos que hacer es cuidarnos entre todos y acatar las recomendaciones preventivas. Y lo que hicieron es de una incoherencia absoluta, que es cerrar todo, prohibir la libertad y atentar contra las actividades comerciales con medidas abusivas y arbitrarias”, subrayó.

Añadió que por caprichos y abusos, mantuvieron en Formosa medidas muy restrictivas y severas, “por lo que tuvo que intervenir la Justicia Federal marcando el camino de manera permanente. Y parece que dijeron vamos a hacer aperturas de libertades antes que el camino judicial lo haga con fallos.

El responsable partidario de la provincia resaltó además el coraje y la valentía de los comerciantes de Formosa, en particular los gastronómicos. No tuvieron otra opción que salir a la calle a reclamar o se fundían. Algunos ya se fundieron y cerraron. Ellos hicieron malabares para sobrevivir y los contagios no se dan porque abrieron sus comercios ni por las marchas, sino por los ingresos ilegales de personas que todos conocemos”, reiteró.

 

 

 

Comenta aquí